La Cruz Perdida de la Pureza



 

Cómo Esperar en Dios
y Beneficiarse de Su Poder Purificador


Bueno es Jehovah para los que en él esperan, para el alma que le busca.

Lam 3:25

Ciermente él ama a los pueblos; todos tus santos están en tus manos.
Ellos se sientan a tus pies y cada uno recibe tus palabras.
Deu 33:3


Jesús dijo:
"Pero una sola cosa es necesaria.
Pues María ha escogido la buena parte, la cual no le será quitada." —
sentarse a los pies de Jesús y oír su palabra.
Lucas 10:39-42


Las palabras que yo os he hablado son espíritu y dan vida.
Juan 6:63

El texto en azul claro o azul claro “en negrita” se puede presionar para obtener la escritura correspondiente.

Tabla de Contenidos
1. Esperar a Dios
   1.1 ¿Por qué buscar a Dios?
   1.2 La fe interior — Cristo en usted
   1.3 Más acerca de escuchar
2. El ambiente para el éxito
   2.1 Cuente los costos
   2.2 Simples reglas para comenzar
   2.3 Verdadera comunión
3. Técnicas
   3.1 El sueño debe ser reducido
   3.2 Hábito diario
   3.3 Acallar la mente
   3.4 Ayunar
   3.5 Sequedad
   3.6 Reconocer Su voz
   3.7 No confíe en los sueños
   3.8 Registrar sus mensajes
4. El cuidado de Dios por nosotros
5. El ministerio de la condenación
   5.1 Convicción
   5.2 Pecados secretos en contraste con los
          obvios

   5.3 La eliminación del pecado
   5.4 Aún sus pensamientos tienen que
          morir

   5.5 Anticipo a acallar la mente
6. Dudas
7. La oposición
   7.1 Tentaciones
   7.3 Personas con poder pero sin la verdad
   7.4 Señales falsas
8. Tribulación
9. La recompensa provisional
10. El reino de Dios

Esperar a Dios

"Vamos a él, y él hace llover ayuda sobre nosotros;
este ejercicio de Dios purifica bien a aquellos que lo hacen."
De la Palabra del Señor en el interior.

La gracia y la verdad vienen por medio de Jesucristo, Juan 1:17, habiendo probado la muerte por cada hombre, Heb 2:9. Jesús hizo que la gracia de Dios que purifica el corazón y el alma estuviera disponible para todos, pero debemos obtener acceso a esa poderosa gracia al ir a Dios para recibir sus enseñanzas, convicciones, y poderosa eliminación del pecado de nuestros cozones. Nosotros obtenemos acceso al poder de Dios por medio de la gracia al esperarlo a Él. La salvación, la cual es ser liberado de todo pecado, viene a aquellos que lo esperan.

Sin el poder de Dios obrando en usted, no hay victoria, no se puede vencer. Hay tres fuentes de donde el poder de Dios es liberado para purificarlo: 1) el poder en la verdadera esperanza y el evangelio, 2) el poder de la cruz interior de la negación propia, y 3) el poder en el nombre de Jesús. Este poder de Dios obra en nosotros, y nos guarda a través de la fe hasta la salvación, la que consiste en ser liberado del pecado. Hoy el cristianismo está sin la cruz y sin la verdadera esperanza; y así, sin el poder de Dios, dejado sólo como una apariencia (cascarón vacío) del cristianismo original, sin la nueva vida de la nueva criatura, sin santidad, revolcándose en el pecado, haciendo alarde de su imperfección, pereciendo, cuyo fin es la destrucción. Porque sin el poder de Dios que es liberado para cambiar al hombre, su corazón está lleno de pecado y es inaceptable para Dios, independientemente de lo que sus labios puedan decir como forma de culto. El poder de Dios, la cruz interna de la negación propia, comienza al esperar al Señor, con la esperanza del evangelio: libertad del pecado, entrar en el reino de Dios mientras estamos en la tierra, y unión con Cristo y con Dios.

Esperarlo a Él es sentarse persistentemente en humilde silencio, escuchar su voz y sus palabras, velar para ver sus revelaciones, oír sus mandatos, y después obedecerle. La espera en Dios se registra en toda la Biblia, tanto en el Antiguo Testamento como en el Nuevo Testamento. Esperar a Dios es la manera en como la iglesia primitiva hizo que se cumplieran las promesas del verdadero evangelio: ser liberado de la esclavitud del pecado, para entrar en el reino de Dios, y estar en unión con Cristo y con Dios.

A continuación se presentan algunas de los muchos versículos tanto en el Antiguo como el Nuevo Testamento que hablan del beneficio de esperar:

Sea tu misericordia, oh Señor, sea en proporción a nuestra espera y la esperanza en ti. Sal 33:22

Aguarda y espera en Jehovah. Esfuérzate, y que tu corazón esté confiado. ¡Sí, espera en Jehovah! Sal 27:14

Pero los que esperan en Jehovah renovarán sus fuerzas; levantarán las alas como águilas. Correrán y no se cansarán; caminarán y no se fatigarán. Isaías 40:31

Bienaventurado el hombre que me escucha, velando ante mis entradas cada día, esperando en los postes de mis puertas.
Porque el que me halla, halla la vida; y él obtiene el favor de Jehovah. Prov 8:34-35


Se dirá en aquel día: "¡He aquí, éste es nuestro Dios! En él hemos esperado, y él nos salvará: ¡Éste es Jehovah! En él hemos esperado. ¡Gocémonos y alegrémonos en su salvación!" Isa 25:9

De cierto en Dios espera en silencio mi alma; de él proviene mi salvación. Salmo 62:1

Aguarda y espera en Jehovah. Esfuérzate, y que tu corazón esté confiado. ¡Sí, espera en Jehovah! Sal 27:14

Tú, pues, vuélvete a tu Dios; practica la lealtad y el derecho, y espera siempre en tu Dios. Oseas 12:6

Bueno es Jehovah para los que en él esperan, para el alma que le busca. Lam 3:25

¡Tome nota! Esperarle a él es buscarle. Leer la Biblia e ir a los servicios de las sectas no es buscar a Dios.

Desde la fundación del mundo no se ha escuchado, ni el oído ha percibido,
ni el ojo ha visto a ningún Dios fuera de ti, que actúe a favor del que en él espera. Isa 64:4

Pablo cita el versículo recién mencionado en 1 Corintios: "Cosas que ojo no vio ni oído oyó, que ni han surgido en el corazón del hombre, son las que Dios ha preparado para los que le aman." La diferencia clave: Isaías dice espera, y 1 Cor 2:9 dice aman. Por lo tanto amar a Dios es esperarle: nosotros le esperamos para oír sus palabras que nos enseñan, nos convencen, nos animan, y nos guían — eso es amar a Dios.

Y aparecerá una segunda vez, ya no para llevar el pecado, sino para traer completa salvación a los que le esperan persistente y pacientemente. Heb 9:28

Esperar persistente y pacientemente es presenciar a Jesús trayéndole su salvación; lo que usted oye usted debe hacer caso y obedecer para obtener la salvación: habiendo sido perfeccionado, [Jesús] llegó a ser Autor y fuente de eterna salvación para todos los que presten atención y le obedezcan, Heb 5:9; es por gracia que a usted se le enseña y es cambiado para llegar a ser puro. Tit 2:11-14. Pero si esperamos lo que no aun vemos, entonces lo aguardamos [la salvación] con paciente perseverancia, Rom 8:25.

Esperar a Dios nos da el acceso al poder del Espíritu Santo que destruirá la naturaleza pecaminosa dentro de nosotros, por medio de nuestra obediencia a la cruz interna de la negación propia. Esperar a Dios es la manera de responder cuando Jesús nos dice "ven a mí," lo cual él dijo muchas veces a través de todas las escrituras. Haga clic aquí para verlas todas, a continuación vienen varias:

Yo os mostraré a qué es semejante todo aquel que viene a mí oye mis palabras hablada, y las hace.
Es semejante a un hombre que al edificar una casa cavó profundo y puso los cimientos de manera segura sobre una roca. Y cuando vino una inundación, el torrente golpeó con ímpetu contra aquella casa, y no la pudo sacudir, porque estaba fundada sobre una roca.
Pero el que sólo oye y no practica mis palabras es semejante a un hombre que edificó su casa sobre tierra, sin cimientos. El torrente golpeó con ímpetu contra ella; en seguida cayó, y fue grande la ruina de aquella casa. Lucas 6:46-50


Venid a mí, ..   Llevad mi yugo sobre vosotros, y aprended de mí. Mat 11:28-29

Dejad a los niños venir a mí y no les impidáis, porque de los tales es el reino de Dios. Lucas 18:16

Nosotros debemos ir a él como niños pequeños, con confianza, con humildad; con fe para escuchar en silencio, y fe para obedecer lo que oímos.
Porque cualquiera que se enaltece será humillado, y el que se humilla será enaltecido. Lucas 18:14

Jesús les dijo: --Yo soy el pan de vida. El que a mí viene nunca tendrá hambre, y el que en mí cree no tendrá sed jamás. Juan 6:35

Jesús dijo: Trabajad, no por la comida que perece, sino por la comida que permanece para vida eterna, que el Hijo del Hombre os dará. Yo soy el pan de vida, el pan del cielo. Porque el Espíritu es el que da vida; la carne no aprovecha para nada. Las palabras que yo os he hablado son espíritu y dan vida. Juan 6:63

Todo lo que el Padre me da (me confía) vendrá a mí;
y al que a mí viene, jamás lo echaré fuera. Juan 6:37


Nadie puede venir a mí, a menos que el Padre que me envió lo traiga
y le de el hambre para venir a mí; y yo lo resucitaré en el día final. Juan 6:44

 Pero en el último y gran día de la fiesta, Jesús se puso de pie y alzó la voz diciendo:
--Si alguno tiene sed,  que venga a mí y beba. Juan 7:37

Jesús nos dijo que sentarnso a sus pies y oír sus palabras era: 1) la buena parte, 2) lo único necesario, y 3) lo que no sería quitado:

él entró en una aldea; y una mujer llamada Marta le recibió en su casa.
Esta tenía una hermana que se llamaba María, la cual se sentó a los pies del Señor y escuchaba su palabra.
Pero Marta estaba preocupada con muchos quehaceres, y acercándose dijo: --Señor, ¿no te importa que mi hermana me haya dejado servir sola? Dile, pues, que me ayude.
Pero respondiendo el Señor le dijo: --Marta, Marta, te afanas y te preocupas por muchas cosas.
Pero una sola cosa es necesaria. Pues María ha escogido la buena parte, la cual no le será quitada. Lucas 10:38-42


 Ciertamente él ama a los pueblos; todos tus santos están en tus manos. Ellos se sientan a tus pies y cada uno recibe tus palabras. Deut 33:3

La buena parte y la única cosa necesaria, (sentarse a los pies de Jesús y oír sus palabras), no será quitado. El sentarse y oír a Dios, es una obra de amor para Dios; y esas obras sobrevivirán el paso a través del fuego que todos deben soportar.

De la Palabra del Señor en el interior:

(La definición de un tributo es: algo que usted hace, dice, o construye para mostrar que usted respeta o admira algo. Dios nos está diciendo que al esperar a Dios, estamos mostrando nuestro repeto y admiración por Él.)

Nosotros vamos a Dios, nosotros esperamos a Dios, nosotros escuchamos a Dios, nosotros velamos por Dios, nosotros esperamos oír de él, cuando le oímos, le obedecemos; estamos centrados sólo en Dios. Dependemos sólo de la gracia de Dios, pero debemos exponernos a sus mandatos, al esperarlo a Él. Esta no es una religión o meditación que uno hace uno mismo. Sentarse humildemente en silencio mientras esperamos y velamos esperando las enseñanzas de Dios, difiere radicalmente de las meditaciones, en las cuales uno debe ignorar todos los pensamientos y las voces, sin tener ni un indicio de la obediencia requerida a lo que uno oye; pero a menos que usted obedezca las convicciones y los mandatos completos que oye y entiende, no hay progreso espiritual. La obediencia es la cruz; la obediencia es negar su propia voluntad y obececer la voluntad de Dios como él le manda. Y la recompensa por la cual nos esforzamos no es sólo la liberación de la esclavitud del pecado para tener paz, gozo, y justicia en el reino de los cielos mientras todavía estamos en la tierras, sino después de la purficación: unión con Dios y con Cristo; estar en comunión con Cristo, el Padre, los ángeles, y los espíritus de los hombres y mujeres en el pasado que fueron perfeccionados; comunión en el Espíritu con otros creyentes; y cada uno de nosotros tenemos un oficio y una función en el Cuerpo de Cristo y su gobierno en la tierra por el resto de nuestras vidas aquí. El Espíritu Santo o Consolador o Espíritu de Verdad le enseñarán acerca del pecado y la justicia, lo llevarán a toda verdad, y le enseñarán todas las cosas — si usted espera a Dios en silencio humilde, mientras escucha, vela, oye sus palabras habladas, y obedeciendo sus mandatos.


Pero yo os digo la verdad: Os conviene que yo me vaya; porque si no me voy, 
el Consolador no vendrá a vosotros. Y si yo voy, os lo enviaré.
Cuando él venga, probará al mundo que están equivocados [reprobará]
con respecto al pecado, y la justicia y el juicio.
En cuanto a pecado, porque no creen en mí;
en cuanto a justicia, porque me voy al Padre, y no me veréis más;
y en cuanto a juicio, porque el príncipe de este mundo ha sido condenado. Juan 16:7-11

Y cuando venga el Espíritu de verdad, él os guiará a toda la verdad;
.. y os hará saber las cosas que han de venir. Juan 16:13-14


Pero el Consolador, quien es el Espíritu Santo, y a quien el Padre enviará en mi nombre, 
él os enseñará todas las cosas
. Juan 14:26

Por medio de la gracia el Espíritu hará lo siguiente:

De la Palabra del Señor en el interior:"El Espíritu de Gracia tanto culpa como quita, así como Jesús dijo 'arrepentíos,' y también sanó. Yo estoy con aquellos que son liberados del pecado. Aquellos que pertenecen a Cristo han acabado con el pecado."

¿Por qué buscar a Dios, al esperarlo a Él, oírlo, y obedecerle?

Jesús nos dijo que hiciéramos de buscar el reino de Dios y la justicia de Dios la prioridad más importante de nuestras vidas. Mat 6:33. Las recompensas de buscar a Dios incluyen:

De la Palabra del Señor en el interior: "Habrá llanto y crujir de dientes afuera de aquellos que obedecieron al Señor."

La fe interior

En ninguna manera nosotros disminuimos la vida física de Cristo y su sacrificio, el cual hizo que la pureza y la unión con Él fueran posibles; los beneficios de su vida terrenal están detallados en ¿Por qué la Luz? Un temor común entre los miembros de las sectas deficientes es que cualquier tipo de mirada al interior implica tratar de hacernos como un dios panteísta: mirando hacia el interior en vez de mirar hacia el exterior a Dios. Sin embargo, este temor es infundado; Pablo confirma a Cristo en el interior, al que tratamos de escuchar, ver, conocer y seguir:

¿O no conocéis en cuanto a vosotros mismos, que Jesucristo está en vosotros? 2 Cor 13:5
Cristo en ustedes, la esperanza de gloria. Col 1:27

Habitaré en ellos y andaré en ellos. Yo seré su Dios, y ellos serán mi pueblo. 2 Cor 6:16

Que Cristo habite en vuestros corazones por medio de la fe. Efe 3:17

Todas las cosas fueron hechas por medio de él, y sin él no fue hecho nada de lo que ha sido hecho. [él es Jesús.]
En él estaba la vida, y la vida era la luz de los hombres.
Juan vino a dar testimonio de la luz, para que todos creyesen por medio en elle [la Luz, Cristo].
Él [Juan] no era la luz,  sino que vino para dar testimonio de la luz,
la cual es la Luz verdadera [Cristo] que ilumina a todo hombre que viene al mundo[Cristo está en todo hombre.]
Juan 1:4,7-9


Nadie conoce quién es el Hijo, sino el Padre; ni quién es el Padre, sino el Hijo
y aquel a quien el Hijo lo quiera revelar. Lucas 10:22
Lo que se conoce acerca de Dios se revela en ellos, pues Dios se lo manifestó. Rom 1:19

Las recién mencionadas son sólo algunas de las muchas referencias bíblicas extraídas de la página web El Misterio — Cristo en usted.

La fe que los apóstoles predicaron no era una fe externa, sino una fe interna. El objeto de ambos tipos de fe era el mismo, pero las diferencias son cruciales para hacer realidad las promesas de Dios. Los dos tipos de fe son:

  1. coincidir con la historia en la Biblia que Jesús era el hijo de Dios, nacido de una vírgen, resucitado de los muertos, ascendió al cielo, etc.; eso es fe bíblica externa,

  2. oír la Palabra de Dios, la cual está en su corazón para obedecerla  — esta es la palabra de fe que los apóstoles predicaronEl oír  y obedecer a Jesús hablarle a usted desde el interior de su corazón es fe operacionalfe interna, fe que Jesús mismo le da a usted. Con obediencia persistente a los mandatos oídos de Dios dentro de su corazón, esta fe en el interior justifica; purifica, redime, hace justo, santifica, y salva; para darle paz, gozo, y justicia en unión y comunión con Cristo y el Padre — esto es ver oír a su amado, viviendo una vida santa que le agrada.

Jorge Fox escribió de esta fe inetrna y el enfoque necesario:

"El Padre está en todos ustedes, Cristo está en ustedes, y el reino de los cielos está en ustedes; allí, en sus corazones, es donde ustedes los encontrarán todos. Conózcanle a él allí escudriñando sus corazones, y encuéntrenlo allí probando sus mantes y sus corazones; inclinen sus oídos, y oíganlo allí, quien le dará a cada uno de ustedes de acuerdo a sus palabras, si es que son buenas o malas."

Más acerca de esperar, velar, y escuchar a Dios

El mensaje principal de este sitio web viene de las dos enseñanzas de Jesús presentadas a continuación:

Todo aquel que viene a mí y oye mis palabras, y las hace [las practica y las obedece]. Es semejante a un hombre que al edificar una casa cavó profundo y puso los cimientos sobre la roca. Lucas 6:47-48

¡Él no lo puede hacer más claro! Él dijo que fuéramos a él, escuchemos sus palabras, y obedezcamos. Al hacer eso, usted recibe a Cristo.

Si alguno me ama, mi palabra guardará [me obedecerá, practicará mis enseñanzas]. Y mi Padre lo amará, y vendremos a él y haremos nuestra morada con él. Juan 14:22-3

Venga, escuche, obedezca lo que oye (arrepentimiento), sea amado por el Padre, y Él y Jesús vendrán entonces a usted con el reino de los cielos.

Hay muchas escrituras que le hablan del valor de escuchar la  palabra del Señor en su corazón para obedecerla; a continuación se presentan algunas:

Escuchad y obedecer mi voz, y yo seré vuestro Dios, y vosotros seréis mi pueblo.
Andad completamente en todo camino que os he mandado
, Jer 7:23


Jesús dijo: "Pero una sola cosa es necesaria. Pues María ha escogido la buena parte,
la cual no le será quitada." — para sentarse a los pies de Jesús y oír su voz. Lucas 10:39-42

Oír su palabra es escuchar la palabra de Dios en su corazón. Rom 10:8,17

Todo aquel que es de la verdad oye mi voz. Juan 18:37
Mis ovejas oyen mi voz, y yo las conozco, y me siguen. Juan 10:27

Hay una larga página web con escrituras que habla de los beneficios de escuchar la voz de Dios y las horribles consecuencias de no escuchar ni obedecer su voz. 

Y cuando usted le oye que le habla, usted debe obedecerle para progresar. (Haga clic para ver los muchos versículos acerca de obedecerle.)

Entonces usted puede ver que oír su voz y seguirle (obedecerle) es sumamente importante para su futuro — importante para obtener la vida: Las palabras que yo os he hablado son espíritu y son vida. Juan 6:33. Las promesas son: si usted oye y obedece al Espíritu Santo, él le enseñará todas las cosas, él lo guiará a toda la verdad, él le dirá las cosas que están por venir, y conocerá todas las cosas.

Es una cruz para la voluntad del hombre sentarse en silencio, luchando para no permitir que su mente comience a vagar; es una cruz para la voluntad del hombre obedecer lo que él manda y enseña por medio del Espíritu Santo; esta es la cruz con la cual usted debe negarse a sí mismo y debe cargarla cada día para después seguir a Jesús. Seguir es obedecer. Usted no puede ser su discípulo a menos que tome su cruz diariamente y siga sus órdenes. La salvación sólo es recibida por aquellos que siguen al cordero donde quiera que vaya — quien obedece completamente la voz del Señor, en lo que sea que él les mande. No se desanime si usted no oye nada por algún tiempo. Aún su espera es ventaja para usted: Sea tu misericordia, oh Señor, sea en proporción a nuestra espera y la esperanza en ti. Sal 33:22. Desde la fundación del mundo no se ha escuchado, ni el oído ha percibido, ni el ojo ha visto a ningún Dios fuera de ti, que actúe a favor del que en él espera. Isaías 64:4.

De la Palabra del Señor en el interior: "Sentarse en humilde silencio, esperando al Señor, es llevar la cruz — en vez de pensar cómo usted podría agradar a otros." Note, el Señor habla de humilde silencio. Su silencio muestra respeto hacia Dios y su humildad al acercarse a él; usted no puede ir a Dios de la manera que el cristianismo le ha enseñado, con audacia hacia el trono presentando sus peticiones. Sí, usted debe tiener confianza de su misericordia y gracia; pero no vaya audazmente, sintiéndose digno. A continuación presentamos versículos que explican el humilde silencio que se requiere:

Estad quietos y reconoced que yo soy Dios. Salmos 46:10

Calle todo mortal delante de Jehovah. Zac 2:13

De cierto en Dios espera silenciosamente mi alma; de él proviene mi salvación. Sal 62:1

Jehovah está en su santo templo; guarde toda la tierra silencio en su presencia! Hab 2:20

En arrepentimiento y en reposo seréis salvos; en la quietud y en la confianza estará vuestra fortaleza. Isa 30:15

Las palabras que yo os he hablado son espíritu y son vida. Juan 6:63

No te precipites con tu boca, ni se apresure tu corazón a proferir palabra delante de Dios. Porque Dios está en el cielo, y tú sobre la tierra; por tanto, sean pocas tus palabras. Ecl 5:2

La siguiente cita es de Jorge Fox:

"Pero todos los que están en su propia sabiduría y en su propia razón, ustedes dicen que esperar en silencio a Dios es una hambruna para ustedes. Es una vida extraña para ustedes llegar a estar en silencio. Ustedes debe entrar en un nuevo mundo: cómo se debe morir en el silencio, mueren a causa de la sabiduría, mueren a causa del conocimiento, mueren a causa de la razón, mueren a causa del entendimiento.

De modo que ustedes llegan a sentir aquello que los lleva a esperar en Dios, deben morir a causa de lo otro [que resiste el silencio y se siente hambre en silencio]. Es esto [morir en silencio] que los lleva a sentir el poder de una vida sin fin, y llegan a poseerla; al esperar en silencio a Dios ustedes llegan a recibir la sabiduría de arriba en la que todas las cosas fueron hechas y creadas, y ésta da una comprensión y razón que es claramente diferente de la del hombre terrenal. Esta vida de Dios en ti es lo que le lleva a esperar a Dios — y conocer a Dios es vida eterna. Para ustedes esta es la palabra del Señor Dios."

Para entender más acerca de la necesidad de aprender en silencio, vea la extraordinaria justificación y requerimiento bíblicos de Jorge Fox en ¿Por qué el silencio?

Jesús vino a destruir al diablo y sus obras en nosotros — si nosotros vamos a Él.
Para esto apareció fue reveladas el Hijo de Dios [en nosotros]: para deshacer las obras del diablo [en nosotros]. 1 Juan 3:8

Por lo tanto espere, vele, escuche, obedezca...espere, vele, escuche, obedezca... busque, escuche, obedezca. Persevere, y Cristo le guiará por medio del arrepentimiento a la unión y al Reino del Cielo.
¡El recompensa a los que lo buscan diligentemente! Hebreos 11:6
(Diligencia: continuamente ocuparse y esforzarse por alcanzar una meta; laborioso, perseverante.)
Mis ovejas oyen mi voz, y yo las conozco, y me siguen [obedecen]. Juan 10:27
Recibid con mansedumbre la palabra implantada, la cual puede salvar vuestras almas. San 1:21
Las palabras que usted oye le imparten a usted la vida de Dios, a medida que ellos son implantadas en su corazónformando a Cristo dentro de usted, hasta que Él finalmente es formado y ha resucitado en usted.

"Si aquellos que oyen obedecen, su progreso será rápido." Voz del Señor en el interior.

¿Cómo puede el cristianismo haber perdido el esperar a Dios? Así como la purezaperfección, santidadlimpiezapecadohaciendo morir los pecados en su cuerpocrucificando la naturaleza pecaminosajusticiafegracia, etc., todas estas cosas perdió el cristianismo. Esperar se convirtió esperar para que sus oraciones fueran contestadas y esperar una venida física única de Jesús para juzgar a la tierra entera. Sin embargo el Nuevo Testamento está lleno de referencias a la segunda venida de Jesús como entonces, no miles de años más tarde. En Mateo, Marcos, y Lucas, se registra a Jesús diciendo que algunos de los que estaban con él en ese entonces, 2000 años atrás, verían su gloriosa venida en las nubes con el reino antes de morir. Después Pablo, Jesús en Apocalipsis, Pedro, Santiago, y Juan, — todos dijeron pronto, el tiempo está cerca, un corto tiempo, él está a las puertas. El cristianismo despreocupadamente ignora esta enorme incongruencia entre lo que la Biblia dice claramente en contraste con lo que sus propios guías ciegos les enseñan. Su venida es en los corazones de los creyentes individuales quienes se han purificado a sí mismos para poder verle. 1 Juan 3:2-3. Sería un engaño cruel estar esperando que Él aparezca, si las 100 generaciones pasadas de creyentes en realidad no tenían ninguna esperanza de verlo alguna vez. (Hay una pagina web entera en este sitio dedicado a esta segunda venida: La segunda venida de Jesús está en el interior de los corazones de los creyentes purificados.

Cada mensaje o revelación que recibimos edifica nuestra fe, lo cual nos motiva a pasar más tiempo esperando a Dios. La liberación milagrosa y gradual del pecado también nos motiva a pasar más tiempo esperándolo a Él. Cuando continuamos en sus enseñanzas, palabra, y luz, nuestra naturaleza pecaminosa es crucificada y las siguientes promesas se cumplen:

Esta es la oportunidad de su vida, darle honor y gloria al Padre al producir frutoEl fruto del Espíritu es amor, gozo, paz, paciencia, bondad, amabilidad, fe, benignidad [o mansedumbre, o humildad], y dominio propio. En contra de lo cual no hay ley. Gal 5:22-24. Cuando usted ha producido el fruto del espíritu, usted camina en amor obediente a las órdenes de Dios, cumpliendo la ley; y usted le pertenece a Cristo.

Si usted continúa esperandovelando, y oyendo a Jesús, quien es la palabra y la luz dentro de su corazón, usted es un discípulo verdadero, quien producirá el fruto del Espíritu, y quien será guiado a toda verdad, y entonces habrá llegado a estar libre de pecado.

