La Biblia Moderna en Español, (haga clic en el texto en verde)     Ir al índice de la biblia   
Juan 6:44

Mostrar el Capítulo y las notas   

 44 Nadie puede venir a mí, a menos que el Padre que me envió lo traiga y le de el hambre para venir a mí;3 y yo lo resucitaré en el día final. [De la Palabra del Señor en el interior: "Aquellos que tienen hambren son el pueblo escogido de Dios."  Todos son llamados anónimamente por Dios para alejarse del mal; aquellos que hacen caso de su ruego son escogidos para ser atraídos por Él con un hambre por más. Bienaventurados los que tienen hambre y sed de justicia, porque ellos serán saciados, Mat 5:6; ¡Ay de vosotros, los que ahora estáis saciados! Porque tendréis hambre. Lucas 6:25. El Padre nos atrae con amor. De la Palabra del Señor en el interior: "La gente no puede venir en el temor; ellos deben venir en el amor." Con una revelación espiritual el Padre nos atrae a sí mismo, lo cual crea un hambre de más en nosotros; sólo ese don de tener hambre puede motivar al hombre para dar su vida en obediencia. Las predicaciones acerca del fuego del infierno y de la condenación, que tratan de asustar a la gente para que se unan a las sectas, es una abominación.]

Para ver el(los) versículo(s) mostrado(s) paralelamente en Nueva Intl, Reina Valera, y La Biblia de las Américas, haga click aquí.
_______________________________________

3 Nadie puede venir a mí, a menos que el Padre que me envió lo traiga y le de el hambre para venir a mí.Toda persona es llamada anónimamente por Dios a apartarse del mal en su día de visitación cuando Cristo, la luz dada a todo hombre para que pueda creer, predica el evangelio en ellos; Él toca la puerta de cada persona (el corazón). La gran mayoría de las personas ignoran su llamado anónimo para alejarse del mal porque aman su estilo de vida egoísta y no tienen amor por la verdad acerca de sus malos caminos. Así ellos niegan y odian la verdad; así ellos niegan y odian a Cristo. Los pocos que sí hacen caso de sus ruegos anónimos, amando la verdad, se alejan del mal para entonces ser escogidos por Dios al recibir más de su Espíritu a cambio; Dios les da a probar de su bondad por medio de la revelación, que crea el hambre y sed en ellos por más de Él — para así buscarle con todo su corazón y su alma.

De la Palabra del Señor en el interior: "La gente no puede venir en temor; ellos tienen que venir en amor;" el Padre tiene que haberlo atraído con una revelación que inculca un hambre de más en usted porque el amor de Dios y el hambre de más de Él es el único motivador que perdura. Aquellos quienes no han sido atraídos por Dios con una experiencia espiritual que le da un sabor y un hambre de más, deben alejarse del mal lo mejor que puedan, distribuir liberalmente a los pobres, y orar a Dios para que les de esa experiencia, prometiéndole a cambio que usted le buscará con su mejor esfuerzo.

_______________________________________