La Biblia Moderna en Español, (haga clic en el texto en verde)     Ir al índice de la biblia   
Marcos 7:21-23

Mostrar el Capítulo y las notas   

 21 Porque desde adentro, del corazón del hombre, salen los malos pensamientos, los adulterios, las fornicaciones, los homicidios, los robos, [Engañoso es el corazón, más que todas las cosas, y perverso. Jeremías 17:9]

 22 las avaricias, las maldades, el engaño, la falta de restricción, el ojo maligno [envidia], la blasfemia, el orgullo y la insensatez. [...el instinto del corazón del hombre es malo desde su juventud...Génesis 8:21]

 23 Todas estas maldades salen de adentro y contaminan al hombre.3 [El corazón de todo hombre comienza lleno de maldad, lleno de pecado, contaminado, y descalificado para el cielo. A menos tu corazón esté limpio por el Espíritu del Señor que destruye el pecado dentro un hombre, todos los hombres caminan de acuerdo a los caminos del mundo y al dios de este mundo, satisfaciendo sus deseos y la lujuria de su carne de acuerdo a sus pensamientos, de acuerdo a su imaginación maligna, de acuerdo a sus mentes carnales que son enemistad en contra de Dios y no pueden estar sujetas a la ley de Dios. Rom 8:6-7. Todo hombre es juzgado por sus palabras y obras, incluyendo aquellos que dicen ser cristianos; Dios no le muestra parcialidad a ningún hombre. De la palabra del Señor en el interior: "Sólo un corazón que es limpiado del pecado es aceptable ante Dios. Todos están esperando que Jesús sea su excusa. Si tú todavía estás pecando, perteneces al pecado y no a mi. Veme a mi — que ningún pecado tiene lugar en mi. Estás sin excusa, oh hombre. El pecado en los creyentes es intolerable. La gente debe soportar el precio de su comportamiento descarado. El puro es inocente de toda contaminación." Usted puede pensar que usted es un cristiano y llamarle "Señor," pero si usted muere mientras todavía está pecando, es expulsado del cielo. Todos los hombres contaminados son expulsados del cielo. Cuando son purificados por la gracia, los hombres son trasladados hacia el cielo mientras todavía están en la tierra, y después para siempre. Para ser liberado del pecado, aún del deseo de pecar, usted debe obedecer los mandatos hablados por el Señor que usted se expone al oír, al espéralo a Él en humilde silencio a medida que usted oye y vela; esa es la única cosa necesaria. Lucas 10:39-42. ]

Mateo 15:18-19

Mostrar el Capítulo y las notas   

 18 Pero lo que sale de la boca viene del corazón, y eso contamina al hombre. [Engañoso es el corazón, más que todas las cosas, y perverso. Jeremías 17:9...el instinto del corazón del hombre es malo desde su juventud...Génesis 8:21]

 19 Porque del corazón salen los malos pensamientos, los homicidios, los adulterios, las inmoralidades sexuales, los robos, los falsos testimonios y las blasfemias.5 [El corazón de todo hombre comienza lleno de maldad, lleno de pecado, contaminado, y descalificado para el cielo. A menos tu corazón esté limpio por el Espíritu del Señor que destruye el pecado dentro de cada hombre, todos los hombres caminan de acuerdo a los caminos del mundo y al dios de este mundo, satisfaciendo sus deseos y la lujuria de su carne de acuerdo a sus pensamientos, de acuerdo a su imaginación maligna, de acuerdo a sus mentes carnales que son enemistad en contra de Dios y no pueden estar sujetas a la ley de Dios. Todo hombre es juzgado por sus palabras y obras, incluyendo aquellos que dicen ser cristianos; Dios no hace distinción con ningún hombre. De la palabra del Señor en el interior: "Sólo un corazón que está limpio de pecado es aceptable ante Dios. Todos están esperando que Jesús sea su excusa. Si tú estás pecando todavía, le perteneces al pecado y no a Mi. Véanme a mi — por lo tanto ningún pecado tiene lugar en mi. Tú estás sin excusa, oh hombre. El pecado en los creyentes es intolerable. El puro es inocente de toda contaminación." Usted puede pensar que es un cristiano y tal vez le llama "Señor," pero si usted muere mientras todavía está pecando, usted es expulsado del cielo. Todos los hombres contaminados son excluidos del cielo. Cuando son purificados por la gracia, los hombres son trasladados hacia el cielo mientras están en la tierra y después para siempre. Para ser liberado del pecado, aun del deseo de pecar, usted debe obedecer los mandatos hablados por el Señor a los cuales usted se expone para oír, al esperarlo a Él en humilde silencio a medida que usted oye y vela; lo cual es la única cosa necesaria. Lucas 10:39-42.]

Jeremías 16:12

Mostrar el Capítulo y las notas   

 12 Y vosotros habéis actuado peor que vuestros padres; porque he aquí que vosotros os camina cada uno tras la imaginación de su malvado corazón y mente, y por lo tanto no me oyen ni me obedecen.1 [Hasta limpiados por la Señor, el corazón y la mente de cada hombre está lleno de mal. De la Palabra del Señor en el interior: "Como muchos lo son a los pies de su salvador, hay seis cosas que pondré en orden en frente de tus ojos:

  1. cómo las cosas malas salen del corazón,
  2. y entonces salen de la boca.
  3. cómo tu corazón añora el mal.
  4. cómo tus pies son rápidos para correr al mal.
  5. cómo tu corazón construye una torre fortificada como un baluarte de defensa.
  6. cómo tu corazón es un espejo del mundo; (el mundo entero está en impiedad)."
Debemos escuchar y obedecer persistente para ser limpiados.]

Jeremías 17:9,7:24

Mostrar el Capítulo y las notas   

 9 "Engañoso es el corazón, más que todas las cosas, y perverso. ¿Quién lo conocerá?1 [Desde la caída de Adán, la que causó que se alejara de la comunión con Dios y del paraíso, el corazón de cada hombre desde su juventud está lleno de egoístmo, con pecado, con maldad; codicia, (querer más, lo cual es idolatría); inmoralidad sexual; lujuria; orgullo; ira; envidia; etc. Nosotros somos una raza caída con corazones contaminados, descalificados para el cielo. Sólo al negarnos a nosotros mismos, esperando al Señor, y obeciéndole, (lo cual es seguir a Jesús), tenemos alguna esperanza de reconciliación con Dios y de entrar en el cielo al morir.]

Mostrar el Capítulo y las notas   

 24 Pero no escucharon ni inclinaron su oído, sino que caminaron en la dureza de su malvado corazón, según sus propios planes. Caminaron hacia atrás y no hacia adelante.

Génesis 8:21

Mostrar el Capítulo y las notas   

 21 Jehovah percibió el grato olor, y dijo Jehovah en su corazón: "No volveré jamás a maldecir la tierra por causa del hombre, porque el instinto del corazón del hombre es malo desde su juventud. Tampoco volveré a destruir todo ser viviente, como he hecho.1

Jeremías 11:8

Mostrar el Capítulo y las notas   

 8 Pero no escucharon ni inclinaron su oído. Más bien, se fueron cada uno tras la porfía de su malvado corazón.1 Por eso traeré sobre ellos todas las palabras de este pacto que mandé que cumpliesen, pero que no cumplieron."

Para ver el(los) versículo(s) mostrado(s) paralelamente en Nueva Intl, Reina Valera, y La Biblia de las Américas, haga click aquí.