La Biblia Moderna en Español, (haga clic en el texto en verde)     Ir al índice de la biblia   
Romanos 8:8

Mostrar el Capítulo y las notas   

 8 Así que, los que viven según la carne no pueden agradar a Dios. [¡Tome nota! Si usted está viviendo para sus deseos y placeres, si usted está caminando según su mente carnal, si usted todavía está sin la guía continua del Espíritu de Dios, usted está en la carne. Si usted no ha crucificado la carne en la cruz interna de la negación propia, usted no es de Cristo: porque los que son de Cristo Jesús han crucificado la carne con sus pasiones y deseos [lujuria y afectos]. Gal 5:24.]

Juan 8:34

Mostrar el Capítulo y las notas   

 34 Jesús les respondió: --De cierto, de cierto os digo que todo aquel que practica el pecado es esclavo del pecado.5 [Si usted todavía está pecando, el pecado es su maestro, y el Señor no puede ser su Señor ni Maestro porque como dijo el Señor, no se puede servir a dos maestros. De la Palabra del Señor en el interior: "Si todavía estás pecando, tú perteneces al pecado y no a mí. Aquellos que son de Cristo han acabado con el pecado. Recuerda, cada persona que peca lo niega a Él como Señor y Maestro." Su desafío es ser liberado del pecado por Él, para así ser más bien esclavo de la justicia, sólo hablando las palabras que usted le oye a Él decirle a usted inmediatamente antes de hablar y sólo hacer lo que Él le ordena que usted haga. No se engañe a sí mismo pensando que no está pecando; porque hasta que usted sea guiado por la luz del Señor en cada palabra que debe hablar y cada acción que debe hacer, usted está caminando en los caminos del mundo, de acuerdo al príncipe de la potestad del aire, (Satanás), en los deseos de la carne, satisfaciendo los deseos de su carne y los pensamientos de su mente; y eso es caminar en oscuridad, lo cual es pecado. A menos que su imaginación y su mente carnal hayan sido destruidas por el Señor y reemplazadas con la mente de Cristo, usted todavía está pecando.]

Romanos 8:13

Mostrar el Capítulo y las notas   

 13 Porque si vivís conforme a la carne [la naturaleza pecaminosa], habéis de morir; pero si por el Espíritu hacéis morir las prácticas de la carne, viviréis.4 [Por lo tanto, haced morir lo terrenal en vuestros miembros: fornicación, impureza, bajas pasiones, malos deseos y la avaricia, que es idolatría. Col 3:5. Despojaos de la vieja naturaleza que controlaba vuestra conducta; la cual se corrompe a sí misma por medio de lujuria y deseos que surgen del engaño. Efe 4:22]

1 Timoteo 5:20

Mostrar el Capítulo y las notas   

 20 A los que continúan pecando, repréndelos delante de todos para que los otros tengan temor.2 [¡Tome nota! En la iglesia primitiva el pecado no era tolerado; aquellos que estaban pecando debían ser expuestos y reprendidos públicamente, para que otros en la asamblea tuvieran temor de pecar y también de sufrir una reprensión pública. ¿Se parece esto siquiera vagamente al así llamado cristianismo de hoy en día? NO, porque el cristianismo de hoy en día ha pisoteado la gracia, convirtiéndola en un permiso para la inmoralidad, en vez de el proceso de enseñanza para dejar de pecar y vivir una vida piadosa. Y, por lo tanto, no hay temor de Dios dentro del cristianismo; sin embargo el temor de Dios es el punto de partida absoluto de la religión; sin temor para motivarlo a alejarse del mal, usted está perdido sin esperanza.]

Marcos 9:43,45,47,48

Mostrar el Capítulo y las notas   

 43 Si tu mano te hace tropezar, córtala. Mejor te es entrar manco a la vida que teniendo dos manos, ir al infierno, al fuego inextinguible, [Jesús nos está diciendo enfáticamente que el infierno es horrible, y que si deseamos escapar del infierno, el pecado debe ser eliminado. Él no quiere que nos mutilemos a nosotros mismos. Él quiere que vayamos a Él para que Él pueda purificarnos y liberarnos de todo pecado por medio de la fe obediente a los mandatos que le oímos a Él hablarnos a medida que le esperamos en silencio humilde.]

 45 Si tu pie te hace tropezar, córtalo. Mejor te es entrar cojo a la vida que teniendo dos pies, ser echado al infierno,

 47 Y si tu ojo te hace tropezar, sácalo. Mejor te es entrar con un solo ojo al reino de Dios que, teniendo dos ojos, ser echado al infierno,3 [En Mateo 5:28-29 Jesús nos dice que aún mirar a una mujer con deseo es pecado suficiente para llevarnos al infierno. Si queremos escapar el infierno, mientras estamos en la tierra debemos ser liberados aún del deseo de nuestros pecados. Los corazones de todos los hombres son contaminados y debemos ser purificados por Jesús para entrar en el reino de Dios mientras estamos en la tierra.]

 48 donde su gusano no muere, y el fuego nunca se apaga.