Jesús dijo: Entonces los justos brillarán en el reino de su Padre como el sol. El que tenga oídos, que oiga. Mat 13:43

El siguiente fragmento extraído de cartas del notable William Dewsbury, quien era de los primeros cuáqueros, es un destacado escrito que describe la obra del Espíritu para enseñar, convencer, y llevar a la salvación, mientras esperamos al Señor en silencio; él relata el proceso en un lenguaje particularmente bíblico:

Todos los que desean conocer al Dios viviente, dejen que pase el tiempo en el cual ustedes han seguido a los hombres que los han engañado, y aléjense de ellos; y vayan hacia el verdadero Profeta, de quien Moisés, el siervo del Señor, declaró que el Señor levantaría, Deut 18:15, su elegido y siervo escogido, para levantar la tribu de Jacob, y para restaurar a los que han sido guardados de Israel; a quien él también ha dado como una Luz a los gentiles, y para que sean su salvación hasta los últimos confines de la tierra. De quien Isaías, el profeta, también declaró que el Señor levantaría, para abrir la fuente de la vida y la salvación a todos los que tienen sed, Isa 55:1-3, y ahora es testificado por todos los que oyen su consejo, quien llama, "¡Venid, todos los sedientos, venid a las aguas! Aunque no tengáis dinero, ¡venid, comprad y comed! ¡Venid, comprad sin dinero y sin pagar, vino y leche! ¿Por qué gastáis el dinero en lo que no es pan y vuestro trabajo en lo que no sacia? ¡Oídme atentamente: comed de lo mejor y se deleitará vuestra alma con manjares! Inclinad vuestro oído y venid a mí; escuchad y vivirá vuestra alma. Haré con vosotros un pacto eterno, las misericordias firmes a David." Pueblos todos, no busquen ya más; la buenas nuevas del evangelio de la eterna salvación se oyen en el interior, en este día de las misericordias del Señor, en el cual él está enseñando a su pueblo él mismo, como fue declarado por el profeta Isaías 54:13, y ahora es testificado por todos los hijos de la luz, las mentes de quienes son llevadas hacia el interior para esperar al Señor y sus enseñanzas, para establecerlos en el pacto de vida y paz, que está llevando a cabo su promesa, lo cual él declara por su siervo el profeta Jeremías a todos aquellos que lo esperan; a saber 'Pero este es el pacto que haré con la casa de Israel después de aquellos días, dice Jehová: Pondré mi ley en su mente y la escribiré en su corazón; yo seré su Dios, y ellos serán mi pueblo. Y no enseñará más ninguno a su prójimo, ni ninguno a su hermano, diciendo: "Conoce a Jehová", porque todos me conocerán, desde el más pequeño de ellos hasta el más grande, dice Jehová. Porque perdonaré la maldad de ellos y no me acordaré más de su pecado.'

Por lo tanto, cada uno que desee conocer el único y verdadero Dios y a Jesucristo a quien él ha enviado, lleven sus mentes hacia el interior, y examinen sus corazones, busquen y prueben sus caminos con la luz de Cristo Jesús que los ha iluminado a todos ustedes, que les muestra lo que es pecado en sus corazones, y que el orgullo y la codicia, el mentir y el jurar, la disimulación y el fraude, las conversaciones vanas y ociosas, las bromas necias y la incredulidad, son pecados. Ustedes saben en sus propias conciencias que estas cosas son pecados, por la ley justa de Dios en el corazón, que los reprende por ellos en secreto. Esta es su guía, el Espíritu del Señor dentro de ustedes: el cual, en este gran día de su poder, él está derramando sobre toda carne, de acuerdo con su promesa declarada por el profeta Joel 2:28-29, y que ahora es testificado por sus hijos y por sus hijas, quienes caminan en la luz, y son llevados y guiados por su Espíritu dentro de ellos, el cual guarda la conciencia sin ofensas hacia Dios y hacia el hombre. "Oigan todos diligentemente el consejo del Señor, la luz que testifica por Dios en la conciencia; ríndanse para ser guiados por ella; entonces ya no necesitarán ser enseñados por los hombres, ni tu maestro será llevado a una esquina ya más; sino que sus ojos verán a su maestros y 'Entonces tus oídos oirán detrás de ti la palabra que diga: «Este es el camino, andad por él y no echéis a la mano derecha, ni tampoco os desviéis a la mano izquierda»,' como fue declarado por el profeta, Isaías 30:20-21, lo cual ahora es testificado: — y esta es la palabra viviente de Dios dentro de ustedes, la cual ha creado deseos dentro de ustedes hacia Dios. Todos aquellos en los cuales estos deseos son creados, esperen en la luz y el poder que está dentro de ustedes, el cual ha creado los deseos; y el Señor los fortalecerá, y les dará poder para esperar en él en el camino de sus juicios, hasta que la mente carnal, terrenal y sensual, la cual los ha llevado a deleitarse en los deseos y los placeres, y en gozos creados, debajo de Dios, sea cortada y eliminada por la palabra de Dios en el interior, la cual es una espada cortante de doble filo, para eliminar el primer hombre, el cual es de la tierra, terrenal; y entonces ustedes llegarán a testificar ser 'los muertos por Jehová.' La sentencia de muerte será pasada sobre el primer hombre que los ha alejado de Dios, y sobre toda la fuerza, la sabiduría, y la justicia que ustedes tenían en él; y ustedes serán llevados en el poder del Espíritu, en el verdadero sentido de la pobreza de sus espíritus, para tener hambre y sed de la justicia de Dios en Cristo Jesús, para apreciarle y amarle, y para juzgar y negar el yo con su luz, y con ella esperar su poder para guiarlos en cada palabra y cada obra."

William Dewsbury

El ambiente para el éxito

Usted debe volver a su primer amor, la forma en que se sintió cuando el Señor le tocó por primera vez — encendido por el Señor. Encienda el fuego otra vez. Busque con todo su corazón. Odie sus malos pensamientos, las palabras profanas, y la esclavitud a sus placeres; éstos son sus enemigos. Usted no puede hacer que su mente deje de pecar, usted no puede controlar su lengua para que no peque, pero usted puede controlar sus pies y sus manos; y usted puede aprender a controlar sus ojos, al practicar apartar la mirada de lo que le tienta. El temor de Dios es apartarse del mal. Si no deja de pecar, estirando sus manos para cometer el mal, y corriendo al mal con los pies, usted no está buscando sinceramente a Dios — no se ha arrepentido de lo básico que está bajo su control. La obediencia a lo que usted entiende, y lo que es capaz de hacer, lleva a la justicia. Si usted peca deliberadamente, cuando podría haber optado por no hacerlo, entonces usted está traicionando su búsqueda sincera de Dios; y usted puede esperar recibir poco o nada de ayuda, hasta que muestre una verdadera intención de apartarse del mal del cual usted puede apartarse. Dedíquese a librarse de sus pecados de una vez y para siempre, por medio de la gracia de Dios que le salvará completamente de sus pecados. Concéntrese en agradar a Dios. Busque la dirección de Dios en su vida, confiando en que después vivirá su vida al máximo con los mejores resultados posibles.

El Señor me ha dicho varias veces en mi caminata que "siga buscando la paz". Él también me dijo que para que cualquier persona pueda tener éxito: "Tus motivos deben ser nobles y puros." No puede ser buscar ganancia financiera, una personalidad más fuerte, poder, posición religiosa, dones espirituales,* dinero o prestigio. Todas estas cosas se originan en la carne egocéntrica, que el Espíritu hace morir en el proceso de la gracia. Usted debe acercarse a Dios humildemente, dispuesto a dar cualquier cosa que se le pida; ansioso de crucificar sus deseos y afectos; dispuesto a arrepentirse de cualquier mal en su corazón que le sea revelado; y con la esperanza de recibir a cambio sus palabras, su luz, su espíritu y su paz. Sin esta motivación usted recibirá poco o nada de ayuda. Si usted se acerca a Dios con reservas acerca de alguna cosa en su vida que usted quiera retener egoístamente, no importa lo que usted pregunte, oirá muy poco. Si usted se acerca a Dios buscando respuestas específicas a preguntas que usted tenga, tratando de esa manera de imponer la agenda usted mismo, raramente escuchará algo.

* No busque los dones, busque al dador de los dones. Cuando el deseo de su corazón es un don, el diablo le puede proporcionar un don falsificado junto con su poder. Recibir un don antes de que usted pueda hablar todas las palabras del Espíritu de la manera como usted las oye, antes de que sus pensamientos sean controlados por Él, antes de que sus obras sean dirigidas por Él, antes de que usted pueda predicar el evangelio con palabras de Él; tal es un don que promueve las mentiras de Babilonia, una salvación falsa, y cristianos falsos. Pero si usted busca al dador, será colmando con dones del Dios verdadero. William Penn dijo: "Aquellos, los que buscan el poder, son los que no reciben a Cristo en sus convicciones sobre el alma, y por lo tanto, siempre carecerán de poder; pero los que buscan sus convicciones [su revelación de los pecados en su corazón y cómo Él los destruye], reciben el poder, como los del tiempo antiguo, de ser hechos hijos de Dios, a través de la obediencia pura de la fe."

Si usted está buscando a Dios seriamente, usted debe hacer toda clase de esfuerzo para ser honesto: no debe mentir, engañar, exagerar ni omitir detalles que podrían cambiar sus afirmaciones. Si usted comete un error en algún momento, lo cual puede suceder aún cuando está tratando de actuar correctamente, vuelva con la persona y corrija sus afirmaciones incorrectas; todos los mentirosos tendrán su parte en el lago que arde con fuego y azufre, que es la muerte segunda. Apoc 21:8. Cuando usted está dispuesto a dar cualquier cosa para poder estar más cerca de Dios, usted ya no tiene razón para mentir; porque uno miente para obtener o conservar algo, ya sea bienes u orgullo.

Esto no es una carrera de 100 metros; es una maratón de 100 kilómetros. Un mandamiento que me fue dado, que es particularmente apropiado para el comenzar de su caminata es: "No desprecies los comienzos pequeños".

Cuente los costos antes de comenzar

Buscar la unión con Dios no es siempre placentero, especialmente el crucificar el yo. Como dijo Molino: El que quiera alcanzar la perfección por medio de la dulzura y la consolación, está errado. El alma que quiera unirse a Cristo debe poder conformarse a él, siguiéndole en el camino del sufrimiento. Jesús nos dijo antes de comenzar: primero se sienta y calcula el costo, para ver si tiene lo suficiente para terminarla. No sea que cuando haya echado los cimientos y no pueda terminar, todos los que lo vean comiencen a burlarse de él, diciendo: "Este hombre comenzó a edificar, y no pudo acabar." Él nos está diciendo que ni siquiera comencemos a menos que estemos comprometidos a hacer todo lo necesario, incluyendo la muerte del yo por medio del sufrimiento y la tribulación. Este compromiso viene de un hambre profunda, un hambre establecida por Dios para llevarlo a él. Él ya tiene demasiados personas, llamándose "cristianas", que nunca comenzaron, ni mucho menos terminaron, de construir el templo para él en su corazón. Pero podemos testificar verdaderamente que al haber pasado por mucho sufrimiento y tribulación, el dolor no es nada en comparación con la recompensa de conocer a Dios. Porque Dios nos ha creado para ser amados por él y para que nosotros le amemos. Él es puro, limpio, santo, justo, misericordioso, veraz, pacífico, lleno de gozo, y abundante en amor por nosotros — esperando ansiosamente la oportunidad de mostrarnos su amor por nosotros. Pero para estar en su presencia y recibir su amor debemos ser cambiados para ser puros, para poder recibir su espíritu en medida — nuestros odres no pueden sostener el vino nuevo — debemos dejarle que nos prepare un odre nuevo — para que podamos poseer y disfrutar el vino superior. De la voz del Señor, "Confía en él. Él te guiará y te cuidará continuamente. Nunca te abandonará."

Puesto que Cristo ha padecido en la carne por nosotros, armaos también vosotros con la misma mentalidad, porque el que ha padecido en la carne ha terminado con el pecado, para vivir el tiempo que le queda en la carne, no en las pasiones de los hombres, sino en la voluntad de Dios. 1 Pedro 4:1-2. La tribulación no es un día difícil en la oficina, un accidente vehicular, o alguna dificultad natural; es inequívocamente y sobrenaturalmente impuesta.

Pues para esto fuisteis llamados, porque también Cristo sufrió por vosotros, dejándoos ejemplo para que sigáis sus pisadas. 1 Ped 2:21. (Hay más información acerca de la tribulación más adelante en esta sección.)

El Señor me ha dicho que "en comparación con las pobres naciones del tercer mundo, muy pocos en el próspero mundo occidental industrializado estarán dispuestos a sacrificar por completo su forma de vida egoísta." No sacrifique su felicidad eterna por los placeres transitorios de su estilo de vida, no importa lo bien que se sienta. Recuerde, la vanagloria de la vida resulta de la acumulación por causa de los deseos. La vanagloria de la vida es el problema principal de los países industrializados; nos imaginamos que tenemos el mundo por la cola. La presunción es un error espiritual importante; nos imaginamos que podemos agradar a Dios sin la crucifixión del espíritu egoísta hasta darle muerte.

¡Una advertencia del Señor!

"Debes distribuir liberalmente"

Su promesa fue: si buscas, como tu PRIMERA prioridad, el Reino de los Cielos y su justicia, todas tus otras necesidades serán satisfechas. Nosotros podemos testificar acerca de la veracidad de su promesa, que mientras buscamos al Señor como la primera prioridad en nuestras vidas, Él proveyó todas nuestras necesidades materiales más allá de lo que esperábamos. En vez de acumulación, su enfoque debe ser en dar de su exceso; más bienaventurado es dar que recibir. Usted debe desarrollar y practicar el hábito de dar en forma reflexiva.

Cuando vea una necesidad que usted puede suplir de su exceso, súplala. Sólo reaccione a lo que se presente en frente suyo, o puede dar a organizaciones caritativas como las favoritas nuestras: Boys Town. Al dar, usted practica lo que busca — amor y muerte del yo; pero dé en secreto, sin recibir reconocimiento de ningún hombre. Sólo su Padre en los cielos sabrá, y su tesoro se hará eterno. Y recuerde que es el amor al dinero lo que es la raíz de toda clase de males, no el dinero. Ricos o pobres pueden amar el dineros. Ricos o pobres pueden tener el dinero en poca estima. Recuerde, está escrito, lo que des al pobre yo te lo repagaré. Y, Dios ama al dador alegre. Dar con facilidad viene con la práctica. Comience lentamente y progrese a medida que sienta el gozo de dar. Si usted no puede hacer esto todavía, espere hasta que él le muestre la raíz de su problema en su corazón y lo elimine.

Por su puesto, todos los que tengan la capacidad deben tener un trabajo, y así estar en servicio de la creación; cualquier trabajo honesto es honorable, lo cual incluye ser dueña de casa. No podemos ser perezosos, no trabajar, viviendo del gobierno o de la generosidad de otros. Los perezosos son parientes de los destructores.

Mientras usted tenga una ocupación honesta, quédese donde está. Mientras más cambios haga en su vida, más agitado se sentirá y menos podrá escuchar al Señor porque su mente estará muy ocupada acomodando sus nuevas circunstancias. No se cambie a un nuevo trabajo, ciudad, país, o casa a menos que sea necesario. Haga los menos cambios posibles en su vida terrenal. Querer más de cualquier cosa, más allá de las necesidades básicas de la vida, es avaricia Así que, teniendo el sustento y con qué cubrirnos, estaremos contentos con esto. 1 Tim 6:8. Usted debe estar buscando a Dios como la prioridad más importante de su vida, aún más que el alimento y el vestido; si usted hace esto, él promete que usted no tendrá falta de nada. Mat 6:33. De la Palabra del Señor en el interior: "No estés entre aquellos que se conforman con el oro."

Para la gente soltera: Si ustedes desean sinceramente buscar a Dios, ustedes no pueden estar buscando un esposo o una esposa al mismo tiempo, porque eso los aleja de su meta principal. No hay nada malo con el matrimonio, pero ustedes no podrán abandonarlo todo, mientras traten de alcanzar más; ustedes no podrán dejar sus vidas naturales, mientras estén tratando de engrandecerlas. Cuando obtengan la guía clara de la voz de Dios, si es que es mejor para ustedes que se casen, Él les dirá claramente con quién y cuándo deben casarse; recuerden, Dios destruyó al mundo antiguo por medio del agua porque los hijos de Dios estaban casándose con personas que estaban fuera de su fe, con cualquiera que encontraran atractivos físicamente. Antes de comenzar, consideren el costo. Si han sentido el llamado, no sean como aquellos que dijeron estaban muy ocupados con su nueva esposa, su negocio, su campo, o con enterrar a sus padres. Mucho después que Jorge Fox había alcanzado la unión y entrado en el paraíso, sin ningún deseo de su parte, fue instruido por el Seño para que se casara con Margarita Fell, también una persona prominente entre los cuáqueros.

A medida que usted comience a denegar de sus actividades anteriores impías en el mundo, sus amistades disminuirán. A medida que deniegue de las malas palabras, de las fiestas, excesivo del alcohol, etc., sus amigos se sentirán incómodos y comenzarán a atacar su compromiso con lo virtuoso. Ya no tendrás nada que ganar al socializar con ellos. Porque ¿qué compañerismo tiene la rectitud con el desorden?  Sí, ellos piensan que es extraño que usted no corra con ellos en el mismo exceso de disipación y hablan mal de usted. Sus amistades sociales anteriores necesariamente desaparecerán, también le odiarán y le perseguirán; o peor aún, le llevarán de regreso al mundo mientras usted busca su aprobación. ¿Está usted tratando de ganarse la aprobación del hombre o de Dios?

No cometa el error de asumir que usted debe amar a todos, socializando con ellos, pensando que Jesús visitó a los pecadores y las sinagogas, y lo mismo debe hacer usted. Usted es incapaz de mostrar el amor de Dios a nadie hasta que haya sido purificado y el amor de Dios haya sido perfeccionado en usted. Todo lo que hizo y dijo Jesús, fue exactamente lo ordenado por el Padre, y cuando usted está claramente bajo el control de los deseos y las órdenes del Espíritu de Dios, también será enviado a la gente mundana, (incluyendo los religiosos mundanos), con instrucciones. La amistad con el mundo es enemistad contra Dios, entonces, deberá alejarte de los contactos sociales con ellos; sea cortés, pero no sea parte de las conversaciones y actividades del mundo. Esto no significa que no será amable y cordial con los del mundo con los cuales se debe asociar debido a su ocupación; solamente no socializará con ellos, porque podría ser doloroso y dañino para usted.  No se dejen engañar: "Las malas compañías corrompen las buenas costumbres." 1 Cor 15:33.

Si usted está predicando o enseñando religión antes se ser perfeccionado y específicamente autorizadoenviado, y ordenado con las palabras exactas que debe decir por Cristo, para progresar espiritualmente usted debe parar. Cada palabra que usted predique o enseñe que usted no oiga del Espíritu inmediatamente antes de hablar traerá una condena sobre usted, y hasta que sea perfeccionado y autorizado sus enseñanzas no serán verídicas. De la Palabra del Señor en el interior:

No importa cuán ciertas sean sus palabras, a menos que usted las hable con el Espíritu de Dios controlando su boca, sus palabras no alcanzan el corazón de sus oyentes; tales palabras son ociosas (no-edificantes), y nosotros tendremos que dar cuentas de todas las palabras no edificantes que salgan de nuestras bocasNi siquiera hable de Dios o de Cristo hasta que sea autorizado por él. Ver: A los maestros religiosos y predicadores.

Trate de vivir una vida tranquila y pacífica. Busque la paz con todos los hombres. Mientras menos conversación, mejor. Mientras menos tiempo pase con la radio, televisión, películas, libros, revistas, periódicos, o en el internet, mejor. Los juegos de video que son sexuales y/o violentos deben ser abandonados. Con respecto al último pasatiempo en nuestra sociedad, las redes sociales, la Palabra de Dios en el interior dijo: "Facebook es chisme; enójate con el chisme;" y esto se aplica a Twitter, escribir en blogs, etc., (hay varios otros lectores de este sitio que se les ha dicho que se salgan de Facebook). Cualquiera sea la conversación en la que se encuentre, trate de hablar acerca del amor y la familia. Anime y felicite aquellos que mencionen en su conversación actividades nobles y buenas obras que hayan hecho. Hasta halague a otros por actos de bondad, reprimir la ira y mostrar cortesía. No se una a conversaciones inútiles, evite el cotorreo impuro y hablado con orgullo (cotorreo sin Dios), porque esto aumenta su impiedad. Si la conversación cambia y se hace profana, váyase inmediatamente; evite el daño a sus oídos, ahorre su voz y su espíritu.

Apartarse del mundo por un período de soledad puede ser útil para ver el mundo claramente como es. Lo siguiente proviene del Señor: "apártense del mundo lo suficiente como para ver la falta de consideración y el odio que hay en él. Todo hombre debería irse a su propia casa hasta que los fundamentos de la tierra sean destruidos." Aún apagar la televisión por unas cuantas semanas eliminará la falta de sensibilidad al mal que su corazón ha desarrollado. Cambie sus placeres y actividades en el mundo por varios días de intensa espera en el Señor; dele cada minuto que usted pueda hasta que Él se abra paso en su corazón para mostrarle el odio, la vanidad, la injusticia, la avaricia, el engaño, la corrupción, y la obsesión sexual del mundo. 

Los pasatiempos no son dañinos a menos que el dejarlos sea algo doloroso. Si usted está obsesionado con algún pasatiempo, como los adolescentes están obsesionados con los juegos de video, renuncie a ellos para progresar espiritualmente. Pero, aunque un pasatiempo no sea importante para usted, para otros puede que sea un deleite importante en su vida. Por lo tanto usted puede decidir, o se le puede pedir, que se abstenga de participar en ellos para: 1) evitar la apariencia de estar promoviéndolos, y así ser un buen ejemplo para aquellos que pueden participar en ellos y ser dañados, y 2) no ofender aquellos de otras creencias religiosas, que piensan que estos pasatiempos son pecaminosos — y que no podrían escuchar la verdad si usted los estuviera practicando. Ambos casos ilustran la práctica de ser guarda de su hermano.

Vea Salir del Mundo para más información acerca de lo que usted necesita hacer para tener éxito.

Simples reglas a seguir

Aparte de la búsqueda diaria por medio de la espera, estas son las reglas iniciales que si usted sigue, le irá bien.

Por supuesto que tenemos que esforzarnos lo más posible para dejar las prácticas ilícitas: mentir, engañar, jurar, robar, recriminar, inmoralidad sexual, etc.

Pero en nuestra cultura estamos sumergidos en pasatiempos legítimos: deportes, televisión, películas, internet, DVD, música, conciertos, teatro, carreras, fisicoculturismo, compras, blogging, etc. ¿Entonces por dónde comenzamos? No podemos dejar todo de una vez, o nos quedaremos como un esqueleto vacío. Tenemos que ser guiados por él en lo que vayamos dejando, un paso a la vez, y él estará produciendo en nosotros más hambre de él después de cada paso. Tito 2:11-14 dice: la gracia nos enseñará a negar la impiedad y los deseos mundanos, cómo vivir sobriamente, justa y piadosamente. Hay ciertas cosas de las que debemos alejarnos con toda nuestra fuerza de voluntad, particularmente aquellas que llevan a la inmoralidad sexual. La adicción a la pornografía es el mal de esta era y donde sea que aparezca, debe ser eliminado revistas, calendarios, libros, televisión, películas, juegos de videos, internet, etc. Si usted es adicto a la pornografía por internet, por lo menos quite esos sitios de su lista de Favoritos. Hágalo para que tenga que hacer más de un clic antes del fracaso; deshágase de sus tarjetas de crédito — cualquier cosa que usted pueda hacer para impedir su perversión; incluso, deshacerse de su conexión de Internet o su computador si es necesario.

Muy relacionado con la pornografía es el auto erotismo, particularmente con los varones, pero no limitado sólo a los varones. Mucha gente ha aprendido de la educación secular que no hay nada malo con el auto erotismo, llegando incluso a decir que es saludable. Están equivocados porque daña el espíritu cuando uno consiente a pecar en su imaginación, lo cual definitivamente lo daña. Antes de ser purificado por el Señor, usted no tiene control sobre su boca y tiene poco control sobre su mente; pero sí tiene control sobre sus manos y sus pies. Por lo tanto usted puede restringir sus manos para que no toquen lo impío y sus pies de correr hacia lo impío. Además, como creyente usted tiene la gracia de Dios para ayudarle a resistir la tentación. Deshacerse de toda fuente de pornografía es un requisito previo, como fue discutido anteriormente. Después, haga un esfuerzo para mantener su mente enfocada en Jesús, su esperanza de perfección, su esperanza del reino, su esperanza de unión; porque si usted mantiene su mente enfocada en él, él le guardará de estas tentaciones. Si usted se olvida y se encuentra a sí mismo sintiendo el impulso de dejarse enredar en los placeres del mundo, pida la gracia de Dios; ore y siéntese sobre sus manos hasta que sienta que la tentación se ha pasado. Mientras más usted resista la tentación, más fácil será la próxima vez; con el tiempo desaparecerá de su vida. No cometa el error de pensar que no tiene que hacer nada hasta que Jesús descienda y lo libere; usted debe hacer todo esfuerzo posible para alejarse del mal, pero también debe depender de él como acabamos de describir. Negarse a sí mismo es fundamental para la cruz.

Hay otra forma de adicción: derechos o cosas dadas por sentado. Nuestros gobiernos han legislado e imaginado una variedad de derechos: el derecho a decir cualquier cosa, el derecho a una pensión, el derecho a tener cuidado médico, el derecho a satisfacer la inmoralidad sexual, el derecho al aborto, el derecho a no ser discriminado, etc. Si la idea de tener que renunciar a algún derecho le molesta, entonces usted está adicto a ese derecho. El camino del Señor es no insistir en hacer las cosas a nuestra manera, ni escapar las cortes para obtener protección, ni escapar a las calles para protestar; debemos aceptar todo como proveniente de la mano del Señor, porque él tiene un control perfecto de todos los eventos que rodean a aquellos que lo han hecho a él la prioridad más importante de sus vidas.

Pero con respecto a los pasatiempos que no son dañinos: sepa que eventualmente tendrán que ser probablemente eliminados, pero espere a que el Señor lo guíe en su negación, cuando él le de la fortaleza para acceder y más hambre de él para llenar el vacío creado cuando usted los deje. Como el Señor me ha dicho: "No quiero que la gente deje todo de una vez, sin permitirme a mí que los guíe y los llene a través del camino, o terminarán como un esqueleto vacío."

Con respecto a los deportes, el ejercicio corporal que lo mantiene saludable es importante y no debería ser clasificado como un pasatiempo, siempre y cuando usted no esté obsesionado con ganar o con el orgullo que resulta de la apariencia.

De "Una guía para la paz verdadera":

El amor a la libertad es una de las pasiones más peligrosas del corazón. Si nosotros seguimos esta propensión, en vez de la libertad verdadera, nos llevará a la esclavitud. Ya que nuestras pasiones son los peores tiranos, si las obedecemos parcialmente, deberemos estar siempre en una contienda y disputa perpetua en el interior; y si nos entregamos completamente a ellas, es horrible pensar hasta qué extremos nos llevarán; ellas nos atormentarán el corazón, y como un torrente, barrerán todo lo que está en frente de ellas, y aún así nunca estarán satisfechas. La verdadera libertad se encuentra solamente en él, la verdad de quien nos hará libres, y quien hará que experimentemos el hecho de que servirle es reinar.

Cuando nuestra naturaleza egoísta sea eliminada, recibiremos el Espíritu de Cristo, para que seamos obedientes en nuestro amor a Dios — y nuestra obediencia es por elección, ya que Dios no nos ha quitado nuestro libre albedrío. El amor nunca insiste en su propio camino. Pero nuestro amor por Dios hará que nuestra obediencia a sus deseos sea el gozo de nuestra vida.

No trate de forzar a otras personas en su familia a buscar de la misma manera que usted lo hace. Si ellos se interesan, qué bueno. Si su esposa o esposo comparte su interés, mejor todavía; usted tiene el mejor tipo de comunión. Pero no presione a nadie. Una vez que ellos vean su cambio, una vez que ellos vean la paz que usted tiene, entonces puede que ellos le sigan. Los mandatos que usted reciba son solamente para usted; no asuma que usted tiene que hacer a su familia cumplirlos.

No aborde el esperar a Dios con preguntas que usted quiere que sean contestadas. Cuando usted necesite saber algo, Él se lo enseñará. Deje que él establezca la agenda para que Él le enseñe, de otra manera usted se desilusionará porque Él no le contestó sus preguntas. Él sabe lo que usted necesita saber, y cuando usted necesita saberlo. 