Mostrar el Capítulo y las notas   

Santiago 4:8-10

Mostrar el Capítulo y las notas   

 8 Acercaos a Dios, y él se acercará a vosotros. Limpiad vuestras manos, pecadores; y purificad vuestros corazones,2 vosotros de doble ánimo. [Santiago le dice a aquellos que están en las iglesias, quienes todavía están pecando, que purifiquen sus corazones al acercarse a Dios; lo cual ocurre al persistente y pacientemente esperarle a Él, escuchando y obedeciendo lo que usted oye al Señor mandarle.]

 9 Sean profundamente penitentes, lamentad y llorad [por su esclavitud al pecado]. Vuestra risa se convierta en llanto, y vuestro gozo en tristeza.

 10 Humillaos delante del Señor, y él os exaltará. [De la Palabra del Señor en el interior: "Las debilidades profesadas son la humildad del alma. Esfuérzate por ser humilde; evita el dominio. Humilde, humilde, humilde."]

Romanos 2:9

Mostrar el Capítulo y las notas   

 9 aflicción y angustia sobre cada persona que hace lo malo [que peca], de los judíos primero y también de los gentiles; [¡Tome nota otra vez! Todavía existe el mal. El pecado todavía existe. La ley define el pecado y el mal, de manera que todavía hay ley. Todo hombre tiene la ley moral escrita en su corazón, por medio de la cual Dios juzgará a todos los hombres de la misma manera, Rom 2:6 más arriba, Rom 2:8-16 más abajo; Dios no muestra parcialidad hacia ningún hombre. Rom 2:11 más abajo. Todo hombre que continúa pecando recibirá furia indignación, ira, angustia, y aflicción de Dios; todo hombre incluye aquellos que creen en Jesús. ¡Todo hombre será juzgado por sus obras, (vea el versículo 6 más arriba), ya sean malas o buenas! Jesús no es su pase libre para salir del infierno. Despierten, ustedes que se llaman a sí mismos cristianos; ustedes han sido totalmente engañados por lobos voraces vestidos de ovejas, acerca de quienes nos advirtió tanto Jesús como Pablo.]

Efesios 5:5-6

Mostrar el Capítulo y las notas   

 5 Porque esto lo sabéis muy bien: que ningún inmoralidad sexual ni impuro ni codiciosa, el cual es idólatra, tiene herencia en el reino de Cristo y de Dios. [Pablo nos dice que la codicia es idolatría. Por lo tanto lo que sea que queremos o que valoramos, eso adoramos; y cómo uno pasa su tiempo libre define su devoción.  De la Palabra del Señor en el interior: "debes aprender a odiar todo lo que adoras."]

 6 Nadie os engañe con vanas palabras, porque a causa de estas cosas viene la ira de Dios sobre los que son desobedientes.1 [De la Palabra del Señor en el interior: "Efesios 5:5-6: Este es el vacío de la tierra, hecho perfectamente claro. Los que son inmorales no tienen heredad en el reino de Dios." Los pueblos de la tierra han ignorado estos comportamientos que son perfectamente claros los cuales excluyen a cualquier persona del reino de Cristo y de Dios, junto con una petición de no ser engañado por cualquiera que le dice algo diferente, como lo hacen los predicadores del cristianismo. Es sólo al esperar al Señor para oír y obedecer sus mandatos que uno puede llegar a ser puro, libre de inmoralidad sexual, y libre de codicia. De la Palabra del Señor en el interior: "El camino es clarooye y obedece."]

1 Juan 3:8

Mostrar el Capítulo y las notas   

 8 El que comete el pecado es del diablo, porque el diablo peca desde el principio. Para esto es revelado el Hijo de Dios [en nosotros]: para deshacer [en nosotros] las obras [pecado] del diablo.4 [Que nadie lo engañe, diciendo que todavía se puede pecar y pertenecer a Dios; los que aún están pecando sirven al diablo. Cristo es revelado en nuestra carne para destruir las obras del diablo, al condenar los pecados secretos en nuestro corazón, y después destruir aún nuestro deseo de pecar. Pablo confirma a Jesús destruyendo las obras del diablo en cada creyente purificado: "el Dios de paz aplastará en breve a Satanás debajo de vuestros pies." Rom 16:20.]

1 Corintios 15:34

Mostrar el Capítulo y las notas   

 34 Despertad a la justicia, y no pequéis más, porque algunos tienen ignorancia de Dios. Para vergüenza vuestra lo digo. [Pablo está avergonzando a aquellos que piensan que son justos mientras todavía están pecando, así como Juan nos advirtió que no seamos engañados de la misma manera. De la palabra del Señor en el interior: "Aspira a la justicia y búscala, sin la cual nadie verá al Señor. No seas engañado con respecto a la justicia; todo pecado es injusticia. Si todavía estás pecando, tú perteneces al pecado y no a mí. ¿Estás de acuerdo con alguien que en su arrogancia haya dicho que Dios excusa el mal en los creyentes? No es justo, pero a ellos no les importa. La cruz es ofrecida a todos. En este proceso de llevar la cruz, su pecado desaparece gradualmente, por dentro y por fuera, hasta que usted esté satisfecho." Ni siquiera hay una justicia imputada hasta la muerte de la naturaleza pecaminosa en la cruz interna de la negación propia. Vea la definición de justicia en la nota 3 de 1 Juan 3.]

Para ver el(los) versículo(s) mostrado(s) paralelamente en Nueva Intl, Reina Valera, y La Biblia de las Américas, haga click aquí.