Tenga cuidado con aquellos que hacen preguntas de menor importancia. Si a usted se le hacen preguntas inútiles, evite contestarlas.  Evite controversias necias, y entre en ningún argumento, especialmente con respecto a la religión. 2 Tim 2:23-24. Si usted tiene reservas en cuanto a las escrituras, no predique, enseñe, o hable acerca de ellas; sino manténgase en silencio, esperando para que el Señor le revele el conocimiento necesario cuando usted lo necesite. Confíe en que su Maestro le proveerá el conocimiento cuando usted lo necesite; pero usted debe confiar en los juicios de él, y no en su curiosidad intelectual que busca un conocimiento agrandado. Recuerde, a muchos de los primeros cuáqueros se les mostró los detalles y misterios de las escrituras de Cristo cuando ellos entraron en el paraíso, el reino de Dios. Fox declaró que él tenía poco conocimiento antes de que Cristo le instruyera personalmente después que él entró en el reino. De la voz del Señor: "Yo les abriré la Biblia." Por lo tanto busque el reino de Dios como su prioridad más importante; usted no necesita entender cada matiz de las escrituras para alcanzar su meta. Use las escrituras para obtener esperanza; y a menos que sea instruído por el Espíritu Santo, use las escritras para su entendimiento de lo que es el pecado, ayudándole a evitar tantos como sea posible. Vea la carta de Esteban Crisp acerca de este tema para más información acerca de cómo las preguntas irrelevantes son una herramienta del enemigo: para crear alguna controversia sin importancia, hasta que el asunto importante del que se debieran haber preocupado se ha perdido y olvidado.

Una enseñanza CLAVE que nosotros recibimos de ÉL mientras esperamos es la siguiente: deferir (rendir su voluntad) a otros - nuestros hijos, esposos, esposas, amigos. Sólo esta práctica puede resultar en un progreso espiritual importante. Usted debe hacer esto en todo los casos, a menos que sea inmoral, peligroso, o de graves consecuencias. Esto debe ser especialmente fácil para las esposas que deben ser sumisas con sus esposos, y para los niños que deben obedecer a sus padres. Los que somos de Él, somos instruidos a ponernos al último. Todos debieran deferir a los deseos de otros, porque al hacer esto hacemos morir nuestra voluntad egoísta, la cual quiere ponernos a nosotros en primer lugar. En vez de esto, lo ponemos a Él y a su camino primero. El amor no demanda su propia voluntad. 1 Cor 13:5

Y a aquellos que dicen que nosotros estamos promoviendo la salvación por las "obras", por medio de escuchar y arrepentirse, yo les digo vayan a la Luz y permitan que Él les muestre lo que está en su corazón; entonces usted sabrá cuánta gracia usted necesita todavía. Sólo Dios puede cambiarnos — nosotros somos impotentes en nuestro deplorable estado carnal — sólo el favor inmerecido de Dios puede cambiar nuestra condición. Es por la gracia, y sólo por la gracia a través de nuestra fe en Cristo que somos salvos; pero ser salvos significa morir a la carne y vivir para Cristo — no por imputación, pero en realidad. Usted debe compartir sus sufrimientos, morir diariamente, ser sepultado en el bautismo de la muerte, y permitir que el resucite en usted. La cruz es el comienzo. La cruz no es "obras", es solamente obediencia, y para aquellos que se le oponen, están destinados a la perdición, porque su dios es su vientre (deseos y afectos).

Verdadera comunión

Como evidencia de su deseo que el Señor lo guíe a un estado sin pecado y al Reino, usted tendrá que dejar su secta deficiente. Seguir reuniéndose con su secta deficiente es contrario a la verdad y al verdadero evangelio que requiere arrepentimiento. Continuar reuniéndose con cualquiera de la sectas deficientes es tener comunión con personas que niegan la esperanza de la pureza por medio del arrepentimiento, la unión, la santidad, y el Reino. En vez de arrepentimiento con perdón, su Dios sólo perdona sin el poder para ayudarles a cambiar. Al quedarse, usted perderá su paz o perderá su integridad. Si usted se queda, usted se está asociando con personas que piensan que Dios acpeta el pecado, siempre y cuando ellos sean creyentes y apoyen a su secta; asociarse con personas que continuamente demuestran que el mal es pasado por alto por Dios no pueden evitar el debilitar su decisión de deshacerse de su naturaleza pecaminosa. Estas personas le dirán constantemente: "Estamos bien, y tú estás bien porque Dios nos ama así como somos," todavía llenos de pecado; pero ese es un error trágico y descomunal. Al asistir, usted está apoyando a estas mismas personas en su auto engaño, apoyando las enseñanzas falsas de esa secta, y así condenándose a sí mismo. ¡Salid de ella [la iglesia falsa], pueblo mío, para que no participéis de sus pecados y para que no recibáis sus plagas! Apoc 18:4.

La voz del Señor dijo "Ellos se deben apartar de su secta para poder ser enseñados"; y "no se aparten de su secta por causa del orgullo o el prejuicio, sino sepárense de ella lo suficiente como para ver sus reglas falsas." Para poder escuchar las enseñanzas de Cristo, usted debe apartarse discretamente de su secta deficiente porque él no lo edificará sobre un cimiento falso. Vea 'Servicios de las Sectas' para más detalles. Vea también Isaac Penington's Babilonia existe ahora.

Ahora, no cometa el error de buscar a otros que tienen opiniones similares con quienes tener comunión. Dése cuenta de que usted o cualquier otra persona han sido crucificados, y sus palabras y las de ellos que son habladas salen de la mente carnal, la cual es enemistad contra Dios y no se puede someter a Dios. Rom 8:6-7. Como dijo el Señor, cualquier cosa más allá de un un no que sea pronunciado viene del maligno, Mat 5:37, el espíritu de Satanás en usted y en ellos. Si usted y otros hablan palabras que oyen del Espíritu de Dios, (inmediatamente antes de hablar), entonces usted está commpartiendo las palabras de Dios; pero la gente inmadura está compartiendo las palabras de Satanás. De la Palabra del Señor en el interior: "Es peligroso para los jóvenes tener comunión." Pronto llegará el tiempo cuando las reuniones serán otra vez establecidas en todo el mundo por individuos maduros que habitan en el reino, pero a menos que un liderazgo maduro haya sido perfeccionado y formado, el Señor mismo está guiando a su ovejas, solo. Eze 34. La Palabra del Señor en el interior ha dado específicamente el siguiente consejo con instrucciones de transmitir a otros: "Sean reservados."

Mientras menos conversación usted tenga, más su mente puede estar quieta. Mientras más usted oiga y lea acerca de temas que no sean su esperanza, más su mente estará recargada. Evite toda conversación innecesaria, escuchar a otros, navegar el internet buscando noticias o temas de interés, y toda socialización.

Mientras más cerca esté usted, ser reservado llegará a ser más crucial. Antes de haber madurado espiritualmente, Jorge Fox se mudaba de ciudad en ciudad para ser un extraño entre otros, lo cual él hacía para disuadir a otros de que hablaran con él; porque él temía ser sacado del silencio de su mente hacia conversaciones mundanas.

Mi esposa y yo continuamos esperando al Señor separadamente, y el Señor nos ha dicho que en un buen día nuestra conversación debería estar limitada a una o dos palabras.

El peligro de los jóvenes al compartir tiempo juntos también se aplica a la comunicación escrita, bloguear, comentarios dejados en un blog, intercambios de correos electrónicos, etc. Cualquier cosa que usted lea de otros, (particularmente aquellos que todavía están buscando y no están autorizados para compartir los mensajes específicos que han oído, mucho menos sus extensas interpretaciones), está sujeto a disotorcionar severamente su entendimiento. Las comuncaciones compartidas antes de ser autorizado específicamente para compartir, están propensas a errores sutiles que usted aún no puede ver; y al compartirlas, usted está acumulando condenación sobre sí mismo.

Los primeros cuáqueros se reunían a esperar en humilde silencio al Señor, y en ese silencio carnal aquellos que son suficientemente maduros en el Espíritu adoraban a Dios mientras su Espíritu guiaba sus palabras y alabanza silenciosa. Las únicas palabras audibles eran aquellas que el Señor ordenaba; los únicos cantos audibles eran ordenados por el Señor. La única interacción entre los miembros no era con palabras carnales y audibles, sino en el Espíritu, con lo cual los miembros llegaban a conocerse los unos a los otros sin palabras — más bien a través de la comunicación silenciosa, no verbal, en el Espíritu. A estas reuniones a menudo asistía la presencia del Señor, (que se veía y oía con los ojos y los oídos del corazón), la cual ministraba a todos ellos; y esa presencia dejaba a los miembros muy revitalizdos.

Jorge Fox habló más acerca de la verdadera comunión en el pasaje que se presenta a continuación, de la carta 149, (una comunión en el Espíritu a la cual Juan se refirió también:  Pero si andamos en luz, como él está en luz, tenemos comunión unos con otros, y la sangre de su Hijo Cristo Jesúsnos limpia de todo pecado1 Juan 1:7.)

A todos los Amigos en todas partes,

Reúnanse y esperen en la medida del espíritu de Dios,
para que con él sus mentes sean guiadas hacia Dios, para recibir sabiduría de Dios.
Para que todos ustedes lleguen a saber cómo pueden caminar hacia él en su sabiduría.
Para que ésta sea justificada en ustedes, y ustedes sean guardados en ella para Dios, y sean glorificados.
Y, Amigos, reúnanse y conózcanse los unos a los otros en aquello que es eterno,
que existía antes de la fundación del mundo.

Porque al conocerse los unos a los otros solamente en la carne y la letra,
esto los diferencia poco de las bestias del campo;
porque lo que saben lo saben naturalmente.
Pero al conocerse todos en la luz que existía antes de la fundación del mundo,

esto los diferencia de las bestias del campo,
y del conocimiento del mundo,

y los lleva a conocerse los unos a los otros en la semilla elegida que existía antes de la fundación del mundo.

Algunas personas quieren compañía humana. Pocos buscan sólo a Dios, atesorando sus palabras, enseñanzas, amor, convicciones y alientos, sin importar lo escaso que parezca el pan del cielo cuando es comparado con la televisión, los libros, la radio, la música y las reuniones sin límites de Babilonia. A menos que se le diga específicamente que se reunan con otros, sean reservados.

Técnicas


He oído de varias personas quienes, debido a que no pueden acallar sus mentes, rápidamente dejan de tratar, pensando que pueden leer la Biblia o mirar la televisión cristiana y hacerlo mejor. Todos tienen dificultad acallando sus mentes al comienzo; aún después de años de esperar, yo frecuentemente tengo dificultades. Esperar a Dios no debe ser algo que se intenta de manera causal; la vida de su alma depende en su persistencia y paciencia. Continúe tratando y Él eventualmente acallará su mente; usted tal vez tenga que luchar por una hora o más, pero repentinamente experimentará la quietud. Use el sitio web para obtener la verdadera esperanza de la salvación, pureza, el reino, y la unidad; después pase 90% de su tiempo esperando a Dios y 10% leyendo la Biblia o el sitio web para mantener su esperanza y motivación.

Sólo trate de estar en silencio para que pueda oír la voz suave y silenciosa. Cualquier pensamiento es en el nombre de Jesús. No es una mantra que se repite. Cuando se de cuenta que sus pensamientos se han desviado, regrese a los pensamientos de su nombre y trate de estar en quietud. Pensar en el nombre de Jesús es acceso al poder:

El que anda en tinieblas y carece de luz, confíe en el nombre de Señor y apóyese [su mente] en su Dios. Isa 50:10

Tú guardarás en completa paz a aquel cuyo pensamiento en ti permanece, porque en ti ha confiado. Isa 26:3

Torre fortificada es el nombre de Señor; el justo correrá a ella y estará a salvo. Pro 18:10

No sólo oiga esperando esa suave voz en su interior, sino vele también, incluso mirando sus párpados cerrados, manteniéndose conciente de su vista. Cada vez que se encuentre pensando en otras cosas, vuelva a pensar en su nombre, pero no lo repita vez tras vez. La quietud es la clave. Su nombre es acceso al poder y para volver a poner su mente en aquello que está esperando, para escuchar sus palabras y para ver su entendimiento. Usted puede usar técnicas que haya aprendido en formas diferentes de meditación; sólo recuerde traer sus pensamientos al nombre de Jesús. Usted debe oír y obedecer todos los mandamientos que usted oiga, siempre que sean completos, tengan sentido, y que sean morales. Cuando usted recibe un mandamiento tal, pare, escríbalo, y entonces continúe escuchando. Otras formas de meditación le enseñan a ignorar todos los pensamientos—esto es exactamente opuesto a lo que usted debe hacer—escuchar y obedecer.

Entonces los que temían a Señor hablaron cada uno con su compañero;
y Jehová prestó atención y escuchó. Y fue escrito un libro de memorias delante de él,
de los que temen a Señor y que meditan en su nombre. Mal. 3:16

Quiero compartir con usted las lecciones que hemos aprendido en años de espera. Yo medito con mis ojos cerrados. Conozco a otros que meditan con sus ojos abiertos. Tener los ojos cerrados tiene la ventaja de que usted ve menos cosas que pueden distraer su mente; la desventaja es que es más fácil quedarse dormido. Jorge Fox caminó solo toda la noche; caminar le ayudaba a mantenerse despierto mientras oía y recibía entendimiento y mandatos del Señor.

El sueño debe ser reducido

El sueño es contraproducente para oír la voz de Dios. Esto es difícil de aceptar y creer porque se nos ha enseñado durante toda nuestra vida que debemos obtener suficiente sueño. Mientras menos duerma, más oirá. Por años, Jorge Fox caminó toda la noche para mantenerse despierto, y sus revelaciones hablan por sí solas cuando usted lee sus escritos. Pablo dormía poco. El Señor lo despertará temprano en la mañana, y eventualmente será más y más temprano; este el llamado de él para que usted se levante y lo espere. Si usted persistentemente vuelve a dormir, será atacado con pesadillas. Levántese y vaya a sentarse en su silla. Si usted se duerme en la silla, cuando se despierte esté atento porque en esos momentos es cuando frecuentemente podrá oír. No vuelva a acostarse; quédese sentado y oirá más. De la Palabra del Señor en el interior: "nunca temas la falta de sueño." A medida que usted progresa, el Señor gradualmente lo despertará más y más temprano, y su habilidad para tolerar la reducción de sueño gradualmente aumentará también.

Esta es una cruz muy grande para la voluntad de su mente carnal, que desesperadamente, debido a un hábito de toda la vida, quiere quedarse en la cama y dormir. Por años Él trató de despertarme en la madrugada; yo era resistente y estúpido, por lo tanto mi progreso era lento. Noté que cuando viajaba a otros países, y no dormía mucho, oía mensajes. Ahora obtengo 3 horas de sueño en la cama — soy despertado. Hasta que me acostumbré al horario, él me instruía claramente a que me levantara cuando era despertado. Llegué a un momento en mi espera cuando me dormía dentro de unos pocos minutos, constantemente. Aún muchas horas de sueño no remediaban a este problema. Lo que sí funcionó, era a enterrar mi uña en la punta de los dedos; este dolor (sin lesión) me mantiene despierto. Recuerde que él dijo que en el Reino de los Cielos se entra por la fuerza ... por hombres fuertes—es decir, con un esfuerzo máximo. El café es muy turbulento para mí, tanto para mi estómago como mis emociones; pero el té y el guaraná me ayudan a manenerme despierto sin efectos negativos. Cualquier cosa que funcione para usted. A continuación hay varios versículos que proveen un firme apoyo a la necesidad de dormir menos:

No des sueño a tus ojos ni dejes dormitar tus párpados.
Escapa como el venado de mano del cazador, como ave de mano del que tiende la red.
Ve a la hormiga, oh perezoso; observa sus caminos y sé sabio.
Ella no tiene jefe, ni comisario, ni gobernador;
pero prepara su comida en el verano, y guarda su sustento en el tiempo de la siega.
Perezoso: ¿Hasta cuándo has de estar acostado? ¿Cuándo te levantarás de tu sueño?
Un poco de dormir, un poco de dormitar y un poco de cruzar las manos para reposar.
Y te asaltará la pobreza como un bandido, y la escasez como un hombre armado. Prov 6:4-11

Pasé junto al campo de un hombre perezoso y junto a la viña [espiritual] de un hombre falto de entendimiento.
Y he aquí que por todos lados habían crecido ortigas; los cardos habían cubierto el área, y su cerco de piedra estaba destruido.
Yo observé esto y lo medité en mi corazón; lo vi y saqué esta enseñanza:
Un poco de dormir, un poco de dormitar y un poco de cruzar las manos para reposar.
Así vendrá tu pobreza como un bandido [sin advertencia], y tu escasez como [si fueras asaltado por] un hombre armado. Prov 24:30-34

No ames el sueño, para que no te empobrezcas; abre tus ojos, y te saciarás de pan [espiritual]. Prov 20:13
(Jesús es el Pan del cielo, la Palabra de Dios, oída desde el interior — este es un consejo firme para dormir lo menos posible.)

Volvió a sus discípulos y los halló durmiendo, y dijo a Pedro: --¿Así que no habéis podido velar ni una sola hora conmigo? Mat 26:40

Mirad, velad y orad, porque no sabéis cuándo será el tiempo. Mar 13:33

Bienaventurados aquellos siervos a quienes el señor les encuentre velando cuando llegue. De cierto os digo que se ceñirá y hará que se sienten a la mesa a comer, y viniendo les servirá. Aunque venga a la segunda vigilia, y aunque venga a la tercera vigilia, si los halla así [velando], ¡bienaventurados aquellos siervos! Lucas 12:37-38

Velad, pues, en todo tiempo, orando que seáis contados como dignos de escapar todas estas cosas que han de suceder, y para estar en pie delante del Hijo del Hombre. Lucas 21:36

¡Despierta y sé vigilante. Apoc 3:2

Por tanto, no durmamos como los demás, sino vigilemos y seamos sobrios. 1 Tes 5:6

Pero el fin de todas las cosas se ha acercado. Sed, pues, sobrios y velad en la oración. 1 Pedro 4:7

Acuérdate, pues, de lo que has recibido y oído. Guárdalo y arrepiéntete. Si no eres vigilante, vendré como ladrón; nunca sabrás a qué hora vendré a ti. Apoc 3:3

Despiértate, tú que duermes, y levántate de entre los muertos, y Cristo te dará luz. Efes 5:14
He aquí, yo vengo como ladrón. Bienaventurado el que permanece despierto y vela. Apoc 16:15

Bienaventurado el hombre que me escucha, velando ante mis entradas cada día, esperando en los postes de mis puertas. Porque el que me halla, halla la vida; y él obtiene el favor de Jehovah. Prov 8:34-35

En mi cama me acuerdo de ti, medito en ti en las vigilias de la noche. Salmos 63:6

Hábito diario

El Señor me dijo recientemente: "Mucha gente está diciendo: 'Yo no tengo tiempo'. Yo no te pido que dejes todo lo que estás haciendo y vayas a meditar". Él nunca ha interferido con lo que tengo que hacer en mi vida; él sabe que estamos ocupados con nuestros trabajos, los niños, las casas, las actividades comunitarias, etc. Sólo le pide apartar algo de tiempo para él.

Usted no puede ser su discípulo a menos que tome su cruz diariamente y siga sus órdenes

Probablemente es mejor escoger una hora temprano en la mañana; cuando todo está en silencio, antes de que las actividades del día empiecen a revolotear en su cabeza. Levántese una hora más temprano que antes; use los fines de semanas para la búsqueda intensa, y haga de los días de fiestas días santos, pasando todo el día o lo más que pueda en silencio esperando a Dios. Si está ocupado, tratar de hacer tiempo en la tarde muchas veces no va a resultar debido a conflictos que surgen durante el día o porque está muy cansado. Algunos pueden meditar regularmente en la noche; mi esposa era así y podía meditar por muchas horas en la noche. Cualquier hora que usted escoja, asegúrese que escuche diariamente. Es mejor meditar en una silla sin respaldo. Al sentarse derecho, usted tendrá menos posibilidades de quedarse dormido, aunque todavía es posible; y él pude despertarlo más fácilmente, porque cualquier sueño que contraiga no será tan profundo como si estuviera acostado en una cama. Si trata de meditar sentado en la cama apoyado en almohadas, es muy fácil reclinarse o recaer en una posición acostada.

Ocasionalmente al principio de mis meditaciones, inmediatamente "sé" algo que él me está diciendo acerca de mí mismo; lo siento profundamente dentro de mí; es una infusión. No hay palabras, pero el mensaje se entiende en palabras. Una vez, cuando me senté, me sentí culpable por algo que había hecho recientemente; cuando estaba sentado maravillado por esta culpa repentina e inesperada que vino de la nada, escuché a su voz decir "considérate convencido". A medida que usted piensa acerca de lo que usted siente y sabe, usted podrá ponerlo en palabras. Generalmente es una convicción acerca de algo de lo que él quiere que usted se arrepienta, y si usted toma responsabilidad y se arrepiente, será grandemente beneficiado. Si es algo que usted ha hecho mal, sentirá vergüenza y culpa. Si es un mandamiento o instrucción, sentirá un fuerte deseo de hacerlo.

Acallar la mente

Hay varias cosas que he aprendido que ayudan a acallar la mente, para que usted pueda oír más fácilmente:

  • Si su silla tiene brazos, haga descansar sus codos sobre los brazos de la silla, ponga sus manos como en una oración, y hágalas descansar en contacto ligero con su boca, su barbilla o su nariz.

  • Incline su cabeza.

  • No sólo escuche, sino observe — observe la luz en sus párpados cerrados; o si usted espera con sus ojos abiertos, manténganse enfocado en algún objeto fijo que esté a la vista. Si están cerrados, incline sus ojos hacia la esquina superior derecha.

  • Yo fuerzo mi respiración para que sea muy lenta y larga; lenta y profundamente hacia adentro, lenta y completamente hacia afuera. Tanto Francis Howgill como Isaac Penington se refirieron frecuentemente a "respirar por el Señor" y "respirar para el Señor" es sus escritos; también se refirieron al Espíritu que "sopla vida" hacia aquellos que esperan al Señor, así como el primer Adán que fue hecho un alma viviente por Dios al soplar sobre él. El Señor me ha enseñado recientemente que mientras esté inhalando lenta y profundamente, me enfoque en sentir la parte superior del lado derecho de mi cabeza; y mientras esté exhalando lentamente, me enfoque en buscar una luz en la parte superior del lado derecho de mi cabeza, moviendo ese foco hacia la parte de más atrás que sea posible de la parte superior del lado derecho. Él también me ha enseñado a rechazar pensamientos, que el diablo nos da al azar para causar que nuestra mente divague; rechazar pensamientos antes de perderse en los pensamientos es difícil, pero llega a ser más fácil con la práctica.

  • Cierre su boca y respire por su nariz siempre y cuando esté despejada. Respirar por medio de la boca hace que sus pensamientos sean más fáciles; esto me lo enseñó el Señor. Esto es cierto durante la espera o durante las actividades normales. Con su boca cerrada, manteniendo los dientes de arriba ligeramente junto a los de abajo ayuda aún más a hacer los pensamientos más lentos.

  • Se obligue a sonreír y mantener la sonrisa. Sonreír ahuyentará las preocupaciones, las cuales forman 90% de los pensamientos. Una sonrisa libera endorfinas y serotonina, haciendo más fácil que usted se relaje y elimine pensamientos. Cuando se encuentre a sí mismo hundido en una corriente de pensamientos, o aferrado analizando lo horrible que fueron sus pecados en el pasado, (después que usted ya ha confesado estar arrepentido de ellos una vez), una sonrisa forzada quebrantará los patrones de pensamientos, permiténdole reenfocar su mente en esperar, velar y escuchar esperando al Señor que hable.

Sólo moviendo los ojos en la parte de atrás de su cabeza, moviendo los ojos hacia la derecha lo más posible, y observando al luz en sus párpados, puede detener los pensamientos cuando empiezan a dar vueltas en la cabeza. Cuando sus pensamientos den vueltas en su cabeza de esta manera, inténtelo. Puede que funcione en usted; pero no hay sólo una manera. Sólo siéntese silenciosamente, lo mejor que pueda. "Estad quietos y reconoced que yo soy Dios." Cuando sus pensamiento comiencen a dar vueltas en su cabeza simplemente vuelva a pensar en su nombre; esta será una buena manera de recordarse a sí mismo de su propósito.

Eventualmente usted se dará cuenta que tiene un pensamiento y entonces formará las palabras para expresarlo en su mente. Su pensamiento ya ha sido escuchado; estará esforzándose de más tratando de expresarlo. Manténgase en silencio, sin formar palabras para expresar los sentimientos o pensamientos que surjan en su mente, y habrá tomado un paso importante. Trate de no formar palabras en su mente, aunque sus pensamientos sean malos, sólo déjelo pasar. Sus sentimientos y pensamientos silenciosos, sin formar palabras, son el principio de la adoración en espíritu y en verdad.

Comience pensando en el nombre de Jesús. A medida que progresa y se hace más consciente de Cristo en usted, usted puede cambiar a pensar acerca de Cristo en usted. (de acuerdo con Jorge Fox). De la Palabra del Señor en el interior: "Cada vez que tú regresas [tus pensamientos] a mí, el Padre lo sabe."

Ciertamente, siguiendo el camino de tus juicios te hemos esperado, oh Señor; tu nombre y tu memoria son el deseo de nuestra alma. Isa 26:8

Y fue escrito un libro de memorias delante de él, de los que temen a Señor y que meditan en su nombre. Mal 3:16

Tú guardarás en completa paz a aquel cuyo pensamiento en ti permanece, porque en ti ha confiado.  Isa 26:3

Como de sebo y de gordura se saciará mi alma; mi boca te alabará con labios de júbilo cuando en mi cama me acuerdo de ti, medito en ti en las vigilias de la noche. Salmos 63:5-6

Cuando se descubra a sí mismo comenzando a vagar en pensamiento, vuelva a pensar en el nombre de Jesús, y después vaya en silencio otra vez. No repita su nombre vez tras vez otra vez como un mantra. Sólo recuerde el nombre, entonces esté en silencio lo mejor que pueda. No se desanime si encuentra que es difícil aquietar su mente; así es para todos. Sus esfuerzos son observados y apreciados; eventualmente serán recompensados con la gracia del Señor que le ayudará a aquietar su mente. Recuerde, aún su espera se le acredita:   Sea tu misericordia, oh Señor, sea en proporción a nuestra espera y la esperanza en ti. Sal 33:22. Desde la fundación del mundo no se ha escuchado, ni el oído ha percibido, ni el ojo ha visto a ningún Dios fuera de ti, que actúe a favor del que en él espera. Isa 64:4.

Un problema común es que su mente se imagine que usted está predicándole a otros, citando versículos para apoyar la predicación. Algunos aún piensan que esto está inspirado por Dios, pero sólo es su mente carnal que está juzgando a otros y malgastando su tiempo de espera. No importa lo bien que se sienta, no importa lo justo que lo haga sentir, pare, y esté en silencio lo más que pueda; no malgaste su tiempo de escuchar y velar.

Ayunar

El ayuno ocasional y dormir menos debilitan el cuerpo y así fortalecen el espíritu. Yo tomo agua cuando estoy ayunando; pasar más de tres días sin tomar agua es extremadamente difícil y puede ser peligroso. Existen registros de personas espiritualmente avanzadas que fueron capaces de pasar más de tres días sin agua. Un ayuno de jugos no es realmente un ayuno; es una dieta. El ayuno de los musulmanes que es sólo un ayuno durante el día, y después comen en la noche, no es un ayuno. El ayuno es pasar un tiempo sin ningún tipo de comida. Jorge Fox y muchos de los primeros cuáqueros ayunaron frecuentemente. Pablo ayunó. Jesús ayunó. Moisés ayunó. Es difícil, pero vale la pena. Tal vez usted quiera esperar hasta que el Señor le diga "No comas." Si usted quiere ayunar, ayune. Si usted quiere esperar para recibir instrucciones, espere. Yo he hecho ambas cosas. El ayuno en obediencia al mandato del Señor es más fácil de sostener porque no es su decisión cuándo dejar de hacerlo; y si ayunar fuera su decisión, entonces sería muy fácil decidir dejar de hacerlo cuando las cosas se ponen difíciles; pero si el Señor le dice que ayune [claramente entendido, sin completar en los espacios en blanco, sin adivinar], entonces usted debe esperar a que él le dé permiso para dejar de ayunar.

Sequedad

Sentarse y a menudo no ver ni oír nada es parte del proceso, es sequedad. Por largos períodos de tiempo yo oí un mensaje al mes. A usted probablemente le irá mejor. Usted también obtendrá ánimo. Esto viene justo al momento necesario. Él está tratando de desarrollar paciencia. Él está desarrollando fe; él habla al momento exacto. Él sabe lo que es mejor. No lo cuestione. Él siempre está ahí. Él nunca lo abandonará; esto es una promesa bíblica. Los largos períodos de no escuchar nada son como estar en el desierto espiritual. Él me dijo una vez "sigue arrastrándote por el desierto". No piense que el proceso no está funcionando; sepa que sí lo está. Lea Juan, Pedro, Salmos, Isaac Penington y Jorge Fox para mantener su esperanza. Usted encontrará sus favoritos. Lo que sea que aumente su esperanza, léalo.

Miguel de Molinos tiene un documento extraordinario, que nos anima a escribir durante la meditación (esperar en silencio) y los beneficios secretos de la sequedad.

Al principio de sus meditaciones puede que pase bastante tiempo esperando al Señor antes de oír su voz, pero su espera será recompensada. De la Palabra del Señor en el interior: "Cuando estés esperando, si no oyes nada por algún tiempo, será para tu beneficio; ten presente que él está trabajando profundamente dentro de ti." Mi error al principio fue esperar una guía acerca de a qué ministerio él quería que yo me dedicara y a dónde quería que me moviera; preguntas que no podían ser contestadas, sino simplemente esperar a ser enseñado acerca de él y de mi mismo de acuerdo a lo que Él, mi creador, ha decidido que yo necesito saber.

He escuchado de aquellos que oyen inmediatamente. He escuchado de otros que no han oído en meses — pero cuando oyen, están encantados en todo su ser. No se oye una voz real con los oídos externos, sino que es como un pensamiento dentro de usted, pero con una voz que le acompaña. Él comenzará con declaraciones alentadoras y bondadosas. Él le mostrará lo que sucederá en el futuro, o le mostrará su poder, por medio de la revelación; esto le ayuda a identificar y a creer que es el Hijo de Dios que le está hablando. Más tarde él comenzará a convencerlo de sus problemas, por medio de una visión con una comprensión clara e inmediata, pero de una manera fraternal, que le entristecerá por su verdad y le motivará a ser diferente; si usted sigue lo que ha resuelto, Él le cambiará para que sea diferente.

En general uno no oye a Dios, ni obtiene su guía de manera rápida. Su sinceridad al dejar de confiar en sí mismo, y poner todas sus esperanzas en él no debe ser un intento casual, sino un esfuerzo dedicado. Pueden pasar meses antes de que usted oiga, pero oirá — si persiste. La persistencia, la dedicación, y el confiar completamente en Dios son lo más importante. Además hay una lista de verificación, para asegurarse que no esté siendo reprimido por una cosa u otra.

  • Asegúrese de que no está reteniendo ninguna cosa en reserva de lo cual no podría separarse si se le pidiera.

  • Asegúrese de sólo estar buscando su voluntad para usted, no un incremento de poder, prestigio, dinero, estatus, etc.; en otras palabras, que usted esté buscando su justicia y su reino como la prioridad más importante de su vida. 

  • Asegúrese que usted no se de la vuelta y vuelva a dormir en la madrugada cuando Él lo despierte. 

  • Asegúrese que no esté desobedeciendo habitualmente los mandamientos que oiga de Él, pensando que no son importantes.

  • Asegúrese de no haya sido incrédulo con ninguno de sus mandamientos que sea completo y claro con respecto a dejar de hacer algo que usted esté haciedo, al no querer dejarlo y así convencerse a sí mismo que era su imaginación. 

  • Asegúrese de que no esté haciendo deliberadamente algo malo, lo cual usted no debería estar haciendo, y lo cual usted puede dejar de hacer.

  • Asegúrese que esté buscando con humildad, consciente de su infinita sabiduría, poder, conocimiento, y pureza — más que cualquier otro hombre. Si usted va a Dios, pensando que es salvo y que es especial, que tiene derecho a tener privilegios, usted no oirá — eso no es humildad. Usted debe ir como en pecador que no es salvo, desesperado por deshacerse del pecado, desesperado por poder hacer lo correcto, desesperado por agradar a Dios — a cualquier precio — pero confiando en su pureza y su misericordia. El humilde silencio es la evidencia de su humildad.

  • Asegúrese que ya no esté yendo a las sectas deficientes, estudios bíblicos, grupos de oración, etc.

  • Asegúrese de que no esté predicando, testificando, o enseñando a otros, hasta que se le diga específicamente qué hacer y cuándo hacerlo.

  • Asegúrese que no se esté alejando de aquellos cuyas necesidades físicas no están satisfechas, y que usted puede satisfacer con su exceso de recursos. Usted debe dar liberalmente, a individuos u organizaciones de beneficencia para los pobres y así poder progresar.

  • Asegúrese de que no hay algún hábito obviamente inmoral en el cual usted continúe sin hacer algún esfuerzo de dejarlo.

Ahora, algunas sugerencias.

  • Cuando usted se despierte, espere alrededor de uno o dos minutos antes de levantarse y planear su día. Trate de escuchar un mensaje, lo cual puede parecer como un pensamiento, excepto que no tiene una sucesión que lo apoye — está totalmente fuera del tema en el cual usted pueda haber estado pensando.

  • Cuando usted esté meditando, aún si está pensando, el Señor puede sobreimponer sus pensamientos y sus palabras sobre las de usted. Usted puede estar tropezando en su secuencia de pensamientos, (la cual usted puede trazar desde el principio y ver cómo un pensamiento lleva hacia el otro), y de repente hay un pensamiento completamente diferente que ocurre, que no tiene secuencia ni sucesión. Así es como el Señor a menudo se comunica con usted.

  • Si usted está despierto en la noche, y se siente bien despierto, levántese y trate de meditar.

  • No se preocupe acerca de quedarse dormido. Siga sentado y se despertará, probablemente varias veces. Cuando se despierte es cuando más a menudo oirá.

  • Finalmente, trate de aumentar la cantidad de tiempo. Como el Señor me dijo una vez: "Si el carro no va a ninguna parte, pisa el acelerador."

De la Palabra del Señor en el interior: "Oír y obedecer es difícil. Las personas sienten pánico si no es aparente que el Señor está obrando en ellos. Cuando estés esperando, si no oyes nada por algún tiempo, será para tu beneficio; ten presente que él está trabajando profundamente dentro de ti." El progreso es poco a poco, a menudo indiscernible; pero con el tiempo, usted mirará hacia atrás y verá sus cambios. Poco a poco cada palabra hablada de Él que usted oye está implantada en su corazón y le imparte la vida de Dios haciéndolo un poco más puro.

Reconocer Su voz

La voz vendrá antes que la Luz. Pero usted puede tener visiones, como pequeños sueños, con un entendimiento inmediato. Esta es la obra de la Luz dentro de usted. Lo que usted oye no siempre se alinea con las escrituras. Usted le oirá decirle cosas acerca de usted. Usted oirá halagos. Usted oirá convicciones. Pero lo que usted oiga, nunca contradecirá las escrituras. Usted puede oír de cuatro maneras:

  1. Un pensamiento sin voz, o sin visión. Pero el pensamiento obviamente no es suyo porque no tiene un hilo para trazar hacia atrás. También, el pensamiento se entiende inmediatamente.
  2. Un pensamiento acompañado por una voz (pero no una voz física — más bien como un tono y una calidad de los pensamientos que son expresados — como una memoria de haber oído a alguien hablar con inflexión, tono, frecuencia, etc.)
  3. Un entendimiento con una visión, y este entendimiento es inmediato y claro — generalmente sin voz que la acompañe.
  4. Un entendimiento que es como estar totalmente sumergido o rodeado con las palabras — no oídas, pero muy fuertes, y las cuales usted mismo puede expresar fácilmente con palabras. Esto es raro y maravilloso.

Lo que viene a continuación ilustra cómo sus pensamientos pueden ser trazados hacia el pasado, para probar si un pensamiento es suyo o si ha sido introducido por el reino espiritual:

Suponga que yo tengo un pensamiento acerca de Italia. Entonces comienzo a trazarlo hacia los pensamiento anteriores. El pensamiento anterior fue pizza. Y antes de eso: el alimento favorito de los hombres. Y antes de eso: helado. Y antes de eso: el alimento favorito de las mujeres. Y antes de eso: lo que mi esposa y yo íbamos a comer después de cenar. Y antes de eso... etc.

Al final de esa secuencia, suponga que yo oigo o tengo un pensamiento: "tus necesidades serán proveídas, siempre y cuando permanezcas en el camino." Debido a que está fuera de sincronización con cualquier pensamiento previo, claramente ese pensamiento se originó del reino espiritual. Es la voz del Señor porque es pacífica, fácilmente aceptada, amable, con esperanza, misericordiosa, comprensible — es sabiduría de lo alto:

En cambio, la sabiduría que procede de lo alto es primeramente pura; luego es pacífica, tolerante, complaciente, llena de misericordia y de buenos frutos, imparcial y no hipócrita. Santiago 3:17.

Pero si usted oye: "tienes un problema serio;" eso viene de abajo porque ni siquiera identifica el problema; por lo tanto no es puro y al ser incompleto, no es comprensible ni fácilmente aceptado.

Toma tiempo, práctica, y paciencia aprender a reconocer la voz del Señor. Sus palabras siempre son amables, bondadosas, pacíficas, fáciles de aceptar, sin sarcasmo, sin amargura, sin condenación, sin dureza, puras, limpias, humildes, maravillosas. Nunca hay alguna palabra emocional, no hay nunca una emoción en su voz; sus palabras son claras, sin sarcasmo, sin humor, fácilmente aceptadas, siempre amables, firmes, siempre morales, nunca en contradicción con las escrituras, entendidas inmediatamente, basadas en los hechos, sabias, fáciles de entender, nunca regañan y nunca lo dejan tratando de adivinar su significado. Las muchas voces del enemigo son generalmente emocionales, sarcásticas, incompletas, condenadoras, duras, temerosas, y amargas. El enemigo usa muchas voces: la suya, la de sus amigos, parientes, dignatarios, etc. Eventualmente usted oirá al Señor. Y una vez que lo comience a oír, usted oirá con frecuencia. Él tiene una voz suave. A veces no oirá una voz, sino que sólo sabrá algo inmediatamente. Jorge Fox le llamó a esto una "apertura". Una "apertura" puede ser expresada en palabras, pero es un sentimiento que infunde su ser con un entendimiento inmediato.

Él le dirá cosas acerca de él mismo. Él le animará. Él es bondad. Él le dirá o le mostrará cosas acerca de usted mismo; algunas de las cosas serán desagradables. Pero ya que él es su amigo, usted sabrá que él le muestra esas cosas por su propio bien. Por lo tanto escuche y observe. Y no corra; póngase de pie delante del Hijo del Hombre. Y arrepiéntase de lo que él le muestre. Y a veces él le dará mandatos. Usted estará escuchando la Palabra de Dios, la Palabra viviente. Y es de esperar que usted le obedezca y le muestre su amor por él al ser obediente. Tenga lápiz y papel cerca cuando medite. Pare y escribe los mandatos que reciba. Mantenga un cuaderno de mandatos y entendimientos que reciba. Él nos dijo "¿Por qué tengo que enseñarte si tú no escribes lo que te digo?" Después vuelva de inmediato a esperar al Señor. Repase los mandatos periódicamente, y siga arrepintiéndose. Usted comenzará a cambiar; no tan rápido como usted quisiera, pero usted cambiará. Usted será más paciente, no se enojará tan fácilmente, más amable, más estable y más enfocado en la vida. Sus deseos por las cosas del mundo comenzarán a desvanecerse. A medida que usted siga sus mandatos, su progreso se acelerará. Cuando usted vea su cambio, todavía consciente de sus fallas, las cuales irán disminuyendo, usted sabrá y estará agradecido de que él le está cambiando por medio de su gracia — está funcionado. Su fe está aumentando, porque usted oye la Palabra de Dios y porque usted está cada vez más seguro de lo que usted espera y más seguro que Cristo está haciendo cambios en usted, aunque usted no lo vea a Él.

No confíe en los sueños

Un error común de mucha gente es tratar de interpretar sueños. Jorge Fox escribió acerca de los sueños en su Diario:

Pasando a otro lugar me encontré con personas que confiaban demasiado en los sueños para su guía espiritual. Yo les dije que a menos que pudieran distinguir entre sueños y sueños, que éstos los confundirían, ya que existen tres clases de sueños: muchas preocupaciones a veces causan sueños; y hay sueños que son susurros de Satanás en la noche; y Dios habla al hombre en sueños. Estos hombres dejaron de confiar en los sueños y al final se convirtieron en Amigos.

Si Dios le habla en un sueño, lo que Él le está diciendo será absolutamente claro sin lugar a dudas. Cualquier sueño que requiere que usted interprete los eventos debe ser ignorado; Satanás le da delibaradamente esos sueños para tentarlo a interpretarlos, sabiendo que usted probablemente los interpretará en una manera que justifique satisfacer sus deseos o su orgullo. Lo mismo se aplica a las visiones recibidas en su espera por el Señor; si el significado no es totalmente claro, si no tiene sentido, si no es moralmente correcto, si no es amable, ignórelo. Y tenga mucho cuidado al creer cualquier cosa que alguien más haya soñado; tampoco confíe la interpretación de sus sueños a ninguna persona. A continuación hay algunas escrituras que apoyan el concepto de ignorar sus sueños y los de otros.

¡Note! El Señor ha comparado los sueños con la paja, pero su palabra con el trigo. No dependa de los sueños en lo más mínimo.

Cuando usted tenga sueños, en los cuales se deja llevar por la ira, violencia, sexo, etc., no se preocupe acerca de ellos ni trate de analizarlos; simplemente laméntese porque todavía es tan débil que se somete a esas pasiones en sus sueños y tenga la esperanza de llegar a ser más resistente a las tentaciones aun en sus sueños. Esa resistencia llegará a medida que oye, escucha, y obedece más para llegar a ser más puro.

Registrar sus mensajes

Mantenga un cuaderno de mandatos y entendimientos que usted reciba. Sólo registre las palabras que usted ha oído. La tentación es tomar un mensaje de cuatro palabras del Señor y comenzar a escribir párrafos acerca de exactamente lo que él quiso decir, a menudo distorcionando completamente el mensaje original. Si usted insiste que debe escribir un ensayo acerca de una simple frase que ha oído del Señor, escríbala en un lugar diferente porque es muy fácil perder el significado del mensaje original, aún perdiend el mensaje. Los mensajes que usted recibe del Señor son como un rompecabezas; cada parte encaja junto con otros mensajes, pasados o futuros. Para que usted pueda a comenzar a ver el cuadro que las piezas muestras cuando están juntas, proteja la integridad de cada mensaje.

Acuérdate, pues, de lo que has recibido y oído. Guárdalo y arrepiéntete. Apoc 3:3. Periódicamente revise sus mensajes para que permanezcan frescos en su mente, y para que usted no olvide esos mandatos de arrepentimiento que ha oído.

No comparta sus mensajes con otros a menos que se le instruya específicamente acerca de lo que debe hacer. Los mensajes que usted oye son para usted, para nadie más. El Señor a menudo le permitirá que usted comparta mensajes con aquellos que están en su núcleo familiar si ellos también están esperando al Señor y buscándole como la prioridad más importante de sus vidas. Al compartir mensajes con otros correrá el peligro de que su orgullo se aumente, y que esto lo dañe a usted; y a menos que usted haya recibido la autorización del Señor, existe un riesgo importante de compartir un mensaje que no es del Señor, sino del enemigo.

El cuidado del Señor por nosotros

No espere que el Señor le de respuestas específicas a sus problemas mundanales; él conoce sus problemas y le guiará si es necesario, o él arreglará el problema sin que usted se de cuenta de lo que él hizo. No malgaste su tiempo de espera en el Señor tratando de obtener respuestas a preguntas específicas en su vida. Continúe su vida haciendo las mejores decisiones que usted pueda, y todo saldrá bien.

Mientras nosotros estamos buscando, el creador del universo está velando sobre nosotros, protegiéndonos, planeando por nosotros, moviendo el mundo para nuestro beneficio, y está siempre allí por nosotros. Con esta seguridad, sabemos que todo lo que suceda alrededor nuestro es su voluntad para nosotros; y pase lo que pase, aunque parezca ser un problema en esos momentos, sabemos que como está escrito, "Dios hace que todas las cosas ayuden para bien a los que le aman, esto es, a los que son llamados conforme a su propósito." y ya que obedecemos sus mandatos, él sabe que lo amamos. De manera que sabemos que todo lo que nos suceda es la voluntad de Dios, para ayudarnos a crecer, y tenemos una paz que está basada en el amor de Dios para nosotros. Podemos poner todas nuestras ansiedades sobre él, y depender de él para que obre todas las cosas a nuestro favor. Tenemos confianza que él está obrando por nosotros, aunque no podamos ver cómo está sucediendo; sabemos que él controla todo el universo, y unir nuestras vidas con la suya no requiere esfuerzo para él.

No se aproveche de este cuidado sobre usted al elegir participar en actividades peligrosas. Recuerde que Cristo fue tentado a tirarse de arriba del templo con la seguridad que los ángeles lo iban a rescatar; él contestó: 'No tentarás al Señor tu Dios'. La voz del Señor da esta advertencia para todos: la embriaguez puede causar que usted esté tan relajado y disoluto que usted pueda matarse. La embriaguez puede ser resultado de las drogas o el alcohol.

Él tiene que mostrarnos cada uno de los problemas que tengamos, muchos de los cuales están escondidos, y guiarnos (moviendo el mundo alrededor nuestro si es necesario) a sentir el dolor de nuestros problemas — un dolor tan grande que cuando somos tentados, en vez de ser un incentivo a fallar, es un incentivo al éxito. Mientras más pronto se de cuenta que todo lo que sucede alrededor suyo está arreglado, más pronto estará en paz; es decir, mientras más pronto usted pueda aceptar que si la gente lo trata terriblemente es para que usted aprenda a perdonar. Esta vida es una ilusión. Dios es mucho más poderoso y obra alrededor suyo mucho más de lo que usted se imagina. El controla todo alrededor de los que él ama y a quienes ha llamado. (Este arreglo de circunstancias sólo sucede en aquellos a quienes él ama y a quienes él ha llamado). Por lo tanto si usted tiene un hambre profunda, él le ama y lo está llamando. Este hambre viene de él. Es la manera que él usa para atraernos a él. De manera que usted tendrá hambre y llorará, y tendrá hambre y llorará. Pero eventualmente será saciado y consolado. Esto funciona. Confíe en él. Él lo creó. Él está en usted. Él lo conoce mucho mejor de lo que usted se conoce a sí mismo. Él le cambiará para que usted llegue a ser como Él, guiándolo a la pureza y después a la unión con Él en el Reino que está en el interior, donde usted camina por la Luz de Dios.

Él me dijo, "vive en la fortaleza de la fe donde no importa si alguien te da un beso o te pega con un bate de béisbol," sabiendo que todo lo que me pasa está totalmente bajo su control y dirección. Así que si alguien me pega con un bate de béisbol, Él me está enseñando la necesidad del perdón, me está enseñando a ignorar lo que pasó a pesar del sufrimiento y de la maldad de la persona que tiene el bate. Su vida es una carrera de obstáculos, diseñada por Dios para que usted avance por arriba y por entre medio, aprendiendo a perdonar y a amar a pesar del dolor y la injusticia. Esta vida es un campamento de reclutas para producir un soldado de amor, el arma del cual es la espada del Espíritu, la palabra viviente de Dios. Cuando usted se da cuenta que es Dios quien ha permitido que esa persona sea grosera, desagradable, y que le causara dolor, usted podrá perdonarle fácilmente porque estas personas son sólo un obstáculo de posible resentimiento, las ofensas de quienes deben ser pasadas por alto (o si no pasadas por alto, son para producir el dolor del resentimiento), y de esa manera son usadas por Dios para nuestro progreso espiritual.

No tome el hecho de que Él lo cuida como justificación para meterse en deudas, pensando que Dios lo rescatará y que él quiere que usted disfrute la vida con dinero prestado; porque está escrito "no debáis a nadie nada, salvo el amaros unos a otros". Si su orgullo lo mete en algún problema mundanal, él le dejará caer para humillarlo; porque está escrito "Cuando viene la soberbia, viene también la deshonra." Pero, si el humillarlo, es su amor por usted que todavía está trabajando para disciplinarlo; sólo siga buscándole con la confianza adicional de que ha sido disciplinado. Para más información acerca de las deudas, vea la carta 200 de Jorge Fox.

Y cuando le estamos buscando, tenemos sus promesas sobre las cuales podemos descansar y estar seguros, tenemos sus palabras de ánimo que él nos susurra cuando le buscamos en la quietud, tenemos sus mandatos para darnos el consuelo de que estamos en realidad bajo sus órdenes, tenemos su disciplina para recordarnos que él nos ama y no nos dejará fallar, y tenemos los cambios que él produce en nosotros como prueba, siempre que volvamos a Él y lo busquemos en la soledad.

El ministerio de la condenación

Convicción

Por lo tanto, antes de que usted haya sido purificado, antes de que usted haya crucificado la naturaleza pecaminosa, antes de que el amor de Dios haya sido perfeccionado en usted, el Espíritu de Dios, por gracia, le enseña a negar la impiedad y los deseos del mundo. Tit 2:11-12. El Espíritu de Dios escudriña su corazón y le muestra los pecados secretos que están en el interior, condenando los pecados, y culpándolo a usted de ellos.

(sí, una espada traspasará tu misma alma) para que sean revelados los pensamientos de muchos corazones. Lucas 2:35 

Yo, Jehovah, escudriño el corazón y pruebo la mente, Jer 17:10
 

yo soy el que escudriño la mente y el corazón. Apoc 2:23 

el [Jésus] que escudriña los corazones, Rom 8:27

Has puesto nuestras maldades delante de ti; nuestros secretos están ante la luz de tu rostro. Sal 90:8

Todas las cosas que son reprobadas [pecados] son manifestadas [reveladas] por la luz; pues lo que revela es luz. Efe 5:13-14

Así que, no juzguéis nada antes de tiempo, hasta que venga el Señor, quien a la vez sacará a la luz las cosas ocultas de las tinieblas y expondrá las intenciones de los corazones. 1 Cor 4:5 

Porque la Palabra de Dios es viva [viviente] y poderosa [activa], y más penetrante que toda espada de dos filos. Penetra hasta partir el alma y el espíritu, las coyunturas y los tuétanos, y es discernidor y juez de los pensamientos y las intenciones del corazón. Heb 4:12 

Estas cosas has hecho, y yo he callado. Ciertamente pensabas que yo sería como tú,1 pero yo te reprenderé y las pondré ante tus ojos. Sal 50:21

Cuando usted vaya al maestro interno, usted se verá completamente adicto al sexo, como yo me vi a mí mismo. Yo pude ver cómo todo lo que yo hacía en la vida era para aumentar mi prestigio, poder, influencia, imagen, apariencia, etc. — todo con la esperanza de hacerme más atractivo al sexo opuesto; aún algunas inversiones fueron hechas con la esperanza de tener más atracción. Hasta que se me mostró esto, yo nunca lo hubiera creído.

Fox identificó este proceso de convicción, el ministerio de la condenación, que en sí es glorioso: Porque si el ministerio de condenación era con gloria, ¡cuánto más abunda en gloria el ministerio de justicia! 2 Cor 3:9. El Señor condena el pecado en usted, pero Él no lo condena a usted; Él nunca lo regaña, Él nunca lo condena, Él nunca es duro cuando se comunica con usted. Él sólo condena el pecado: las obras del diablo en usted. Cristo es revelado en nuestra carne para destruir las obras del diablo [pecado] en nosotros. 1 Juan 3:8. Jorge Fox escribió acerca de Cristo es revelado en nuestra carne:

Porque Cristo es revelado en la carne, para condenar el pecado en la carne, a todos los que testiican a Cristo en ellos, hombres y mujeres; digo, Cristo esto es revelado en su carne; él condena el pecado que está en su carne; sí, y pone fin al pecado, y termina con la transgresión, y trae justicia eterna en ellos. Pero primero él condena el pecado que está en su carne, la injusticia en su carne, y la impiedad en su carne; el mentiroso, el blasfemo, que está en su carne; el adúltero, el fornicario, el idólatra, y todo pecado, sea cual sea, él lo condena en la carne. Así también Cristo se manifiesta en la carne, para condenar el pecado que está en la carne; todos los que testifican acerca de que Cristo condena el pecado en la carne, que a través de Cristo, quien condena el pecado en la carne, pueden llegar a ser justicia de Dios, y así una nueva persona [criatura] de Dios. Pero cuando el pecado está sin condenar en la carne, ellos son de la serpiente, del injusto, del impío, que adulteró de la verdad, ellos son de él. Pero si el pecado es condenado en la carne, Cristo se manifiesta en la carne, para que sean de Cristo; ellos son de Dios, y están en Cristo, quien destruye el diablo y sus obras, que están fuera de la verdad. Y estos conocen la nueva vida, en la cual sirven a Dios; y éstos conocen la nueva tierra, en la que mora la justicia; y éstos conocen la vieja tierra, en la que habita la injusticia. Y estos pueden traer a la luz las cosas viejas y nuevas.

Pensar que aquel que trae convicción es el acusador es imperdonable, porque usted correrá en vez de detenerse y enfocarse en la luz que le muestra su condición; quédese quieto y enfóquese en la Luz que le enseña su condición, y al final vendrá la fortaleza, y usted será diferente, más fuerte en esa área de ese momento en adelante. Pero si usted corre, usted puede volver y dejar de correr; se le darán tantas oportunidades como usted esté dispuesto a tomar. Cuando la luz le muestra un problema, nunca lo hace a manera de censura; sino que es suave, inmediatamente reconocible, pero causando vergüenza — una vergüenza como la que se siente cuando un amigo o un padre amante nos muestra una falla que nosotros no queríamos reconocer — pero no de una manera dura o crítica — sino que suave, fácil de aceptar, generando remordimiento y pena en nuestra parte. Después que usted sea purificado, usted se beneficiará del Ministerio de la Vida y la Justicia, pero hasta entonces usted debe estar bajo el Ministerio de la Condenación por medio de la cruz. Porque si el ministerio de condenación era con gloria, ¡cuánto más abunda en gloria el ministerio de justicia! 2 Cor 2:39

Si usted comete errores o peca mientras está buscando (y lo hará), sólo laméntelo, haga la decisión de mejorar, y olvídelo. Estamos aquí para aprender. Sus errores le enseñan. Olvídese de cometer "un pecado imperdonable"; esto se refiere a las personas que veían los milagros de Cristo y los atribuían a los demonios — ¿cómo podían buscarle si pensaban que él tenía un demonio? Ese es el pecado imperdonable, rechazar el Espíritu Santo como si fuera un demonio, durante el tiempo que usted rechace. Sí, aún hoy es posible pensar que el Espíritu Santo es un demonio, especialmente mientras espera en el Señor; usted puede confundir la convicción del Espíritu Santo con "el acusador de los hermanos", suponiendo que usted ya es un "hermano", lo cual usted no es hasta que haya sido purificado y hecho uno con Cristo.

A muchos se les ha enseñado que porque "creen en Jesús" están en Cristo, y por lo tanto no deberían ser sujetos a ninguna condenación, basados en el versículo:  Ahora pues, ninguna condenación hay para los que están en Cristo Jesús,1 los que no andan conforme a la carne, sino conforme al Espíritu. Rom 8:1

Caminar según el Espíritu es ser guiado por el Espíritu en pensamientos, palabras, y obras. Si  sois guiados por el Espíritu, no estáis bajo la ley. Gal 5:18. Caminar según la carne es caminar de acuerdo a su mente carnal y su corazón impío, antes de que haya sido limpiado purificado; antes de eso usted no está en Cristo Jesús porque usted todavía está caminando en la carne — en sus deseos, afectos, placeres, ira, vanidad, temor, preocupaciones, planes, etc.

Para estar en Cristousted debe haber acabado con el pecado completamente. (Haga clic aquí para ver los versículos que prueban esto).

Pecados secretos en contraste con los pecados obvios

Cuando a usted se le muestra su pecado, (como en una visión con entendimiento), eso es claramente la Luz revelando un pecado o hábito pecaminoso del cual usted no estaba conciente previamente; la luz nos muestra los pecados secretos de nuestro corazón. Esos pecados secretos se muestran más que nada al comienzo de la caminata de la persona.

Ha sido años desde que se me ha mostrado un pecado en la luz, pero desde entonces he recibido un sinnúmero de mandatos hablados para que me arrepienta de algo que puedo entender fácilmente y aceptar inmediatamente — no hay sorpresas cuando Él habla de algo que yo debo dejar de hacer.

Las sorpresas, (los pecados secretos de los que usted no está consciente), son lo que la luz nos tiene que mostrar para que puedan ser recibidos sin gran impacto, duda o negación. Los mandatos hablados que oímos o reconocemos pueden venir a través del día, aunque la gran mayoría viene mientras estamos esperando. A medida que progresamos, podemos más frecuentemente caminar y oír al mismo tiempo.

Probablemente hay varios pecados secretos todavía en mi corazóon que aún deben ser revelados; y cuando yo esté listo para verlos, estoy seguro que Él los revelará. Algunos no serán revelados hasta los últimos minutos de nuestra caminata cuando el hombre de pecado sea revelado, cuando probablemente será impresionante ver el alcance del mal que nos ha gobernado en el pasado, pero que todavía vive hasta que Él lo destruya por completo.

La eliminación del pecado

El Espíritu por la gracia no sólo culpa al hombre de su pecado, con el arrepentimiento que viene de parte del hombre, el Espíritu también elimina el pecado de su corazón:

Aquello que le muestra su pecado, y que lo afligió por ellos, le muestra su salvación;
porque aquel que le muestra al hombre su pecado, es el mismo que lo quita
Jorge Fox


En él también fuisteis circuncidados con una circuncisión no hecha con manos, al despojaros del cuerpo de los pecados de la carne mediante la circuncisión que viene de Cristo. Col 2:11 

Sino más bien, es judío el que lo es en lo interior, y la circuncisión es la del corazón, por el espíritu y no por la letra. La alabanza del tal no proviene de los hombres, sino de Dios. Rom 2:29

Porque si vivís conforme a la carne [la naturaleza pecaminosa], habéis de morir; pero si por el Espíritu hacéis morir las prácticas de la carne, viviréis. Rom 8:13

El que practica el pecado es del diablo, porque el diablo peca desde el principio. Para esto es revelado el Hijo de Dios [en nosotros]: para deshacer [en nosotros] las obras [pecado] del diablo. 1 Juan 3:8

De la Palabra del Señor en el interior:

Cuando espere a Dios y la Luz le muestre algo desagradable acerca de usted mismo, no retroceda; comprenda que es la Luz la que le está mostrando su condición, y que Él está haciendo esto para ayudarle a eliminar lo malo y a ser una mejor persona; y que Cristo ha muerto por usted de manera que usted no necesita entrar en pánico. No se preocupe de confesar lo que se le ha mostrado, y no piense acerca de todo lo que usted perderá; ambas cosas lo alejarán de la luz; más bien permanezca enfocado en la Luz que le muestra su condición. Y entonces, cuando usted no lo esté esperando, vendrá la fortaleza; y sea lo que sea que se le haya mostrado, usted tendrá la fortaleza para ser diferente a partir de ese momento. Puede que usted no vea la Luz. Tal vez usted sólo vea lo que la Luz le está mostrando. Eso es todo lo que usted necesita. Si usted no puede ver la Luz, sólo enfóquese en el hecho que la Luz le está mostrando su condición. Él me dijo "Si una visión o entendimiento te pone triste, mira a la cruz". Esto es lo que Jorge Fox llamó el primer paso a la paz; él también dijo que este proceso, el arrepentimiento en la Luz, "es la cruz."

Cuando la luz le muestre claramente alguna práctica o deseo en su corazón, usted puede pensar que necesita comenzar a disculparse o a confesar el pecado que se le ha mostrado; pero eso sólo lo alejará de la luz e inhibirá su progreso. Es suficiente que usted no niegue que lo que ve es verdad, y el Señor sabe que usted cree que lo que él le está mostrando es cierto sin que usted tome tiempo para confesar; él notará su asentimiento sin que se forme ni un sólo pensamiento en palabras. Entonces él puede completar su deseo de impartirle la fortaleza para cambiar el comportamiento que él le está mostrando. De la Palabra del Señor en el interior: "Mis verdaderos amigos no se preocupan del confesional; no tomes tiempo cuando recibas una visión clara."

El Señor me dijo: "no hay mal que yo no haya tenido en frente de mis manos y mis ojos."
Por lo tanto cuando usted se vea a sí mismo, no piense que usted es la persona más impía que haya vivido alguna vez; usted no lo es.
Cuando usted vea la medida de su maldad, cómo él dijo: "todos piensan que son el peor de los pecadores que haya vivido."

Así es como se hace morir [haced morir] las obras del cuerpo que son de la vida terrenal: fornicación, impureza, bajas pasiones, malos deseos de la carne, y la codicia, que es idolatría. Col 3:5

Del diario de Jorge Fox:

Esta es la palabra del Señor Dios para todos ustedes; lo que la luz hace manifiesto y descubre, como tentaciones, distracciones, confusiones; no miren a las tentaciones, confusiones, corrupciones; sino que miren a la luz que las descubre y las hace manifiestas; y con la misma luz usted puede verlas disminuir y recibir poder para enfrentarse a ellas. La misma luz que le permite ver el pecado y la transgresión, le permitirá ver el pacto de Dios, el cual borra sus pecados y transgresiones, trae victoria y dominio sobre ellos, y le lleva al pacto con Dios. Porque al mirar el pecado, las corrupciones y las distracciones, usted se verá envuelto en ellos; pero al mirar a la luz, la cual descubre estas cosas, usted podrá ver más allá de ellas. Esto traerá victoria, y usted encontrará gracia y fortaleza; ese es el primer paso a la paz. Esto traerá salvación; y por ella usted verá el principio, y la "gloria que era con el Padre antes del comienzo del mundo"; y conocerá la semilla de Dios, quien es heredero de la promesa de Dios, y del mundo sin fin; esta semilla hiere la cabeza de la serpiente, que no deja que la gente venga a Dios. Esto para que usted sienta el poder de la vida eterna, el poder de Dios quien es inmortal, que lleva el alma inmortal al Dios inmortal, en quien se regocija. Así que en el nombre y poder del Señor Jesucristo, el Dios Todopoderoso le fortalezca.

Cuando usted escuche la voz y obedezca los mandatos que oiga o entienda de la Luz, usted estará reconociendo a este maestro dentro de usted como a Cristo; usted a recibido y reconocido a Cristo. Así como cuando Cristo le preguntó a Pedro "¿quién decís que soy yo?" y él le respondió: 'Tú eres el Cristo, el Hijo del Dios viviente'. Mat. 11:15-18. Cristo dijo "Sobre esta roca edificaré mi iglesia" - el entendimiento, sólido como una roca, de que el que habla con usted es el Hijo de Dios, contra quien las puertas del Hades no prevalecerán.

Yo os mostraré a qué es semejante todo aquel que viene a mí y oye mis palabras, y las hace [las practica y las obedece]. Es semejante a un hombre que al edificar una casa cavó profundo y puso los cimientos de manera segura sobre una roca. Y cuando vino una inundación, el torrente golpeó con ímpetu contra aquella casa, y no la pudo sacudir, porque estaba fundada sobre una roca. Lucas 6:47-48
Él edifica su Iglesia sobre el fundamento de la roca sólida. Él se edifica a sí mismo en usted sobre un fundamento de roca sólida.

Y si usted viene a él, y escucha y obedece lo que se le dice que haga, usted tendrá un fundamento que lo llevará más allá de las puertas del infierno con sus tormentas y tribulaciones. Y cuando usted recibe la luz la persecución se intensifica, así como sucedió con Jorge Fox; sus tentaciones y la oposición contra él aumentó dramáticamente. Recordad los días del pasado en los cuales, después de haber sido iluminados, soportasteis una gran batalla de aflicciones. Heb 10:32.

De la Palabra del Señor en el interior:  "Cualquier cosa que tú superes y después vuelvas a ello, es mucho más difícil de superar la segunda vez." Si usted recibe un mandato del Señor para arrepentirse de algo, o si usted tiene una convicción en la Luz de algo que usted ha estado haciendo, no desobedezca ese mandato ni ignore esa convicción. Haberlo superado es haberlo dejado con la ayuda del Señor, la cual viene cuando él le ordena que haga algo o cuando su luz le da una convicción de algo, y usted obedece continuamente hasta que lo haya superado completamente. Entonces usted habrá recibido ayuda sobrenatural, y si usted decide volver a probar cómo se siente regresar al pecado que usted había superado, es más mucho difícil superar ese pecado otra vez.

No confunda lo que usted ha superado en obediencia a la convicción que usted ha recibido y/o el mandato para arrepentirse en contraste con aquello de lo cual usted ha decidido alejarse por sí mismo. Los esfuerzos carnales del yo a menudo fallan, y usted no estará desobedeciendo al Señor a menos que Él le haya mandado que deje de hacer algo. Por lo tanto, si usted decidió por sí mismo dejar de hacer algo, entonces usted no habrá recibido sus órdenes o su ayuda. Debido a que usted no habrá tenido su ayuda, usted no lo habrá superado, y sólo se habrá abstenido de aquello, y eso lo dejará luchando para no repetirlo otra vez. Esos esfuerzos son loables y usted debería hacer todo lo posible para abstenerse de todo mal; pero si usted vuelve a caer, no debiera sentir que Él lo está desaprobando porque no le mandó a que dejara de hacerlo. Usted debería sentirse mal porque es tan débil que no puede dejar de hacer algo, pero esa debería ser su motivación para ir a Él con pesar debido a su debilidad, pero con esperanza por el cambio que Él produce en usted que lo hará suficientemente fuerte para superarlo. Aun peor, si usted tenido éxito en dejar un pecado particular, (por ejemplo, el pecado A), después de oír el mandato del Señor para que lo haga, no deje que una falla de sus esfuerzos carnales para dejar un pecado B llegue a ser una excusa para permitirse cometer el pecado A otra vez.

Aún sus pensamientos tienen que morir

Cuando el hombre decidió comer del árbol del conocimiento para poder juzgar entre el bien y el mal como Dios, él se convirtió en un espíritu egoísta, separado de la imagen, la dirección, y la presencia de Dios. Cada uno de nosotros hacemos nuestras propias decisiones con nuestra mente, con respecto a lo que es bueno y malo para nosotros. Todos hacemos decisiones diferentes basado en lo que pensamos que queremos. Todas las personas tienen estándares diferentes de conducta y comportamiento. Somos criaturas egoístas buscando maneras de aumentar nuestro placer y comodidad; somos como bestias merodeando, buscando nuestra próxima comida. El Espíritu Santo nos debe mostrar lo cautivo (adicto) que somos de nuestros deseos, placeres, hábitos, ira, orgullo y auto-gratifiación — y cómo este comportamiento es egoísta, a expensas de los que están alrededor nuestro. La palabra y la luz nos muestran los defectos de nuestro corazón, uno a la vez, exponiendo y escudriñando y analizando y juzgando los pensamientos y los propósitos del corazón. Con lamento y dolor por la condición que es expuesta por el Espíritu Santo, recibimos ayuda del Espíritu Santo para cambiar. Esta convicción y condenación de nuestra horrible naturaleza es el Ministerio de condenación. Cuando hayamos sido suficientemente limpiados y purificados de nuestra naturaleza egoísta y pecaminosa, entonces recibiremos el Ministerio de la Vida o el espíritu adicional de Cristo; hasta que finalmente somos restaurados a la imagen, dirección, y presencia de Dios.

"Así que primero aprendan el ministerio de la condenación en ustedes mismos,
para que la vida pueda surgir, antes que el ministerio en el espíritu sea conocido,
el cual predica la paz por medio de Jesús, donde no hay conflictos.
Por lo tanto esperen para saber cuál es el tiempo de estar en silencio y cuídense de las cosas que los condenan".
De la carta de Fox No. 145.

De la carta No.58: Los maestros externos exaltan la mente carnal, pero el maestro interno la destruye.

Pues la intención de la carne es enemistad contra Dios; porque no se sujeta a la ley de Dios, ni tampoco puede. Rom 8:7. La mente carnal tiene deseo de cosas, deseo de personas, vive en orgullo,mentiras, busca el honor de los hombres en vez de Dios — deseando ser su propio Dios como Satanás le prometió a Adán y Eva. La cruz es para la voluntad del hombre y para su mente carnal, la cual debe ser negada, de manera que hagamos más bien la voluntad de Dios, hablando sólamente lo que Él nos dice que digamos, y obrando de acuerdo a sus órdenes. La mente carnal debe ser destruída por el Espíritu de Dios para ser reemplazada por la mente de Cristo. Cuando la mente carnal muere, usted está en reposo y tiene paz.

Jorge Fox escribe cómo la mente carnal debe ser destruída por la gracia:

Esa mente, la cual habla de Dios, pero no vive, no mora, ni permanece en el temor de Dios, esa mente debe sufrir, y pasar bajo el juicio de Dios, porque la maldición de Dios está sobre esa mente; porque esa mente es terrenal, y de la tierra, sobre la cual está la maldición de Dios. Y esa mente puede hablar de Dios, y decir cosas de Dios, pero no lo hace en unión con Dios, ni a partir del gozo de Dios en el espíritu,ni de haber comprado el conocimiento de él por medio de la muerte y los sufrimientos [del yo]; sino de rumores acerca de él, y de la costumbre y tradición.

Pero el verdadero temor de Dios destruye esa mente, la cual habla de él, pero no vive en su temor; y esa mente es elevada, y permanece en su temor; y este es un sacrificio aceptable, el cual es puro, limpio, santo, y sin mancha. Entonces aquello que conoce a Dios, habla de él, quien ha comprado el verdadero conocimiento de él por medio del sufrimiento; y para los tales no hay condenación, sino gozo y paz. Y esta mente canta alabanzas verdaderas a Dios, la otra está en hipocresía, y por lo tanto sufre aflicción. Y esta mente permanece en Dios, y la otra vaga por las calles tras las criaturas, cometiendo fornicación con otros amantes; y habla de Dios, pero no está sujeta a Dios, y debe pasar por la condenación.

Por lo tanto en humilde silencio nosotros persistente y pacientemente esperamos en Dios, de manera que por medio de su gracia recibida, nuestra mente impía es reemplazada por la mente de Cristo.

Echad de vosotros todas vuestras transgresiones que habéis cometido, y adquirid un corazón nuevo, una mente nueva y un espíritu nuevo. ¿Por qué habréis de morir,1 oh casa de Israel? Eze 18:31

 "Porque éste es el pacto que haré con la casa de Israel después de aquellos días," dice el Señor. "Pondré mis leyes en la mente de ellos y en sus corazones las inscribiré." Heb 8:10

No os conforméis a este mundo; más bien, transformaos por la renovación de vuestro entendimiento, de modo que comprobéis cuál sea la voluntad de Dios, buena, agradable y perfecta. Rom 12:2

Haya en vosotros esta manera de pensar que hubo también en Cristo Jesús: Filip 2:5

Porque, ¿quién conoció la mente del Señor? ¿Quién le instruirá? Pero nosotros tenemos la mente de Cristo. 1 Cor 2:16

De la carta 245 de Jorge Fox:

Y a medida que sus oídos están atentos a la voz del Señor, que habla desde el cielo,
la boca de la iniquidad es detenida en ustedes, el trono de la iniquidad es derribado en ustedes;
esto es, el espíritu y poder impíos, donde se sienta la iniquidad;
y las cámaras de la imaginación son derribadas en ustedes,
donde están todos los pensamientos y las imaginaciones.

Porque el instinto del corazón del hombre es malo desde su juventud. Gen 8:21

Jehovah conoce los pensamientos de los hombres, que son vanidad. Sal 94:11

Porque mis pensamientos no son vuestros pensamientos, ni vuestros caminos son mis caminos, dice Jehovah. Como son más altos los cielos que la tierra, así mis caminos son más altos que vuestros caminos, y mis pensamientos más altos que vuestros pensamientos. Isa 55:8-9

Todo el día extendí mis manos a un pueblo rebelde que anda por un camino que no es bueno, tras sus propios pensamientos. Isa 65:2

Pablo, dirigiéndose a los creyentes crucificados, escribió: " En tiempos pasados todos nosotros vivimos entre ellos en las pasiones de nuestra carne, haciendo la voluntad de la carne y los pensamientos de nuestra mente." Efe 2:3

Deje el impío su camino, y el hombre inicuo sus pensamientos. Vuélvase a Jehovah, quien tendrá de él misericordia; y a nuestro Dios, quien será amplio en perdonar. Isaías 55:7

Todos son impíos e injustos hasta que el Espíritu haya destruído su naturaleza pecaminosa en la cruz interna de la negación propia, que destruye la mente carnal egoísta y vana con sus pensamientos. La operación básica de la gracia es enseñarnos a negar la impiedad y los deseos mundanos, y cómo vivir sobria, justa y piadosamente, en este mundo presenteTit 2:11-12

Los pensamientos del injusto son una abominación (repugnante, asqueroso) a Jehovah, pero las palabras de los puros son palabras agradables. Prov 15:26

Nadie es justo antes de ser purificado, porque nosotros, por medio del Espíritu, por fe, pacientemente, aguardamos la esperanza de justicia. Gal 5:5. Nosotros persistente y pacientemente esperamos  en humilde silencio por el Espíritu por la gracia para enseñarnos cómo vivir justamente, Tit 2:11-12, y para que el Espíritu destruya la naturaleza pecaminosa, incluyendo nuestra mente carnal.

Del Diario de Jorge Fox:

EL Señor le muestra al hombre sus pensamientos, y descubre todas las cosas secretas en el hombre. Y el hombre puede ser llevado a ver sus pensamientos impíos, su mente corriendo, y sus imaginaciones vanas, y puede esforzarse para reprimir estas cosas, y para guardar su mente; pero no las puede vencer, ni pueden mantener sus mentes en el Señor. En este estado y condición sométanse al espíritu del Señor que les enseña, y esto los llevará a esperar al Señor; y El que las ha descubierto las destruirá. Por lo tanto permanezcan en la fe del Señor Jesucristo, (quien es el autor de la fe verdadera), y piensen en él; porque él descubrirá la raíz de las concupiscencias, los malos pensamientos, y las imaginaciones vanas; y cómo estas cosas son engendradas, concebidas, y criadas; y entonces cómo ellas son llevadas a cabo, y cómo obra cada miembro impío. Él descubrirá la naturaleza y la raíz de cada principio.

Echando fuera todas nuestras propias decisiones, y toda barrera que se levanta contra la sabiduría de Dios; llevamos cautivo todo pensamiento a la obediencia de Cristo. 2 Cor 10:5. Así que nosotros tenemos la mente de Cristo. 1 Cor 2:16. Despojaos de la vieja naturaleza que controlaba vuestra conducta; la cual se corrompe a sí misma por medio de lujuria y deseos que surgen del engaño. Efe 4:22-24. Esto no significa que continuamos pensando con un nuevo grupo de reglas que hemos aprendido de la Biblia. No; la mente carnal, la cual es enemistad contra Dios, debe ser destruida para que ya no pensemos por nosotros mismos. En cambio, cuando somos una nueva criatura, dependemos de los dictados que recibimos de Dios, así como lo hizo Cristo cuando caminó sobre la tierra, cuando dijo:

Muchas cosas tengo que decir y juzgar de vosotros. Pero el que me envió es verdadero;
y yo, lo que he oído de parte de él, esto hablo al mundo. Juan 8:26

Porque yo no hablé por mí mismo; sino que el Padre que me envió, él me ha dado mandamiento de qué he de decir y de qué he de hablar.
Y sé que [obedecer] su comandos es vida eterna.
Así que, lo que yo hablo, lo hablo tal y como el Padre me ha hablado. Juan 12:49-50

El Hijo no puede hacer nada de sí mismo [por su propia voluntad],
sino lo que ve hacer al Padre.
Porque todo lo que él hace [el Padre], esto también lo hace el Hijo de igual manera. Juan 5:19

Yo no puedo hacer nada de mí mismo. Juzgo sólo según lo que oigo [del Padre palabras del juicio];
y mi juicio es justo, porque no busco la voluntad mía,
sino la voluntad del Padre que me envió. Juan 5:30

De modo que incluso Cristo no hizo sus propias decisiones. Note que Jesús dijo que él sólo hizo la voluntad del Padre, no la suya. En Mateo 7:21, Jesús dijo: No todo el que me dice 'Señor, Señor' entrará en el reino de los cielos, sino [sólo] el que hace la voluntad de mi Padre que está en los cielos. De modo que aquí Jesús nos dice lo que es necesario para ir al cielo—no hacer nada por nosotros mismos—sólo decir lo que el Padre nos diga que digamos—sólo hacer lo que el Padre nos muestra para que hagamos—sólo juzgar de la manera que el Padre nos diga. Por lo tanto, no debemos pensar por nosotros mismos—sólo debemos seguir las órdenes del Padre. Debemos permitir que nuestra mente carnal sea destruida hasta el punto que hablemos y actuemos por las órdenes del Espíritu de Dios; este es el fin de la obediencia—pensar, hablar, y actuar de acuerdo a las órdenes de Dios. Usted probablemente ha orado el Padre Nuestro miles de veces, diciendo "sea hecha tu voluntad, como en el cielo así también en la tierra," sin ninguna idea de cómo se puede hacer. Ahora usted sabe lo que se necesita—y no se puede lograr fácilmente—sólo con dedicación para buscar el Reino de Dios como su prioridad más alta, con perseverancia, y con obediencia a cada mandamiento que usted oiga.

Si Cristo no hizo nada más que lo que el Padre le ordenó, ¿cómo podemos pensar que podemos actuar independientemente, cuando somos mucho menos que Cristo? Nosotros también necesitamos que nuestra mente carnal sea destruida hasta el punto que hablemos y actuemos conforme a los que nos inspire el Espíritu de Dios. Tal vez ahora usted está comenzando a ver la sabiduría de ni siquiera hablar de Cristo o de Dios, a menos que el Espíritu Santo le ordene específicamente lo que debe decir, a quien decirlo, y cuando decirlo.

Si alguien habla, hable conforme a las palabras de Dios. Si alguien presta servicio, sirva conforme al poder que Dios le da, para que en todas las cosas Dios sea glorificado por medio de Jesucristo, a quien pertenecen la gloria y el dominio por los siglos de los siglos. 1 Pedro 4:11

De la Palabra del Señor en el interior:

Pacientemente esperamos las instrucciones de Dios. Los piadosos esperan mis instrucciones porque muchas cosas yo voy a querer que sean hechas. Espera para que Él autorice tus pies. De seguro fui enviado; así como yo fui enviado, así también debes ser enviado tú. Dios, sálvanos de los dichos de nuestra boca. Una palabra hablada por medio del Espíritu requiere que oigas lo que el Espíritu te dice. Aquellos que toman una acción dirigda salvarán sus vidas y las de otros. Domina el seguir. Yo trabajo con el ciego; pero si tú piensas que puedes ver, y no estás conmigo en el cielo, yo te haré un hazmerreír. Todos oyen lo que el Espíritu dice; esto haces tú. Tú haces lo que Dios ha ordenado y sólo eso; nosotros hacemos lo que Él nos dice. Cuando tú hablas palabras de tí mismo, no importa lo que digas; lo dices con el espíritu equivocado. Habla sólo lo que se te diga que hables. Todas las palabras de Él y sólo sus palabras se deben hablar; el propósito es prevenir que alguien salga sin autoridad, lo cual puedes ver que crea problemas. Con respecto a aquellos que ejecute por delante: ellos son abandonados con golpes crueles y duros. Servir sin oír es poner su vida en peligro. Escucha mi consejo: Él no perdonará al rebaño."

Es una cosa ser llevado a una conversación acerca de Dios o Jesús con un amigo o asociado (lo cual se debe evitar); pero es un error muy serio el hablarle a otros deliberadamente acerca de Dios o de Jesús, lo cual es peligroso para su vida.

.........(y con respecto a la conversación normal, la Palabra del Señor en el interior ha pronunciado este consejo.)

Todo lo que se habla es una abominaciónLa conversación debe restringirse tanto que tú eres excluído. Que tu sí sea sí y tu no sea no. Habla sólo lo que se te diga que hables. Cuando se te hable, no seas descortés; puedes contestar, pero que tus palabras sean tan pocas como sea posible. Evita conversaciones necias. Evita controversias necias. Pone atención a lo que estás diciendo; hazlo breve. Que tus palabras sean pocas, sazonadas con gracia.

El Señor aún ha señalado que caminar de acuerdo a la imaginación de su corazón es peor que adorar piedras o ídolos de madera:

Porque vuestros padres me abandonaron, se fueron en pos de otros dioses y les rindieron culto; porque se postraron ante ellos, mientras que a mí me abandonaron y no guardaron mi ley.
Y vosotros habéis actuado peor que vuestros padres; porque he aquí que vosotros os caminais cada uno tras la imaginación de su malvado corazón y mente, y por lo tanto no me oyen ni me obedecen. Jer 16:11-12
.

¿Por qué caminar según su mente e imaginación es peor que adorar ídolos de piedra? Porque usted se está haciendo a sí mismo Dios, decidiendo por sí mismo lo que es bueno y lo que es malo, así como Satanás le prometió a Eva:" seréis como Dios, conociendo el bien y el mal." Gen 3:5

Pablo describe el espíritu de desobediencia de la siguiente manera: haciendo la voluntad de la carne y los pensamientos de nuestra mente." Efe 2:3
Pablo nos advierte: Esto digo e insisto en el Señor: que no os conduzcáis más como se conducen los gentiles, en la vanidad de sus mentes, Efe 4:17.

De la Palabra del Señor en el interior:

Jorge Fox describió el descanso sabático del cristiano como un reposo en Cristo Jesús, diciendo: "no piensen sus propios pensamientos, porque en Cristo estamos por encima de esa naturaleza en donde están los pensamientos impíos, y esa naturaleza [ha sido] quitada por Cristo. De modo que ustedes no deberían pensar sus propios pensamientos, hacer sus propias obras, [o] hablar sus propias palabras." Al alcanzar la madurez espiritual, nuestros pensamientos, palabras, y obras deben venir de la dirección de Dios.

Ricardo Farnsworth, otro de los primeros cuáqueros importantes, escribió también acerca de cómo suprimir nuestros pensamientos es parte de la cruz:

Vivan no con palabras, sino que tomen en cuenta las palabras, porque las palabras que proceden de una mente vana y ligera destruyen lo simple y alejan a las mentes de la cruz, para vivir en las palabras;— y ustedes formarán algo en sus mentes en lo cual descansar, y así la mente carnal se mantendrá con vida;—pero manténganse en la cruz. El poder es la cruz para la parte carnal en todos; y palabras que vienen de la vida irán a la vida, y levantarán lo que es puro los unos en los otros; y así ustedes tendrán unidad con lo que es puro los unos en los otros. Al ser guiados por la luz pura que está en ustedes, ésta atravesará cualquier cosa que podría formar algo en ustedes; y permaneciendo en el consejo del Señor, será la cruz y crucificará aquello que consultaría con la sabiduría y la razón humanas. Así ustedes serán llevados a un discernimiento, para saborear la verdad del error, tanto en ustedes mismos, como también los unos en los otros, —y para saborear las palabras de cada uno para saber de qué centro provienen. Al estar en el consejo del Señor, y manteniéndose en la cruz, el anciano será llevado a juicio cada día; y lo que es terrenal, carnal y brutal, será cortado en ustedes; y así será hecho un camino para que las semillas puras crezcan en ustedes, para que sólo el Señor sea glorificado por cada uno de ustedes.

Un hombre sabio dijo una vez: "todos los pensamientos son preocupaciones, lo cual es falta de fe."  Todos los pensamientos son preocupaciones o planeación para el futuro, que de todas maneras son preocupaciones; y las preocupaciones son falta de fe. Como dijo el Señor: ¿Quién de vosotros podrá, con pensante, añadir un momento a su vida? Mat 6:27

El hombre, quien originalmente seguía a su creador en amor obediente, se convirtió en un rebelde para decidir su propio camino, teniendo sus propios pensamientos, juzgando lo bueno y lo malo por sí mismo. Y cuando el hombre sea restaurado a la imagen de Dios, dejará de hacer sus propios pensamientos y decisiones; sino que volverá a la obediencia reverente y amante hacia su creador, que lo creó a él y al universo. Parte de esta restauración es destruir la mente rebelde, egoísta y auto gratificante. Este es un proceso largo para la mayoría. Y, a medida que la mente es destruida, la guía del Señor llena el vacío. A medida que sus meditaciones se hacen más profundas en el silencio, usted ocasionalmente sentirá una tranquila paz, una quietud de la mente;—y entonces recuerde que la promesa de paz es para siempre—una quietud y confianza eterna—la cosecha de justicia. Es sólo cuando usted prueba esta paz que usted comienza a entender que ha vivido bajo la condenación de toda su vida pasada; es como un martillo que ha estado golpeando su cabeza durante toda su vida, pero cuando se detiene, usted nunca se da cuenta que podía ser diferente.

Para resumir: cuando nuestra naturaleza pecaminosa es eliminada, recibiremos el Espíritu de Cristo, de modo que seremos obedientes en nuestro amor a Dios — y nuestra obediencia es voluntaria, porque Dios no nos ha quitado nuestro libre albedrío. El amor no insiste en hacer las cosas a su manera. Sino que nuestro amor por Dios hará que nuestra obediencia a su voluntad sea el gozo de nuestra vida.

Carta No. 60 .- Para los Amigos, para mantenerse en el temor del Señor.

Cada particular, ponga atención a las cosas que son puras de Dios en usted,
para guiarle a Dios, y para mantenerlo en el temor del Señor,
para que usted reciba el refrigerio que sólo viene de Dios en usted,
y crezca en el hombre interior,
alimentado y fortalecido por aquello que es inmortal.
Y deléitese en aquello que le enseñe el engaño de su corazón,
y que juzgue lo que es contrario a Dios,
y sea obediente a lo que es puro;
así verá al Señor presente con usted, una ayuda diaria,
su mano siempre ordenándole,
y como un pastor siempre mantiene a los perros alejados de los corderos,
a los cuales alimenta en verdes pastos, y les da agua con su rocío celestial de misericordia,

quien los hace a todos fructíferos.
El llanto de la necesidad y la pobreza ya no se oirá en la tierra de los seres vivientes,
sino gozo, alegría y plenitud.
el alma cansada, que ha estado yaciendo en un foso y en el lodo,
y que vivió en las nubes de la tentación, y lloró de necesidad por el Señor,
pregonará la redención, y dirá, Dios es nuestro rey,
quien llenó el cielo y la tierra,
y la voz de nuestro rey es oída en nuestra tierra.
De manera que ¡vaya usted con Dios!
Y el Señor Dios Todopoderoso lo guarde y preserve en su gran poder.

Jorge Fox

De la Guía Espiritual de Molinos: "El Señor le dijo a un alma: 'Pocos son los que caminan por este sendero interno; es una gracia tan alta que nadie la merece; pocos caminan en ellas porque no es nada menos que una muerte de los sentidos; y hay pocos que están dispuestos a morir de esta manera y ser aniquilados; y sobre esta disposición está fundada este tan soberano don.'"

Anticipo a Acallar la Mente

Las siguientes son enseñanzas del Señor para explicar cómo eventualmente seremos ayudados por Él para acallar nuestras mentes permanentemente.

El día 18 de enero del 2014, escuché primero que la Palabra del Señor en el interior dijo: "Como tú, yo soy muy optimista. Habrá un tiempo cuando te sentirás asegurado." El Señor se está refiriendo a un tiempo que vendrá cuando nuestra mente se sentirá asegurada con sólo pensamientos positivos, confiados y optimistas.

Inmediatamente después de este mensaje escuché de la Palabra del Señor en el interior"Entonces tú verás el error que muchos otros comenten; esto es para que el pecado no se pueda aprovechar de tu hambre."

Yo pensé que esto podría ocurrir varios días o semanas después. Pero en menos de un minuto de repente sentí una calidez y me sentí muy seguro y confiado — completamente positivo; me capturó, y me sentí "asegurado." Entonces yo pensé: "espera un minuto, ¿y qué con esto o aquello?;" pero entonces me dí cuenta que eran sólo preocupaciones que estaban tratando de apoderarse de mi; así que lo rechacé'. 

La Palabra del Señor en el interior dijo entonces:
 "Debe ser negado."

Él se está refiriendo a las dudas y preocupaciones. Esos pensamientos no eran para hacer nada en específico; más tarde y más abajo Él se refiere a estos pensamientos como "faltos de especificidad." Esos pensamientos no eran sus órdenes, simplemente era mi mente que se preocupó por falta de fe. 

Entonces volví al cálido optimismo. De repente oí otra voz que dijo: "Bueno, maldeciré y seré maldecido," (lo cual es una expresión que yo oía frecuentemente en mi juventud cuando algo muy improbable había ocurrido). Escuché la misma expresión pronunciada otra vez. Entonces escuché la misma voz decir: "Haz esto; haz aquello." Me dí cuenta que era una tentación a ser ciegamente obediente, pero era un pecado obvio que debía ser negado; así que no obedecí. Él se refirió a esto como "el error que muchos comenten: "tener tanta hambre por Él que ellos dejan de vigilar y obedecen una voz tentadora que ordena a pecar; y así el pecado trata de "aprovecharse de tu hambre."

Después de volver al cálido optimismo y confianza otra vez, inmediatamente oí la Palabra del Señor en el interior que dijo:
"Esta es la tierra que el Señor ha hecho. Esta es la manera de estar supremamente confiado y entrar en el reino: rechazar todos los pensamientos que tengan falta de especificidad." 

La tierra que el Señor ha hecho, (lo cual es la tierra en el corazón del hombre), estaba llena de calidez, confianza, y optimismo antes de la caída de Adán; después de la caída, la tierra en el corazón del hombre llegó a ser lo opuesto — llena de preocupaciones, dudas, vanidad, arrogancia, y temor — como lo está el mundo entero alrededor de nosotros. Para entrar en el reino con el nuevo cielo y la nueva tierra, debemos aprender a rechazar todos los pensamientos que no nos dirigen a hacer algo moral y específico; debemos rechazar todas las dudas y preocupaciones, confiando sólo en aquellas órdenes de Él que no violan nuestro entendimiento y mandatos relacionados con el pecado. 

Lo recién mencionado es un pequeño modelo de lo que experimentaremos a medida que nos acerquemos al reino. Yo espero pronto estar otra vez "asegurado" con un optimismo cáilido, confiado y positivo — y espero que la próxima vez sea para siempre.

 

Dudas

Es fácil a veces compadecerse de uno mismo, debido a un período prolongado de sequedad, debido a alguna falla de su parte, o debido a un sufrimiento que viene por medio de tribulación/persecución. La auto compasión dañará su progreso; de manera que no importa qué tan justificado a veces se sienta en su auto compasión, es solamente una duda disfrazada de que Cristo está trabajando en usted cuando usted no puede ver los resultados; dude la duda. Yo antes pasaba tiempo en la auto compasión, y él me dijo "una cosa es cierta, esto tiene que parar."

Rehuse entretener pensamientos que denigren o disminuyan su progreso, de manera que cuando venga la tribulación, usted no se sienta agobiado con amargura. Descarte todos los pensamientos negativos. De la Palabra del Señor en el interior: "Practica estar limpio para que estés listo para la tribulación." Cuando uno está esperando a Dios, a veces hay algo en nosotros que pronuncia palabras horribles, a menudo en contra de Dios. Parece que esto sucede cuando permitimos que nuestras mentes caigan en las dudas más pequeñas con respecto a nuestro progreso, en preocupaciones acerca de nuestras fallas, o cuando nos hundimos en la autocompasión. Ella desliza sus palabras entre medio de nuestros pensamientos, y suena igual como si nosotros los hubieramos pensado; sin embargo a menudo no sigue el hilo de nuestros propios pensamientos, por lo tanto nos deja en duda acerca de si nosotros los pensamos o no. Sin embargo, cuando esto sucede, es muy angustiante y puede paralizar nuestros esfuerzos en esos momentos. De la Palabra el Señor en el interior: "Todo hombre tiene una criatura que clama." No es usted; es el espíritu egoísta y maligno que está deliberadamente tratando de desanimarlo. Descarte todos los pensamientos negativos, dudas, y autocompasión; sienta remordimiento de que sus pensamientos negativos le dieron lugar a tales declaraciones, y después ignórelos y vuelva a esperar a Dios.

El Señor me enseñó una técnica para detener los pensamientos severamente negativos, incluso para detener la desesperación severa; y a pesar de su sencillez, realmente trabaja — ¡y trabaja en cada ocasión! Fuércese a sí mismo a sonreír con una gran sonrisa; si usted hace esto, su melancolía desaparecerá en menos de un minuto. Yo encuentro que es casi imposible pensar en cualquier cosa negativa cuando hago esto. Sí, sé que suena demasiado bueno para ser cierto, pero realmente trabaja mientras espera al Señor o en cualquier actividad durante el día. El Señor además me dijo: "sigue sonriendo hasta que estés en el reino." 

Hay otra técnica que Él me enseñó para ahuyentar las preocupaciones. En una prueba en la que yo me estaba preocupando en vez de esperar en silencio, le oí varias veces decir: "haz ejercicio." En respuesta aumenté mis ejercicios diarios. Él repitió: "haz ejercicio." Finalmente me dí cuenta que él quería que hiciera ejercicio en ese momento; así que dejé de esperar, hice un par de ejercicios muy cansadores, y volví a esperar en Él. Para mi sorpresa mi mente estaba libre de preocupaciones; me sentí muy optimista acerca del futuro y en vez de preocupaciones aterradores, tuve un corazón lleno de amor a Dios. Así que usted puede intentarlo la próxima vez que esté preocupado sin poder calmar su mente; y si alguna vez el oye a él decir "haz ejercicio," usted sabrá que Él quiere que usted haga ejercicio inmediatamente.

Las dudas vendrán. El Señor le dijo a mi esposa que cuando surja la duda, "abandone los pensamientos." No albergue dudas. No escriba sus dudas. No las diga en voz alta. No hable de sus dudas con otras personas que también están buscando. Todas estas cosas solamente fortalecen sus dudas. Él me dijo, "eventualmente la Luz destruirá todas las dudas". Un hombres sabio me dijo "dude las dudas." Ponga todas sus preocupaciones y ansiedades sobre él. La duda es lo opuesto de la fe, de manera que usted puede destruir la duda lógicamente al dudar las dudas. Dése cuenta que es su mente, la cual es enemiga de Dios. Un sabio oriental escribió "deje de pensar porque todos los pensamientos son sólo preocupaciones — lo opuesto de la fe". Jesús dijo "¿Quién de ustedes, por mucho que se preocupe, puede añadir una sola hora al curso de su vida?" Jorge Fox escribió: No dude, no desmaye, no cuestione.

El diablo tratará de hacer que usted dude que los mandatos de Cristo realmente vienen de Cristo, y estará esperando que usted los desobedezca. No lo haga. Recuerde, el diablo no le dará mandatos que lo hagan apartarse del mal; eso no le serviría a sus propósitos. No dude de sus convicciones ni de el entendimiento de su propia maldad.

Jorge Fox también expresó el desafío que se presenta a través de toda la caminata hasta la terminación de su salvación: caminar la línea entre la osadía y la desesperación. Es una línea muy fina, de la cual es fácil caer a un lado o al otro. La osadía es creer que usted ya lo tiene todo, y relajarse en vez de seguir su búsqueda persistente. La desesperación es creer que usted nunca lo logrará; pensar que es muy difícil; que usted es muy malvado; o tener alguna otra duda. Las dos actitudes están equivocadas. Cuando usted se de cuenta que está cayendo en alguna de las dos, levántese nuevamente y siga caminando. Recuerde, Dios es el que está en control; él no falla. Y recuerde, usted debe perseverar, continuando su búsqueda diaria, y a medida que usted pueda, con mayor frecuencia. Haga esto y usted podrá caminar en la línea hasta que llegue al hogar.

Hasta que podamos dejar de pensar, se nos dice lo siguiente: Todo lo que es verdadero, todo lo honorable, todo lo justo, todo lo puro, todo lo amable, todo lo que es de buen nombre, si hay virtud alguna, si hay algo que merece alabanza, en esto pensad. Filip 4:8

La oposición lo tentará a desesperarse por cualquier error que usted cometa. ¡No lo haga! Como Pablo dijo: Pero una cosa hago: olvidando lo que queda atrás y extendiéndome a lo que está por delante,  prosigo a la meta hacia el premio del supremo llamamiento de Dios en Cristo Jesús. Fil 3:13-14. De la Palabra del Señor en el interior:

  • "Una vez que hayas expresado dolor por el pasado, es reduntande mencionarlo otra vez.
  • Olvídate de los sentimientos de haber fallado en el pasado.
  • Por medio de la culpa puedes llegar a estar enredado otra vez.
  • Olvidando lo que queda atrás, nos extendemos hacia adelante."

Si nos revolcamos en nuestra culpa por de nuestros pecados pasados, nos desesperamos, perdemos toda esperanza, y esto hace que sea muy fácil regresar a nuestros caminos antiguos de pecado. Si perdemos nuestra esperanza y entramos en la desesperación, entonces ya no tenemos motivación para buscar la gracia del Señor que produce cambio, y buscamos el consuelo en otra parte — los deseos y placeres del mundo, y así llegamos a enredarnos en el pecado otra vez. 

El Señor sólo expone aquellos pecados que no estamos dispuestos a admitir, enfrentar, o aquellos de los que no estamos ni siquiera concientes. Lo que lamentamos haber hecho en el pasado, Él ni siquiera lo mencionará la primera vez. El Señor nunca mencionará nuestros pecados dos veces. Sin embargo, el diablo traerá a al memoria nuestros pecados pasados repetidamente, y él insinuará repetidamente que hemos cometido errores que nos descalifican; pero sus acusaciones son mentiras y no se deben creer porque el camino del Señor es totalmente lo opuesto. Para el Señor el pasado es el pasado, y si estamos decididos a ser diferentes, el pasado es historia olvidada para Él, y debe ser olvidado por nosotros. Cuando entramos en unión con Él, Él rociará su sangre en nuestras conciencias de manera que no podemos recordar nuestros pecados pasados, haciendo posible permanecer en su presencia y la del Padre con gozo y paz, pero sin culpa o dolor.

Si permitimos que el pasado aún nos condene, nuestra desesperación no sólo puede hacer que perdamos la esperanza, sino también puede causar que lleguemos a estar reducidos a la autocompasión. Podemos sentir lástima por nosotros mismos, creyendo que hemos sido tratados injustamente, talvez aún enojándonos con Dios. La defensa es obvia: Dios es perfectamente justo porque Él es por definición justo; Dios es puro; Dios es amor total; Dios no comete errores porque Él es perfecto; por lo tanto el problema está en nosotros, no en Él. Ahora, nosotros debemos recordar que Él no mantiene un registro de nuestros errores pasados que ya hemos enfrentado, y que Él está listo, esperando para ayudarnos a llegar a estar aún más libres de pecado, puros, y santos — pero debemos hacer a un lado aquellas dudas y sentimientos de fracaso, renovar nuestra esperanza de salvación, confiar en su bondad y misericordia, depender en su poder infinito, y avanzar hacia la pureza, santidad, gozo, paz, amor, aún unión con Él en su presencia para siempre. 

Cuando en dolor encontremos que hemos dejado caer nuestra cruz y que hemos caído en el polvo, nos levantamos, nos limpiamos el polvo, recogemos nuestra cruz, y seguimos hacia adelante hacia el gozo eterno que nos espera al final de nuestro viaje.

La oposición (probando el proceso de purificación)

Mientras espera en el Señor las palabras y las visiones del Señor siempre son amables, claras, morales, amantes, y comprensibles. Él nunca le llamará a tratar de entender lo que él está diciendo; sus comunicaciones son fáciles de entender. Si usted recibe cualquier mensaje que le llame a tratar de entender cualquier cosa, no es de Él (es decir un mensaje como: 'hay un problema grande entre nosotros' no me dice cuál es el problema — de manera que si le hago caso, voy a estar temeroso de que cualquier cosa que haga puede ser el problema grande. Esta no es la manera de enseñar de Dios; él siempre es específico, claro, suave y fácil de entender). Sus comunicaciones vienen con entendimiento inmediato. Él nunca hace preguntas (a menos que le de la respuesta en la misma frase), porque esto requiere que usted llegue a una conclusión — la cual puede estar errada. Todo lo que venga de él también va a ser moral, probado con las escrituras de la Biblia. Él dijo "Es cosa digna saber lo que la Biblia dice que es malo, todos mis grandes hombres conocían las escrituras." Él me dijo "Si hay algo que tú no entiendes completamente no hagas nada y espera hasta que recibas entendimientos más claros;" y no se preocupe acerca de un mensaje que no sea claro y ni lo que significa — no es del Señor. Él también me dijo " sólo haz las cosas cuando yo te diga claramente lo que debes hacer y cuándo hacerlo."

No quiero asustar a nadie, pero después que el Señor lo haya preparado, el enemigo aparecerá. El enemigo son ángeles caídos, demonios. Ellos no quieren que usted oiga al Señor y tratarán de confundirle, desanimarle, desviarle, jugar con sus debilidades, hacerse pasar por Jesús, citar las escrituras, y en general será un fastidio para sus esfuerzos; después le someterán a Tribulación. Están bajo control por el Espíritu de Dios. Su obra es traer sus deseos y su orgullo a la luz para que usted pueda escoger evitar el mal. Este es un tiempo de prueba difícil, sin embargo el galardón al completarlo es mucho más grande que los esfuerzos que se necesiten. Sed sobrios y velad. Vuestro adversario, el diablo, como león rugiente, anda alrededor buscando a quién devorar.

Tentaciones

Del diario de Jorge Fox:

pero las tentaciones aumentaron más y más, y fui tentado a dejarlo todo y abandonar mi esperanza. Y cuando Satanás no pudo vencerme en esta manera, puso trampas y lazos en frente mío para llevarme a cometer algún pecado, por el cual él pudiera conducirme a la depresión o la derrota. Yo tenía como veinte años cuando estas cosas me sucedieron, y continué de esta condición por algunos años en mucha aflicción, y hubiera estado feliz de poder deshacerme de ellas.

Cuando estaba en lo más profundo, cuando todo se había cerrado, no podía creer que podría salir de esa condición; mis aflicciones, penurias, y mis tentaciones eran tan grandes, que a veces pensaba en desesperación que debía de abandonar toda esperanza, y era una gran tentación para mí.

Pero aún así a veces me encontraba bajo grandes tentaciones, y mi sufrimiento interno era grande; pero no podía encontrar a nadie con quien pudiera hablar de mi condición excepto por el Señor solamente, a quien lloré día y noche.

Donde el Señor me mostró que la naturaleza de esas cosas que son destructivas afuera en el mundo también se encuentran dentro de las mentes y los corazones de los hombres impíos: la naturaleza de los perros, los puercos, las serpientes, de Sodoma, y Egipto, el faraón, Caín, Ismael, Esaú, etc. Pude ver la naturaleza de ellos por dentro, aunque la gente había estado buscando por fuera. Clamé al Señor, y le dije '¿Por qué tengo que estar en esta condición, siendo que yo nunca fui adicto a cometer esos pecados?' Y el Señor contestó 'Era necesario que yo tuviera una idea de todas las condiciones, ¿sino cómo iba a poder hablar de todas las condiciones?'

Entonces pude decir que había estado en Babilonia, Sodoma, Egipto y la tumba espiritual; pero por el poder eterno de Dios yo había salido de eso, fui llevado por arriba de eso, y por el poder de eso hacia el poder de Cristo.

El enemigo razonará con usted para que usted haga algo malo, como por ejemplo "lo que tú realmente necesitas es más de las cosas que deseas"; una lógica torcida, como la de Jezabel en el Apocalipsis en el mensaje a la iglesia de Tiatira, la cual de alguna manera convenció a los otros miembros que el sexo adúltero con ella era algo bueno; tal vez use una lógica torcida lamentable como "limpieza en la iglesia" o "transportación a la pureza o 'sanamiento' por medio del sexo extasiado". O, si usted tiene deseos por el alcohol o alguna droga, usted será tentado a creer que al estar intoxicado con lo que sea lo traerá más cerca de Dios. Ellos también usan la lógica de que uno necesita realmente enfermarse por un hábito antes de que pueda ser eliminado; de manera que uno necesita más experiencia en caer en el hábito para poder ser capaz de arrepentirse. No se ría, todos tenemos nuestros puntos débiles, y el enemigo los conoce. Estos son ángeles caídos. Todavía tienen poder. Ellos pueden leer las mentes.* Ellos saben lo que está en su corazón al escuchar sus pensamientos. Ellos usan sus deseos individuales y su orgullo como una atracción. Son sus deseos y su orgullo lo que lo tienta, no Dios el que permite que usted sea probado. Ellos son los agentes que los traen a la superficie para que usted pueda elegir evitar el mal. Ellos persistirán en su uso de sus deseos y afecciones para atraerle, hasta que usted escoja, sin ninguna duda en su mente, rechazar el mal; esta es la prueba.

* De los tres hombres que visitaron a Abraham, al menos dos eran ángeles: los mismos dos hombres fueron mandados a destruir Sodoma. En Job, el Señor le dijo a Satanás, “Todas sus posesiones están en tus manos, con la condición de que a él no le pongas la mano encima.” Satanás se fue y el fuego de Dios cayó del cielo, y quemó las ovejas y consumió a los criados; y he aquí que un fuerte viento vino del otro lado del desierto y golpeó las cuatro esquinas de la casa, la cual cayó sobre los jóvenes, y murieron. No desestime el poder de los ángeles caídos; leer las mentes es alguna de sus capacidades; primeramente el que está en vosotros [Cristo] es mayor que el que está en el mundo.  

Además de tentarle para hacer algo malo, las voces del otro lado son diferentes en espíritu: son son generalmente sarcásticas, amargas, condenadoras, provocadoras, duras, y le dejarán tratando de adivinar de qué están hablando; mientras que la voz del Señor es bondadosa, amable, pura, fácil de entender, fácil de aceptar, pacífica, completa, moralmente correcta, animadora — nunca con una gota de sarcasmo, amargura o condenación — nunca incompleta, dejándolo para adivinar lo que él quiere; en vez de eso sus palabras están llenas de amor — su espíritu de amor — porque él es Amor. También, él siempre será la misma voz.

Los seres del otro lado pueden intensificar los sentimientos sexuales a niveles que usted nunca ha experimentado en su vida, y lo hacen en un momento para tentarle y hacerle pensar que usted tiene una atracción irresistible por alguna persona o que usted tiene una necesidad irresistible; que usted debería seguir y cumplir esos sentimientos, lo cual haría que usted deshonrara su cuerpo en pecado. Ellos pueden hacer subir la temperatura. Al sólo entretener esos pensamientos concupiscentes (ellos oyen sus pensamientos), o sólo tocar a alguien, usted les da licencia de intensificar las sensaciones de su cuerpo; pero usted no tiene que rendirse a esos sentimientos. Son sentimientos asociativos para despertar las respuestas habituales del pasado; pero a pesar de estos sentimientos que a veces son irresistibles, estos pueden pasar también, sin que usted caiga en la tentación. Es difícil resistir, pero no es imposible. Como está escrito, no hay tentación que sea tan grande que no haya manera de evitarla.

ENTIENDA ESTO: Cuando usted está buscando a Dios, y usted comete un error mientras cree que está haciendo la voluntad de Dios, usted está automáticamente perdonado; usted cometió el error en la fe; no fue intencional; así que olvídelo, y siga adelante, no importa lo terrible que parezca. NO mire hacia atrás. Cristo lo ha cubierto. Ya no cuenta. Si usted falla, no está perdido — sólo atrasado. Simplemente laméntelo, sienta su debilidad/adicción, pida ayuda, y siga buscando.

Una cosa que él me hizo clara fue la siguiente: "aquel que practica el adulterio no puede ser mi discípulo; pero yo no juzgo a nadie que esté saliendo de una relación tal, a menos que no se arrepienta"; de manera que esto tiene que parar antes que usted pueda progresar. De la Palabra del Señor en el interior: "hay muy poco amor en el mundo hoy en día, y yo veo positivamente cualquier amor entre hombres y mujeres." ¿Recuerda la mujer en el pozo? Ella había tenido cinco maridos antes, y estaba viviendo con otro hombre sin estar casada. Pero Cristo la selecciónó a ella, le enseñó, y después la envió a testificar y a predicar al resto de la ciudad. Juan 4:5-30. Por lo tanto, obviamente él no estaba preocupado. Ella obviamente estaba en una relación seria. La fidelidad es lo importante, no un anillo; y no una ceremonia de un "predicador" o un magistrado civil — ninguno de los cuales tienen la autoridad de Él. Usted no le puede ser infiel a una persona y fiel a Dios. Por lo tanto los adultos que están viviendo juntos en una relación seria, o personas que se han divorciado y casado otra vez, no están viviendo en la inmoralidad sexual, por lo menos ante los ojos de Dios. Usted puede ser su discípulo si está viviendo junto con otra persona en una relación seria, pero asegúrese que el compromiso sea no sólo de parte de usted, sino también de su pareja, (una relación seria requiere que ambas personas estén comprometidas con la relación, no sólo una). Entienda que cuando usted ha madurado espiritualmente suficientemente como para hablar actuar de acuerdo a sus mandatos, su falta de un matrimonio públicamente reconocido podría ser una piedra de tropiezo para muchas personas, y por esa razón usted probablemente querrá eventualmente quitar esa piedra de tropiezo por amor a su prójimo. Usted probablemente puede casarse formalmente en cualquier momento que usted desee, o puede esperar hasta oírle a Él decirle que formalice su relación con un matrimonio legal ante los ojos del mundo. Los matrimonios de los primeros cuáqueros se realizaban durante sus reuniones, sin anillos y sin un hombre que los casara, lo cual usted puede leer en la carta de Jorge Fox #264. Cuando las reuniones de la verdadera fe sean establecidas otra vez, los matrimonios se realizarán de manera similar; hasta entonces, tal vez un juez de paz, o un empleado del condado, (no un sacerdote o predicador), es la mejor alternativa para formalizar una relación como matrimonio legal. 

La oposición de la oscuridad tambié puede controlar a otros alrededor suyo hasta llegar al punto en que ellos son irracionales más allá de toda su experiencia, tentándolo severamente a enojarse y airarse; pero recuerde que esto es hecho con el permiso de Dios y tiene el propósito de ayudarle a crecer en el perdón y el amor. Ellos pueden hacer subir la temperatura. Como dijo Jorge Fox: "cualquiera sea aquello a lo cual usted está adicto, el diablo vendrá a usted (vestido de otra persona), para ofrecerle lo que sea que usted desea". Personas que usted no ha visto por años de repente se aparecen, ofreciéndole una amistad renovada, distracción de su búsqueda de Dios, y tentación a seguir sus deseos, afecciones, y adicciones.

Reconozca que estas tentaciones le pueden ayudar a ser más fuerte. Cada vez que usted diga "no" se estará fortaleciendo. Yo, como también mucha gente que conozco, podemos recordar cuando, durante un tiempo en el que no buscamos a Dios, decidimos casarnos e hicimos la propuesta; inmediatamente después, dentro de unos minutos, sucedieron cosas más que extrañas. Yo no había visto a un antiguo amor por muchos años, y de repente ella se aparece en frente de mí en una línea para pagar en un restorán. Otra persona conocida y cercana relata como él le propuso a alguien, y entonces se subió en un elevador donde dos mujeres comenzaron a ponerle atención a él, aún rozando sus manos contra el pecho de él, cuando él nunca había experimentado tal atención en su vida. Ambos incidentes fueron más que coincidencias. Ambos decidimos fortalecer nuestra decisión de casarnos, en el momento en que éramos más capaces de resistir las distracciones. De manera que usted puede ver las tentaciones como una contribución a su caída, o como un fortalecimiento de su fibra moral, dependiendo de cómo usted responda a ellas. A medida que el alfarero maestro continúa moldeando su barro, eventualmente lo lleva a Él.

Toda palabra que usted oye al Señor hablarle a usted es Espíritu y le imparte la vida de Dios, a medida que las palabras que usted le oye a Él hablarle son implantadas en su corazón. Esas palabras son la vida de Dios, y la vida de Dios es Cristo; por lo tanto toda palabra que usted oye hace aumentar a Cristo dentro de usted; toda palabra que usted oye lo purifica un poco más. De la Palabra del Señor en el interior: "Cada palabra oída nos acerca más a estar protegidos." Eventualmente usted tiene tantas palabras implantadas en su corazón que Cristo puede protegerlo cuando usted está sometido a la tentación. Esto puede suceder mucho tiempo antes que usted alcance la perfección. El Señor me dijo: "la tentación debe llegar a ser un evento insignificante." Aunque yo no soy perfecto todavía, yo he experimentado lo que antes eran tentaciones severas ahora como eventos insignificantes. El Señor puso unas mujeres bellísimas en mi camino, quienes en mi pasado hubiera sido una lucha no comérmelas con los ojos o coquetear con ellas; pero simplemente conversamos brevemente, y yo me fui. Al repasar lo acontecido puedo ver que ni siquiera me había fijado en la belleza física de ellas; no hubo tentación; yo había sido cambiado drásticamente por la gracia del Señor. Por supuesto esto fue algo muy alentador y esperanzador, y comparto los detalles con usted para darle esperanza de que al esperar paciente y persistentemente al Señor en humildad silenciosa, usted también oirá suficientes palabras para ser implantadas en su corazón, de manera que lo que antes eran tentaciones desafiantes, lleguen a ser eventos insignificantes; las tentaciones desaparecerán. Por lo tanto mientras más tiempo usted pase esperando al Señor, más rápidamente usted llegará a ser libre. Aquellos de ustedes que están pegados en el lodo, esta es su solución.

El deseo por las cosas, las personas, y los placeres es una ilusión. No hay satisfacción duradera. Usted obtiene lo que quiere e inmediatamente comienza a querer algo más. Esta es la escuela en la tierra, donde se aprende del vacío que hay en los deseos por las posesiones, los placeres, el poder, las riquezas, etc. hasta que decidimos buscar la felicidad más allá de lo visible. Tal vez usted pueda identificarse con el gozo falso de la Navidad, después que se han abierto los regalos, después de la gran cena, después que la música se ha terminado, cuántas veces ustedes se ha sentido decepcionado, vacío, casi desesperado por otro estímulo, como ir a caminar, salir a dar un paseo, ir a visitar a alguien, tomarse un trago, cualquier cosa para llenar el vacío que apenas puede identificar. Porque el gozo mundano es pasajero, mientras que el gozo de Dios es permanente. De la carta 245 de Jorge Fox:

De manera que oigan su voz, cada uno de ustedes, la cual habla desde el cielo,
la cual estremece la tierra, y no solamente la tierra, sino también los cielos.
El cielo importa gozo: así todos los gozos falsos,
los gozos levantados, o los gozos exaltados, o los gozos en la gloria vana, o los gozos en el mundo,
de cualquier cosa o criatura externa, y hombres y mujeres;
su voz que habla desde el cielo estremece la tierra y los cielos;
y estas cosas deben ser estremecidas o quitadas, tanto de los cielos como de la tierra;
antes que aparezca aquello que nunca puede ser sacudido,
la semilla noble y real, elegida y preciosa, antes de la fundación del mundo.
Siendo herederos de él, vengan a heredarlo;
en él conocerán aquello que no puede ser sacudido,
y allí está el verdadero gozo, en aquello que es desde el siglo hasta el siglo,
quien es el comienzo y el fin;
aquí no hay ni levantados ni caídos en la desesperación.

Usted debe llegar a estar tan cansado de fallar, que el entretener la posibilidad de fallar en su mente se convierte en algo desagradable; tanto así que su deseo de considerar el mal es superado por su repugnancia a fallar. Gradualmente, después de un largo período, la respuesta asociativa se transforma de ser un estímulo a participar, a ser un estímulo a huir. Esto es como el oro que es refinado. Es calentado en el fuego hasta que las impurezas suben hacia la parte superior y son sacadas y tiradas. Entonces el oro es calentado otra vez hasta que más impurezas suben hacia la parte superior, las cuales se sacan y se tiran otra vez... y así vez tras vez. Hasta que finalmente sólo queda el oro puro. Purificación.

Cuando usted se da cuenta que sus pensamientos están siendo leídos, y cuando se da cuenta que está siendo observado, esto puede ser un poco alarmante. Usted se puede sentir como un pececito de color en una pecera, siendo observado. Cristo una vez me dijo: "lo que el hombre más teme es el ridículo en público". Esto es lo que obtenemos: ridículo en frente de un público que otros no oyen. Es difícil. Invade nuestra privacidad—nuestra privacidad privada. Es fácil llegar a estar resentido. Razone consigo mismo. Entienda que es parte del proceso. Usted se siente condenado pero Cristo no le condena; él permite esto como parte del proceso de purificación. Al final esto resulta en purificación y más confianza en Cristo. Es humillante. Usted se da cuenta lo sucio e insignificante que usted es. La disciplina puede llegar a ser un consuelo para usted, sabiendo que está como en una olla a presión, y son pocos los privilegiados que la llegan a experimentar. (Aunque ande en valle de sombra de muerte, no temeré mal alguno, porque tú estarás conmigo. Tu vara y tu cayado me infundirán aliento.) Sí, aún el dolor de la vara y el cayado puede ser tranquilizador: La persona saciada desprecia el panal, pero para la hambrienta [que está buscando] todo lo amargo [las tribulaciones y la disciplina] es dulce. Pro 27:7. Él seguirá dándole mensajes y ánimo durante el proceso para que usted no se sienta solo y abandonado. (Mis enemigos me rodean) Muchos salmos hablan acerca de ser rodeados de hombres poderosos, como abejas, con dardos de fuego, trampas, palabras impías, etc. Vea Salmos 17, 18, 23, 25, 31, 35, 38, 43, 44, 56, 64, 66, 71, 86, 88, 118, 120, 139, 141; las cuales son algunas de las muchas referencias de estos adversarios sobrenaturales.

Por vuestra firme y paciente perseverancia ganaréis la Vida verdadera de vuestras almas. Y cuando veáis a Jerusalén sitiada por ejércitos, sabed entonces que la desolación está cerca. Entonces, los que estén en Judea, huyan a los montes. Lucas 21:19-21 [huyan hacia Cristo, la roca, y confíen en Él; el azote eventualmente pasará].

Engaños

También hay muchas voces de engaño que se pueden oír mientras se está en silencio. Algunas serán voces de sus amigos y parientes. Algunas serán su propia voz. Recuerde, cuando tentaron a Jesús ellos torcieron las escrituras para tratar de convencerlo. Ellos le harán lo mismo a usted, pero no tendrá sentido. Si usted sigue su propio entendimiento básico del bien y el mal y las definiciones de moralidad en las escrituras, le irá bien. Algunos otros puntos para recordar:

1)  Jesús no hace preguntas; ese es el papel del tentador, comenzando en el jardín con Eva cuando le preguntó: "¿Es verdad que Dios les dijo que no comieran de ningún árbol del jardín?" Jorge Fox nos recordó en su Carta 212:

No dude, no desmaye, no cuestione;
porque Eva fue engañada por la serpiente, el cuestionador;

por lo tanto manténgase sobre él en el poder de Dios, y en eso está el reinado.
Y no crea en la serpiente, ni tome alimento de él,
sino que manténgase alejado de aquello que está en la caída;
porque aquello trae del Señor,
para alimentar de la comida del acusador y tentador, eso alimenta la incredulidad.
Y por lo tanto aférrese del Señor,
y aliméntese de aquello que viene de arriba, en lo cual se encuentra la vida;
y esto fortalece la fe que trae la victoria.

Una pregunta llama a una conclusión. Jesús, nuestro Maestro, nos da entendimiento y mandatos, no preguntas sin respuesta.

2) No sea engañado por ellos cuando usen su amor por Él: "¿Serías capaz de hacer 'esto' por mí?", cuando 'esto' es algo que es incorrecto de acuerdo a las escrituras. Yo conozco a alguien que tuvo una dolorosa visión de Jesús cayendo mientras cargaba la cruz, teniendo gran dificultad de levantarse para seguir caminando; y entonces ella oyó una voz que decía: "¿podrías hacer xxx para ayudarme?", pidiéndole que hiciera xxx, lo cual era moralmente incorrecto. De manera que ¿qué tan lejos irán ellos para engañarle? Lo malo es malo. Ellos leyeron los pensamientos de ella y sabían que había algo en ella que le hacía desear hacer algo así, de modo que ellos trataron de tenderle una trampa. Recuerde, Jesús no se ha hecho más moderno. Él no cambia con el tiempo o cuando cambia la moral de la sociedad. Él es el mismo ayer, hoy y mañana. Lo malo es malo — ayer, hoy y mañana.

3) Estos son engaños comunes basados en torcer las escrituras:

  • debido a que tengo fe en Cristo, estoy libre de la Ley del Pecado y la Muerte, y no se me culpa de pecado.
  • debido a que soy 'salvo' por gracia, tengo la justicia de Cristo, sin pecado, y soy libre para vivir como yo quiera.
  • debido a que soy 'salvo', no hay nada que yo pueda hacer para destituirme del favor de Dios.
  • debido a que soy 'salvo' por gracia, cualquier obra que yo haga, incluyendo el arrepentimiento, me pondrá bajo la Ley del Pecado y la Muerte.
  • debido a que estoy en la Luz, eso es el regreso de Cristo. Lo logré. No hay nada más que tenga que recibir (no es cierto).
  • debido a que todo lo que no se haga en fe es pecado, entonces cualquier cosa que se haga en fe no es pecado.
  • debido a que para el puro todas las cosas son puras, no hay mal para el puro — el pecado sólo está en los en los ojos del que lo mira.
  • debido a que el amor cubre una multitud de pecados, cualquier cosa que yo haga con amor no se cuenta como pecado.
  • debido a que Dios creó todo y dijo que era bueno, entonces cualquier droga que yo use es buena y no es pecado.

Todo lo mencionado anteriormente es error. Cualquiera que practique adulterio, inmoralidad sexual impureza, desenfreno, idolatría, hechicería, enemistades, pleitos, celos, ira, contiendas, disensiones, divisiones, envidia, homicidios, borracheras, orgías [fiestas] y cosas semejantes a éstas, de las cuales os advierto, como ya lo hice antes, que los que hacen tales cosas no heredarán el reino de Dios. Lo malo es malo. Cuando usted ha nacido verdaderamente de Dios, usted no hará ningunas de las obras de tinieblas mencionadas anteriormente.

4) Ellos apelarán a su orgullo al tentarlo a enseñar o predicar o testificar antes de que a usted se le haya dicho claramente lo que debe hacer y cuando debe hacerlo o antes que usted pueda hablar las palabras con la ayuda del Espíritu. ¡No lo haga! Esta es una prueba para ver si usted, como Nimrod, va a correr adelante de su guía en vez de seguirle. Usted no quiere oírle decir a usted, "quien pide esto de vuestras manos." Recuerde que solo debe responder a los mandatos completos de lo que debe hacer y cuando lo debe hacer, y, por supuesto, este mandato debe ser moralmente correcto. Ni siquiera use las palabras 'Jesús' o 'Dios' hasta que haya sido autorizado (a menos que usted esté en comunión* con otras personas de fe); esto es usar el nombre de Dios en vano. Si usted enseña antes de que se le diga claramente que enseñe, esto detendrá su progreso; esa es la razón por la cual todos los muchos miles de maestros y predicadores que han sido tocados por su espíritu nunca progresan a un estado de unión y al Reino. Cualquier persona que se llame a sí misma 'cristiana' sin estar bajo el control de Cristo en el habla y las acciones, está desparramando y es una piedra de tropiezo.

* La comunión no puede ocurrir a menos que usted tenga palabras proporcionadas por el Espíritu, que le diga qué debe decir.

La tentación más grande será corregir a las personas de las 'sectas deficientes' que profesan tener un fuerte amor por Dios, por medio de la fe en la Biblia. Como dijo Jorge Fox: "no trate de educar al sabio". Cristo dijo: "él no vino a llamar a los justos sino a pecadores". Él también dijo: "si tú dices que puedes ver, tu pecado permanece". Usted quiere ayudarles a ver su error; pero espere — espere hasta que tenga el poder de Dios en frente suyo, guiándolo hacia dónde debe ir y encadenando a su oyente para que tenga que oír. Algunos aún así rechazarán la verdad; pero ya habrán oído sus palabras de verdad, habladas claramente de su espíritu. El siguiente es un extracto de la carta de Jorge Fox, N ° 48.

Y nuevamente, les encargo a todos en la presencia del Dios viviente,
que no dejen que sus mentes se salgan para contender
con aquellos que no son de la verdad,
y en aquello que está fuera de la verdad,
    (la mente de cualquiera que no haya sido destruída está fuera de la verdad)
los cuales deben ser condenados con la verdad.
Porque esa mente se jactará y se levantará,
    (las palabras habladas de la mente carnal son del orgullo y la vanidad)
lo cual está fuera de la verdad y alcanza las cosas en la comprensión,
aunque no viva en ella, sino que es excluida de la luz, y no entrará en ella;
    (usted debe detenerse para poder entrar en el reino)
sino que es para condenación.
    (tales palabras acumulan condenación sobre el que las dice y esparcen a los oidores)
Y, por lo tanto, para ustedes éste es el consejo del Señor Dios de poder y paz,
para que en la paz ustedes puedan ser preservados para esperar
el espíritu de gracia, y de sabiduría, y de entendimiento.

     (cuando usted habla palabras del Espíritu)

Hay tres maneras en las que usted puede estar enseñando o predicando en error, corriendo más adelante de su guía:

  1. Ser involuntariamente llevado a una conversación acerca de Dios o Jesús con amigos o asociados, (de lo cual nos debemos arrepentir y debemos resolver no repetirlo).

  2. Ser engañado para pensar que el Señor le está ordenando obrar para Él, cuando es realmente el diablo, lo cual resulta en un retraso importante en su progreso, proporcional al daño espiritual que usted causa en sus oyentes cuando desparrama las ovejas, incluso posiblemente previniendo que ellas oigan el verdadero evangelio de alguien que después hable con el Espíritu. A menos que usted pueda distinguir entre la voz del Señor y la voz de la oposición, no haga nada excepto por arrepentirse como se le ordenó que hiciera. Vea Cómo beneficiarse del poder de Dios que produce cambio al esperar al Señor para obtener más detalles.

  3. Hablar deliberadamente con otros acerca de Dios o de Jesús. Eso es enseñar y predicar, lo cual es un error muy serio y peligroso para su vida. Hay algunos otros que son señalados a continuación, a quienes a veces es necesario hablar acerca de Jesús o de Dios:
    • hablar con un cónyuge que esté interesado(a),

    • un padre o madre que cumple su responsabilidad de enseñar valores morales a sus hijos, lo cual sería algo muy vacío sin incluír a Dios y Jesús en la discusión, (vea Enseñánole a sus hijos)

    • responder a las preguntas de nuestra familia inmediata, especialmente respuestas corteses a las preguntas de los padres. Después de responder brevemente a algunas preguntas, si hay más preguntas sinceras, a ellos se les debería dirigir a la página web para encontrar respuestas.

El mundo es Su jardín. Él es el que tiene el plan. Si no está bajo su control total, usted no puede ayudarle a Él; si intenta hacerlo sólo esparcirá más. Él me ha dicho: "Que nadie piense que no vemos y oímos todo." Él tiene todos los pensamientos, palabras y acciones de los hombres en su conciencia. Es su batalla. Espera hasta que usted esté totalmente entrenado; y entonces sólo haga precisamente o que él le diga que haga y cuando lo haga.

5) Ellos también le tentarán al insinuar lo que usted debe hacer, tentándolo a pensar que es el Señor probándolo para ver si usted está dispuesto a "avanzar por fe". Usted recibirá pedidos para hacer algo, los cuales serán incompletos, dejándolo a usted solo otra vez para llenar los espacios vacíos, tratando de entender exactamente lo que se le "dijo" a usted que hiciera. Esta no es la manera en la que Dios pide algo; sus pedidos serán claros en cuanto a exactamente lo que usted debe hacer y exactamente cuando hacerlo. Y si usted recibe instrucciones para hacer algo que no tiene sentido para usted, no lo haga, espere. Si es del Señor, el lo aclarará hasta que tenga perfecto sentido; si no, déjelo sin hacer, y olvídelo.

6) Usted recibirá muchas visiones del otro lado. Las visiones vendrán rápidamente cuando usted esté tratando de quedarse dormido. Las visiones de Cristo generalmente no son así. Trate de no estar tan cómodo que se quede dormido fácilmente; pero si usted se queda dormido, entonces es que probablemente necesita dormir. Si ellos no le pueden convencer a seguir una vaga visión, tratarán de mantener el cerebro trabajando para analizarla. Algunas de sus visiones serán crudas. Así que lo mejor que puede hacer es ignorarlas inmediatamente. Si no tienen ningún sentido inmediato, deshágase de ellas; no pase ni un segundo tratando de entenderlas. QUEDAMOS TAN MUERTOS DE SED EN EL DESIERTO QUE LLEGAMOS A ESTAR DESESPERADOS POR AGUA. BEBA CON CUIDADO, recuerde el ejército de Gedeón (beba solamente mientras esté alerta en cuanto al enemigo). Si usted analiza una visión, usted estará como mínimo desperdiciando el tiempo, pero el riesgo real es que usted llegue a la conclusión de que Dios desea que usted haga algo malo, lo que por supuesto nunca sucederá. Las visiones del Señor vienen con entendimiento inmediato, sin que se requiera análisis; ellas hablan directamente acerca de una condición en su corazón, la cual usted inmediatamente entenderá y conocerá. Ignore las instrucciones escritas que usted "lea" en una visión.

Algunas de sus visiones o sueños le enseñarán lo que sucederá en el futuro; para enseñarle que él, el que está hablando con usted, es un profeta. Pero no haga ningún esfuerzo para cumplir ninguna de las cosas que usted piensa que sucederán.

La voz de la oposición puede ser indistinguible de la voz del Señor. El enemigo pretenderá ser el Señor, siempre tentándolo a hacer algo malo que usted quiere hacer, o tentándolo a hacer algo que a usted se le ha dicho que no haga. Cuando el enemigo tenga éxito en tentarlo, entonces los mensajes que usted recibirá llegarán a ser más del 90%  del enemigo, y el Señor sólo repetirá sus advertencias y órdenes suavemente y muy infrecuentemente, las cuales serán contrarias a lo que usted estará haciendo; pero porque usted va a tener tantos mensajes más de parte del enemigo animándolo a continuar en el camino equivocado, será muy fácil pensar que los mensajes del Señor son del enemigo. El enemigo también habla con mensajes que son obviamente no del Señor, pero que critican o se quejan acerca de lo que usted está haciendo mal, convenciéndolo aun más de que usted está en lo correcto.

Generalmente somos convencidos por el enemigo de que estamos sirviendo al Señor en cualquier cosa que somos tentados a hacer antes que hayamos sido cambiados suficientemente para servirle a Él apropiadamente. Piense acerca de los millones de ministros y maestros en Babilonia que están enseñando errores flagrantes mientras están escuchando mensajes, los cuales ellos piensan que son del Señor, pero que están guiándolos a ellos y a sus oyentes por el camino de la destrucción. Suponga que usted piensa que se le ha dado un don de sanidad, un don de milagros, la autoridad para enseñar, etc., pero usted no es capaz de hablar las palabras del Espíritu que usted oye inmediatamente antes de hablar. Ahora usted realiza sus obras para el Señor, pero las únicas palabras que usted tiene son de su mente carnal; sus obras no pueden servir al Señor porque sus palabras son de la naturaleza de la muerte y no pueden alcanzar apropiadamente los corazones de sus oyentes. A menos que su mente carnal haya sido suficientemente destruida para que usted sólo tenga palabras del Espíritu, (sólo palabras del Espíritu), que usted oiga inmediatamente antes de hablar, usted no es apto para servir al Señor haciendo cualquier cosa que requiera palabras de explicación o darle crédito a Él; esta es una simpre prueba que usted puede usar para defenderse a sí mismo de ser tentado antes de que esté apropiadamente equipado para servir. Recuerde las enseñanzas de la Palabra del Señor en el interior: "Cuando tú hablas palabras de tí mismo, no importa lo que digas; las dices con el espíritu equivocado." Por lo tanto suponga que a usted se le dice que vaya a alguien y que le advierta acerca de lo que esa persona está haciendo; a menos que cuando usted llegue esté suficientemente en el Espíritu, (como Jorge Fox escribió acerca de hablar en una enseñanza anterior: "asegúrese que la luz esté encendida"), para oír las palabras exactas y las únicas palabras que debe hablar, incluso repitiendo palabras de Él que usted ha oído en el pasado, sus palabras serán habladas con el espíritu equivocado; no lo haga.

Yo le he preguntado al Señor por qué Él no es más firme al corregir a aquellos que han sido engañados y están yendo por un camino equivocado; la respuesta que yo recibí fue: "la cura es peor que la enfermedad." Aparentemente se nos deja que descubramos lentamente nuestros propios errores, recibiendo sólo recordatorios muy suaves e infrecuentes de parte de Él, porque sus correcciones firmes serían más dañinas para nuestro eventual progreso. Si usted ha sido engañado y ha ido por el camino equivocado por algún tiempo, es muy fácil llegar a amargarse o ofenderse porque no fue corregido; no se sienta así. Recuerde que el Señor es él mismo puro, perfecto, amable, bondadoso, sabio, y amor; y todo lo que Él hace o no hace es definitivamente para su beneficio. Si él nos corrigiera firmemente, tal vez nuestra confianza sufriría un serio golpe, o tal vez sólo caeríamos otra vez en una estrategia más sutil para ser tentados en el futuro.

Basado en el consejo de Edward Burrough, (haga clic para leerlo), un gigante de los primeros cuáqueros, no deberíamos hacer nada sino arrepentirnos hasta que podamos distinguir entre la voz del Señor y la voz del enemigo.

Yo he sido engañado varias veces, sufriendo retrasos largos en mi progreso. Las normas que vienen a continuación vienen a partir de la experiencia que tuve con mis fallas. Las normas son para protegerle de ser engañado. No tire la precaución al viento cuando oiga un mensaje que viola algunas de las normas que vienen a continuación, confiando que usted es una excepción porque piensa que el Señor le dijo que lo hiciera.Vendrá un tiempo cuando seremos capaces de distinguir entre la voz del Señor y la voz del enemigo; hasta entonces tenga precaución extra y rehuse violar cualquiera de las siguientes normas, que son dadas para guardarle de ser engañado por la oposición:

 

  1. Ignore todas las visiones que no vengan acompañadas de un entendimiento claro e inmediato. No trate de adivinar lo que significan.

  2. Si usted recibe un mensaje parcial, no trate de llenar los vacíos o de completarlo con lo mejor que se le ocurra. Si el mensaje es importante para usted, oirá el resto más adelante. No se preocupe, él le repetirá cualquier cosa que sea importante.

  3. Entienda que todos los seres espirituales, incluyendo los demonios, pueden leer sus pensamientos. Así es como ellos adaptan sus tentaciones a sus exactos deseos. Ellos pueden oír sus razonamientos, ellos pueden oír sus dudas, y entonces responden para aprovecharse de aún las dudas más pequeñas en la muralla de su determinación.

  4. Entienda que Dios permite que los demonios nos tienten a seguir nuestros propios deseos, para que ellos sean traídos a la superficie, ya sea para negarlos o para hacerlos crecer; o para caer, sufrir el dolor y eventualmente arrepentirse—con una pérdida de tiempo.

  5. No lleve a cabo ninguna instrucción que sea claramente definida como un pecado en la Biblia. No importa lo lógico que sea el razonamiento a violar las leyes morales, no lo haga. Entienda que Jesús es el mismo ayer, hoy, y para siempre—de modo que la piedad es la misma, por lo tanto el pecado es el mismo—nada ha cambiado, como está definido en la Biblia. Jesús no se ha hecho moderno, ni ha ajustado la moral al pensamiento convencional. La sociedad cambia, Jesús no. El pecado es pecado, y él nunca lo llevaría hacia ninguna cosa que la Biblia prohíbe.

  6. Nunca haga caso de la lógica de que si usted de alguna manera se rebaja, estará demostrando su humildad y la voluntad de aceptar un rol modesto. El Señor nunca le exigirá que se rebaje en una acto repulsivo o inmoral. Él revelará su falta de humildad, destruirá su orgullo, y producirá la humildad verdadera en usted; pero nunca por medio de rebajarse o de la inmoralidad.


  7. Si las instrucciones que ha recibido cambian de alguna manera que viola el entendimiento que usted tenía previamente, usted debe ignorar las nuevas instrucciones; si el Señor es el que está hablando, él lo guiará a entender, paso a paso, la razón por la cual cualquier cambio que él haga será totalmente lógico. Hasta que usted sea guiado con ese razonamiento paso a paso, ignore cualquier mandato que viole los mandatos y entendimientos previos. Usted recibirá muchos mensajes que violan un entendimiento o mandato previo de parte del Señor; y debido a que este cambio le permite hacer algo que usted realmente quiere hacer, usted podría ser fácilmente engañado; no lo sea

  8. De manera similar, si usted recibe una orden para alejarse de lo que ha estado haciendo, un mandato con una nueva dirección en su vida natural, a menos que haya un fundamento de mandatos previos que le hayan explicado la lógica y la necesidad de cambio en su dirección, ignórelo. Por ejemplo, suponga que usted recibe una ordenpara comprar algo, ir a algún lugar, ir a ver una película, cambiarse a otro lugar, cambiarse de trabajo, cambiar de cónyugue, etc., sin haber sido preparado previamente para entender la necesidad del cambio por venir, entonces ignórelo.

  9. Entienda que cualquier instrucción que usted reciba, que no tenga ningún sentido para usted, debe ser ignorada.

  10. Desatienda cualquier visión que reciba con un mensaje escrito. El Señor habla con una voz discernible, o con un conocimiento del entendimiento que es percibido inmediatamente—sin ninguna comunicación por escrito o por palabras que aparecen en visiones.

  11. Desatienda cualquier instrucción para ir a algún lugar, para hacer algo (excepto arrepentirse), o para decirle algo a alguien—a menos que a usted se le diga exactamente lo que debe hacer y cuando hacerlo. Si es importante, le será mostrado claramente.

  12. Entienda, usted será tentado a predicar, enseñar, o testificar mucho antes de que haya sido purificado—no sea engañado por esto. A menos que usted pueda oír en tiempo real de modo que sólo pueda pronunciar palabras que usted oye del Espíritu, usted no está listo para predicar. A menudo se le dice que llame a alguien por teléfono, o que lo vaya a ver, o que vaya a cierto lugar; a menos que usted haya recibido palabras de él, y sólo palabras de él, para pronunciar, sólo es una tentación para usar sus propias palabras cuando obedezca.

  13. Usted también será tentado a viajar, ir a vivir a una ciudad diferente, etc. Quédese donde está. A mí se me han dado instrucciones cientos de veces de que me vaya a vivir a varias ciudades, o de que viaje a varias ciudades—nunca con instrucciones claras acerca de la razón—y nunca tenía sentido. Estas tentaciones están todas relacionadas con su orgullo, que le hará pensar que usted está especialmente equipado para hacer algo para el Señor, mucho antes de que usted haya sido purificado y haya recibido un aumento importante de su Espíritu.

  14. Nunca obedezca ningún mandamiento que le haga endeudarse. No tenga deudas y no deba nada a nadie, excepto el amor los unos por los otros. Rom 13:8

  15. Ignore cualquier instrucción que sea dura, amarga, sarcástica, con lenguaje grosero, en una manera burlona, etc.

  16. Una repetición: El Señor sólo expone aquellos pecados que no estamos dispuestos a admitir, enfrentar, o aquellos de los que ni siquiera estamos concientes. Lo que nosotros lamentamos haber hecho en el pasado, Él ni siquiera mencionará por primera vez. El Señor nunca revisará nuestros pecados dos veces.

  17. Aparentes milagros, (señales engañosas), como se discute en la sección siguiente, no cancelan estas advertencias. Sólo están diseñados para confundirle para que piense que Dios está pidiéndole que haga algo equivocado.

  18. Cuando usted recibe un mandato que tiene sentido, que es honesto, que usted entienda, tal vez incluso haciéndole recordar algo que usted haya leído en la Biblia, este es el tiempo para hacer cualquier esfuerzo necesario para obedecer lo mejor que usted pueda. La oposición tratará de hacerle dudar que usted realmente lo haya oído de Dios, o que usted escuchó bien. No ponga en duda ningún mandamiento que sea moral con respecto a su conducta y/o conversación, obedézcalo.

  19. No haga preguntas, esperando una respuesta de o un no de parte de Dios. Él no responde, pero a los demonios les encanta jugar este juego; o su mente fabricará una respuesta. Dios nos enseña con el entendimiento; él no nos enseña con respuestas de sí o no.

  20. Entienda que cualquier cosa a la cual usted esté adicto, alguien aparecerá para ofrecerle más. No piense que Dios le está recompensando con una vacación de la justicia, es sólo una tentación que debe ser negada. Usted puede estar caminando y encontrar algo a lo cual usted ha sido adicto, literalmente en medio de su camino—no considere esto como un regalo de Dios—es sólo una tentación que debe ser negada, lo cual lo hará más fuerte.

  21. A usted se le dirán muchas mentiras: que usted es perfecto; que usted no tiene culpa; que usted es puro; que usted está listo para predicar. Como dijo la Palabra del Señor en el interior: "cuando tú seas perfecto, te será perfectamente claro."

  22. Usted oirá muchas palabras acerca de guerras y desastres, nunca completas, nunca con instrucciones acerca de qué hacer para prepararse para ellas; son sólo rumores para inquietarlo y hacer que se preocupe — o peor aún, para ser alejado de su confianza en el Señor que lo guía. Recuerde que sus mensajes edifican, el último es añadido a los previos; cualquier mensaje válido que requiera acción de su parte siempre tendrá un fundamento importante sobre los mensajes previos.

  23. La esperanza que se demora es tormento del corazón, pero el deseo cumplido es árbol de vida. Pro 13:12. El reino de los cielos es un reino de perseverancia. Para aquellos que están buscando como la prioridad más importante en sus vidas, esperando a Dios con una frecuencia y duración cada vez mayor, usted será sometido a muchas mentiras acerca de cuándo ciertos eventos en su vida espirtual y/o su vida física cambiarán; ignore todos los mensajes que definen ciertos tiempos para los eventos que usted espera. Estas mentiras de Satanás, cuando nos damos cuentas que son mentiras, defraudan nuestras esperanzas y entristecen nuestros corazones. El Señor debe quebrantar nuestros corazones antes de que Él pueda crear un nuevo corazón; el Señor debe destruir nuestro amor propio, someternos a vergüenza y pérdida antes de que Él arraigue y establezca el amor verdadero en nuestro corazón; Él convierte las mentiras de Satanás en un método para quebrantar nuestro corazón y nuestro amor propio. Esto es algo muy angustiante, pero a medida que pasa el tiempo, la angustia se hace cada vez menor. Cuando el deseo viene, particularmente el reino, entonces nos olvidamos del dolor del parto y celebramos al niño. De esta manera aprendemos paciencia y nuestra fe es aumentada, de lo cual la Palabra del Señor en el interior dijo: "de eso se trata todo." A pesar del severo dolor del viaje, todo está bien y termina bien. Como la Palabra del Señor en el interior me ha dicho: "Debes ser como la iglesia primitiva, quien por gozo inexpresable soportó hasta el fin."

Guía espiritual de Miguel de Molinos

Usted debe saber entonces que la tentación es su gran felicidad; de manera que mientras más le rodee, más debe usted regocijarse en la paz, en vez de estar triste, y agradecer a Dios por el favor. Él le favorece. En todas esas tentaciones y pensamientos odiosos el remedio que funciona es odiar esas cosas con una negligencia firme, porque nada aflige más al orgulloso diablo que el ser desairado y despreciado, como los son todas las otras cosas que él nos sugiere. Y por lo tanto, debemos permanecer lejos de él, como alguien a quien no percibimos, y tomar posesión de nuestra paz sin agitarnos, y sin multiplicar las razones y las respuestas; viendo que nada es más peligroso que entrar en razones con aquel que está listo para engañarnos.

Los santos, al llegar a la santidad, pasaron por este triste valle de tentaciones; y mientras más santos eran, más grandes las tentaciones que enfrentaban. No, después que los santos han alcanzado la santidad y la perfección, el Señor les permite que sean tentados con enérgicas tentaciones, para que su corona sea más grande, para que el espíritu de vanagloria sea vigilado o bloqueado para que no entre en ellos, y de esta manera mantenerlos seguros, humildes y preocupados por su condición.

No se enoje con la oposición; eso es lo que el diablo quiere. Porque cuando usted se enoja, usted ha caído hacia sus caminos. En vez del enojo, su arma más grande es ignorarlos completamente, lo cual ellos odian, porque los hace ineficaces.

No sea engañado por gente que tiene poder pero no la verdad

El poder sin la verdad es la manera como la iglesia de Babilonia fue establecida. No sea engañado por el poder en sí mismo. A menos que el poder sea acompañado por el verdadero evangelio, (la libertad de aún el deseo de pecarla unión con Cristo y con Dios, y ser trasladado al reino de Dios mientras todavía estamos en la tierra), por medio del arrepentimiento en la cruz interna de la negación propia que resulta en que Jesús viene a su corazón para destruir todo pecado, tal poder es del diablo y no de Dios. Hay muchos ministerios de sanación "cristianos" que tienen gran espectáculo, gran pompa, grandes palabras de vanidad, servicios ruidosos y escandalosos, pero usted los conocerá por los frutos que obviamente carecen: dominio propio, paz, amabilidad, humildad, etc. Uno de estos ministerios varios años atrás, (que todavía es altamente considerado por los Pentecostales), tenía un ministro que golpeaba a la gente en el estómago para sanarlos; él golpeó a un hombre tan fuertemente que murió, pero por supuesto el ministro entonces lo levantó de los muertos.

Se registró al Señor advirtiéndonos tres veces acerca de los profetas cristianos falsos, (ministros, evangelistas, maestros), que hacen milagros:

Y en Apocalipsis, se nos dice que los espíritus de demonios realizarían milagros. Apoc 16:14; y los demonios obran milagros a través de hombres que hacen un gran espectáculo del hecho de que son religiosos. Aunque los falsos profetas de Babilonia son muy difíciles de discernir, los elegidos no son engañados porque su amor de la verdad anula el que sean impresionados con demostraciones de poder acompañadas por mentiras.

Nunca acepte ninguna demostración de poder como necesariamente proveniente de Dios. Recuerde a Janes y Jambres, los magos egipcios, que echaron sus varas las cuales se transformaron en serpientes, y quienes convirtieron las aguas de Egipto en sangre. Los obradores de milagros del cristianismo, quienes predican el evangelio falso de la gracia instantánea como un permiso para excusar la continuación del pecado, obtienen su poder de Satanás. Sin embargo, el poder de Satanás no está limitado a los ministros cristianos falsos; también se demuestra frecuentemente en otras religiones.

Yo puedo dar testimonio de una terrible experiencia personal con un joven que conocí mendigando en las calles. Este individuo dijo que él no tenía un lugar para pasar la noche, así que yo lo invité a mi casa, donde fui testigo de varias demostraciones sobrenaturales de poder. Él había participado en Hare Krishna, la religión hindú, etc., y había adoptado un nombre hindú. Él creía que no había diferencia entre el bien y el mal. Aunque yo nunca lo había conocido antes, él me relató detalles de mi vida que ni siquiera mi esposa conocía. Cuando lo dejé en el segundo piso para que escuchara música, él hurgó entre mis más de cuarenta discos compactos y bajó con dos, los cuales me dio y me dijo correctamente cuál de mis hijos me había dado cada uno como regalo y me reprendió porque yo nunca los había tocado, lo cual también era correcto. Él también había tomado tres cosas de donde estaban los discos compactos y me dijo que eran recuerdos de la boda de mi hijo menor y que yo debería exponerlos orgullosamente para honrar el matrimonio de mi hijo en vez de guardarlos fuera de la vista; estaba en lo correcto con respecto a su origen. Hubieron otros eventos sobrenaturales que también habían ocurrido con él. Él sugirió que Dios me había creado para tener placer y que yo debería permitirme cualquier cosa que yo quisiera, incluyendo el adulterio; (esto fue antes de que yo fuera liberdo de la lujuria por las mujeres.) Cuando finalmente llegó la mañana, yo le dije que debía irse, y nos subimos en nuestro muy confiable automóvil. Encendí el automóvil y el motor se apagó dos segundos después. Miré por el espejo retrovisor y él estaba sentado directamente en el medio, mirando el interruptor de arranque y orando tanto que su rostro literalmente se había puesto del color rojo más fuerte que yo jamás había visto en un hombre. Tomé la llave otra vez y con fuerza encendí el vehículo y sostuve la llave con determinación; esta vez el automóvil se encendió y se mantuvo encendido, permitiéndonos completar la salida de este individuo. 

Señales falsas

Sepa que después, a medida que usted se acerque, usted será sujeto a muchas "señales y milagros falsos";2 Tes 2:9. Estas son "señales" sobrenaturales para engañarle a usted a creer que son de Dios. Esto está en las escrituras. Ellas le probarán para ver si usted está comprometido con la verdad. No considere las señales mencionadas a continuación como una lista completa; como dice Molinos: "los demonios, como crueles verdugos, tienen mil maneras de atormentar el alma y el cuerpo, crucificando al hombre completo por dentro y por fuera."

a) espere ocurrencias sobrenaturales como ruidos, sonidos como estallidos, visiones, brillantes luces eléctricas, etc.
(las visiones pueden ser escritas y dibujos en las alfombras, visiones en la pared, ellos pueden distorsionar sus ojos para que vea visiones en la naturaleza, algunos pueden tener visiones de demonios burlándose, hasta ridiculizando su fe — si no visualmente, definitivamente en forma vocal)

b) espere que ellos apliquen sensaciones corporales: calor, frío, congelamiento, quemaduras de piel, dolor, punzadas, agua, fuego, dardos, vibraciones, sensación de algo arrastrándose sobre usted, timbre repentino en los oídos, brincos en los latidos del corazón, latidos rápidos del corazón, estornudos. Estos pueden ser sentidos en cualquier parte del cuerpo, a menudo en las partes privadas. "Sobre todo, tomad el escudo de la fe, con que podáis apagar todos los dardos de fuego del maligno". Efesios 6:16

c) al principio de su espera en el Señor usted sentirá una presión extraña, la cual se siente como un juego de tira y afloja en su cabeza. Esto es sólo la manera en que la oposición trata de distraerlo de su silencio y enfoque en su esperanza de cambiar. Usted puede minimizar esta presión de la siguiente manera: 1) inclinar su cabeza, 2) cerrar su boca, y 3) con sus manos en la posición clásica de oración, haga que sus manos toquen su barbilla, labios y la punta de su nariz.

Sufrimiento — Tribulación (más adelante en el proceso de disciplina, ¡y la parte más difícil de la cruz!)

Cuando él considere que usted está listo, usted entrará en la tribulación. Esto es parte de la cruz, para destruir la naturaleza pecaminosa que está dentro de usted por medio del sufrimiento.
Esto produce paciencia, perdón, fe, misericordia, confianza, humildad, y aún esperanza; porque aún el dolor nos puede dar una seguridad de su amor:
"Aunque ande en valle de sombra de muerte, no temeré mal alguno, porque tú estarás conmigo. Tu vara y tu cayado me infundirán aliento."

Pero estrecha es la puerta y angosto el camino que conduce a la vida, y son pocos los que la encuentran. Mat 7:14 (La tribulación y el sufrimiento son presiones; a medida que usted se acerca a la puerta, la presión se intensifica).

Puesto que Cristo ha padecido en la carne por nosotros, armaos también vosotros con la misma mentalidad, porque el que ha padecido en la carne ha terminado con el pecado, para vivir el tiempo que le queda en la carne, no en las pasiones de los hombres, sino en la voluntad de Dios. 1 Pedro 4:1-2. La tribulación no es un día difícil en la oficina, un accidente vehicular, una muerte en la familia, un divorcio, o alguna dificultad natural; la tribulación es impuesta de manera inconfundible y sobrenatural. Algunos de ustedes están atribuyendo erróneamente eventos naturales como la pérdida de las llaves del vehículo a una tribulación impuesta de manera sobrenatural, cuando este sufrimiento no es ni siquiera trivial comparado con la verdadera tribulación. 

Para que este sufrimiento sea efectivo, usted debe comprender tres cosas:

  1. Este sufrimiento es impuesto sobrenaturalmente. No es una enfermedad natural. No se puede curar. No puede ser detenido con ninguna cosa que usted haga.
  2. A pesar de la aflicción en su cuerpo, esto no resultará en ningún daño—excepto a su naturaleza espiritual egoísta.
  3. Le complace a Dios que usted pase por el sufrimiento porque así usted está entregando su vida por él—el único sacrificio verdadero.

Comprendo que esto es extremadamente extraño y desconocido para la mayoría de los lectores. Pero recuerde, Jesús le dijo a Pedro: Simón, Simón, he aquí Satanás ha pedido teneros a todos, para zarandearos como a trigo. Todos ellos fueron entregados a Satanás para ser probados. A Satanás le será permitido probarle y sacudirle (un proceso lento), así como infligirle sufrimiento para probarle y desarrollar amor dentro de usted. Cuando usted pueda sufrir con la fe de que el sufrimiento es su cruz, pero en ningún caso tan doloroso como la cruz de Jesús; su dolor es mucho, mucho menos.

Cuando usted esté buscándolo como la prioridad más importante de su vida, acepte todo lo que le suceda de acuerdo a la voluntad de Dios, aún el sufrimiento; aunque como Él dijo: "Yo no soy el proveedor de maldad." Así como sucedió con Job, para nuestro ejemplo, Él permite que pasemos por tribulación y pruebas para desarrollar nuestra paciencia y perfección, pero Él no los conduce. Él ha dicho: "Yo no tomo consejo ni colaboro con el mal;" Él les da mandatos firmes para no exceder ciertos límites en sus aflicciones. No se ofenda con cualquier sufrimiento y aflicción que le venga. Con el tiempo, el sufrimiento también pasará a medida que usted hace lo mejor que pueda para sentarse y esperar.

Los mismos sufrimientos se van cumpliendo entre vuestros hermanos en todo el mundo. 1 Ped 5:9. Porque considero que los padecimientos del tiempo presente no son dignos de comparar con la gloria que pronto nos ha de ser revelada. Rom 8:18. Cristo en vosotros, la esperanza de gloria. Col 1:27

No temas en nada lo que vas a padecer. He aquí, el diablo echará a algunos de vosotros en la cárcel, para que seáis probados, y tendréis tribulación por diez días. Sé fiel hasta la muerte, y yo te daré la corona de la vida. Apoc 2:10

Con frecuencia Dios es acusado de crear el mal al crear al diablo. Esto es lo que dice Jorge Fox en su diario:

Los criticones alegaron que Dios había creado al diablo. Yo lo negué, y les dije: "Yo he venido al poder de Dios, la simiente Cristo, la cual existía antes que existiera el diablo, y que hirió su cabeza; y él se convirtió en el diablo al salirse de la verdad; y de esa manera se convirtió en un asesino y un destructor. De manera que yo les mostré que Dios no lo creó diablo; porque Dios es un Dios de verdad, quien hizo todas las cosas buenas, y las bendijo; pero Dios no bendijo al diablo. Y el diablo es malvado y era un mentiroso y un asesino desde el principio, y habló de sí mismo, y no de Dios".

El diablo se rebeló contra Dios. Mi esposa tuvo una visión de lo que sucedió después. Jesús está de pie en frente de Satanás. Jesús extendió su mano, llena de polvo, y dijo: "¿Ves este polvo, Satanás? Voy a hacer este polvo más grande que tú, y no hay nada que puedas hacer en cuanto a esto". El polvo somos nosotros. Él formó al hombre de la tierra. Él frustró los esfuerzos de Satanás para derrotarnos al usar su mal para producir algo bueno; para producir hijos de Dios que son más grandes que el poderoso arcángel caído. Satanás. Ahora usted está entrando el proceso por el cual el mal es usado para producir un hijo de Dios, formado del polvo, pero clonado con el Espíritu de Jesús.

En Hechos 14:22 Pablo confirma los ánimos de los discípulos, exhortándolos a que permanecieran en la fe y diciéndoles: Es necesario que a través de muchas tribulaciones entremos en el reino de Dios.  ¿De dónde piensa usted que vendrán estas tribulaciones? No de otros hombres, por lo menos no en esta era de tolerancia religiosa. La tribulación tiene que ser sobrenatural; varios sufrimientos y dificultades son vertidos desde arriba. Estas son las tribulaciones de los siete sellos (vea la nota de Apoc 5:1). Vea: Las referencias acerca de la tribulación en las escrituras, para entender mejor cómo la tribulación es parte de la cruz que debe ser experimentada por cada generación.

Recuerde que Jesús dijo:

Cualquiera que procure salvar su vida, la perderá; y cualquiera que la pierda, la conservará.
Os digo que en aquella noche estarán dos en una cama; el uno será tomado y el otro será dejado.   
Dos mujeres estarán moliendo juntas; la una será tomada, y la otra dejada.
Estarán dos en el campo; el uno será tomado, y el otro dejado.
Respondiendo le preguntaron: --¿Dónde, Señor?
Y él dijo: --Donde esté el cadáver, allí se juntarán los buitres. Luca 17:33-40

De manera que no se asuste y ni salga corriendo, tratando de salvar su vida. Confíe en Dios. Él es galardonador de los que le buscan diligentemente. Pero el Padre flagelos a todo el que recibe como hijo. porque es necesario para la purificación. Y Él usa los buitres o águilas, buitres celestiales, ángeles caídos, demonios, para hacerlo.

Primero, reconozca que ellos están restringidos por el Espíritu de Dios. Ellos no van a herirle gravemente o hacer algo totalmente extraño; yo se que esto es absolutamente cierto por experiencia propia. El ángel de Jehovah acampa en derredor de los que le temen, y los libra. Salmos 34:7. Y porque el que está en vosotros es mayor que el que está en el mundo.

Además de nuestra documentación, hay otros que han caminado por este sendero y lo han documentado. Miguel de Molinos (1640-1697), un sacerdote español que practicó el silencio interno para llegar a la unión con el Señor, quien fue a Roma donde se aseguró del apoyo del papa y muchos seguidores, después siendo condenado por la Inquisición Romana y torturado hasta la muerte, dejó su informe (presione aquí) para darle seguridad. Él era un también un colaborador importante para la Guía de verdadera paz, que se encuentra en este sitio web. El libro de Job también documenta sus persecuciones y está disponible con comentarios para que usted pueda leer y obtener consuelo.

Primero, antes del sufrimiento: Ellos tratarán de hacer que usted haga algo malo; como por ejemplo algo que usted acaba de pensar, al darle una "señal" en el momento preciso. Ellos quieren que usted piense que es Dios el que le está dando una señal para hacer algo malo. No caiga en la trampa. Lo malo es malo y nunca viene de Dios. Cuando ellos se den por vencido, sabiendo que usted reconoce que la señal viene de ellos, ellos usarán la misma señal para juzgar cada uno de sus pensamientos y condenarle cada vez que tenga un mal pensamiento, por sus señales (generalmente algo hecho a su cuerpo o ruidos de pequeños estallidos). O ellos usarán una 'señal' para tratar de evitar que usted haga algo correcto; ellos mienten, y cambian constantemente, para mantenerlo confundido; por lo tanto usted debe ignorarlo. De acuerdo con las escrituras, él es el "acusador de los hermanos." Apoc 12:10 No tenga resentimiento. Cualquier enojo o resentimiento solamente lo va a atrasar. Recuerde que Dios no le condena por estos pensamientos; él sabe que usted los tendrá hasta que usted haya acabado. Aunque usted se enoje con Dios repetidamente, él entiende y le perdona, siempre y cuando usted también siga arrepintiéndose. Y él está a cargo de su progreso, de manera que confíe que él continuará dándole su paz, misericordia, y gracia; él nunca las retira. Siéntase feliz cuando alcance aquello que pocos han alcanzado antes de usted. Este monitoreo de sus pensamientos y condenación continuará por bastante tiempo; pero no se desanime, eventualmente desaparecerán. Mientras más pronto los ignore, más pronto se alejarán de usted, por lo menos temporalmente.

Después que usted identifique un tipo de señal como maligna, un nuevo tipo de señal será usado para engañarle, y después otro, etc. Comparado con los milagros de Dios, estos son trucos baratos. No caiga en ellos. Ignórelos. Esto es difícil porque usted tiene tanta hambre de Dios, y usted querrá tanto creer que estas "señales y milagros" vienen de Dios. Él no se comunica de esta manera. En este caso lo que está obrando en contra suya es su propio orgullo. Su orgullo quiere hacerle creer que Dios finalmente ha comenzado a obrar milagros para usted y quiere apresurarse a obedecer las instrucciones, pistas, o asociaciones que los acompañan.

Lo siguiente es el sufrimiento: Cuando estas señales sobrenaturales se vuelvan dolorosas, lo cual sin duda sucederá tarde o temprano, regocíjese en que usted es digno de ser disciplinado y perseguido, ya que usted está compartiendo los sufrimientos de Cristo.

Amados, no os sorprendáis por las pruebas de fuego que arden entre vosotros para poneros a prueba, como si os aconteciera cosa extraña. Antes bien, gozaos a medida que participáis de las aflicciones de Cristo, para que también en la revelación de su gloria os gocéis con regocijo. 1 Pedro 4:12-13. Los mismos sufrimientos están siendo experimentados entre vuestros todo hermanos en el mundo. 1 Pedro 5:9

Porque considero que los padecimientos del tiempo presente no son dignos de comparar con la gloria que será revelada en nosotros. Rom 8:18

Hermanos míos, tenedlo por sumo gozo cuando os encontréis en diversas pruebas de cualquier clase o en diversas tentaciones, sabiendo que la prueba de vuestra fe produce paciencia. Pero que la paciencia tenga su obra completa para que seáis perfectos y cabales, no quedando atrás en nada. Santiago 1:2-4

De la Palabra del Señor en el interior:

Esto será un gran impacto. Aunque haya leído esto de antemano, aún así será un impacto. Usted estará enojado, lleno de dudas, desesperado por huir, tal vez con amargura. No hay donde ir. Ellos le seguirán donde usted vaya. Usted pensará que está siendo castigado por algo que ha hecho mal. Usted no podrá imaginar que Dios está permitiendo que usted pase por esto. Pero, al final, usted tiene que confiar en Dios. Usted tiene que recordar que él es el que está en control, no usted.

Bienaventurados los que son perseguidos por causa de la justicia, porque de ellos es el reino de los cielos. Mat 5:10

Después que comenzó el sufrimiento, durante mis "sesiones de quietud", yo tuve pensamientos y palabras terribles que pasaron por mi cabeza. Pensamientos tan malos como usted se pueda imaginar. Es fácil llegar a sentir amargura. A veces era doloroso darse cuenta que este tipo de cosas estaban dentro de mí, que estaba en agonía. Reconozca que hay una guerra que se lleva a cabo dentro de usted. El Espíritu de Cristo está batallando en contra de su espíritu, el espíritu de Satanás. Este espíritu dentro de usted será eventualmente destruido por Cristo durante su regreso a usted, pero hasta entonces, este espíritu probablemente echará maldiciones y le echará la culpa a Dios. Usted sentirá como si estos pensamientos fueran suyos; esto será muy angustiante; usted se sentirá como una persona imperdonable. El hecho que usted encuentre esta situación angustiante es prueba que usted no desea estos pensamientos; son parte de la guerra — nación contra nación. Siga lamentándose por su condición y sepa que Cristo no le condena por esto; él ganará la guerra; la guerra es de él. Recuerde que su sangre ha pagado por su lamentable estado, y él le redimirá al final. Yo dudo que usted pueda cometer la cantidad de errores graves que yo cometí mientras estaba en mi búsqueda. Pero Él siempre me perdonó, siempre me animó, y siempre me dio más. Después de un tiempo, la gracia destruyó la vasta mayoría de esos pensamientos en mi cabeza; pero esto requirió, y obró, paciencia.

Cuando tantos discípulos dejaron a Cristo después que él dijo que para tener vida eterna, ellos tenían que comer su carne y beber su sangre; el Señor les preguntó a los doce: "¿También ustedes quieren marcharse?" A lo cual Pedro respondió: "Señor, ¿a quién iremos? Tú tienes palabras de vida eterna. Y nosotros hemos creído, y sabemos que tú eres el Santo de Dios". Esa es la pregunta: usted se ha comprometido con Dios y ha llegado al sufrimiento; ¿a dónde más puede ir? ¿De vuelta a su vida antigua de pecados y placeres? ¿De vuelta a las sectas deficientes? No, ahora eso sería un pensamiento terrible. De manera que usted se abrocha el cinturón (ceñid vuestros lomos) y sigue adelante en el llamado de Dios con confianza y fe de que él sabe lo que está haciendo, aunque usted no lo entienda completamente. Esta es la cruz. Es difícil; pero comparada con la cruz de él, esto es un picnic.

El hombre primero debe ser quebrantado por Dios, antes de ser honrado. Es sólo cuando la persona es asediada por un enemigo sobrenatural, enviado por Dios, y que está indefenso para pelear en contra de él, que la persona descubre que fácilmente es resentido, airado, impaciente, dudoso [pérdida de fe], y profano. Bajo la presión de los adversarios, el hombre descubre la bestia débil, egoísta y airada que realmente es. Es un proceso de humillación necesario. Es un sufrimiento necesario. El hombre debe ver por un tiempo importante lo bajo que es, lo egoísta que es, lo profano que es, lo impío que es — y debe aprender esto para que nunca lo olvide. El hombre debe ser humillado, y es imposible que el hombre se humille a sí mismo voluntariamente; tales intentos voluntarios para humillarse a sí mismo sólo aumentan el orgullo del hombre. Sólo la mano de Dios puede humillar verdaderamente al hombre. Su única esperanza es descansar en la misericordia de Dios; no puede haber otro escape. Su único objetivo debe ser deshacerse de su yo egoísta, maldiciente, profano, odioso y resentido; de modo que cuando al fin sea quitado, él odie el mal de tal manera que nunca consideraría volver a su comportamiento egoísta otra vez.

El hombre debe ser quebrantado por Dios:

El corazón alegre hermosea la cara, pero por el dolor del corazón el espíritu se abate. Pro 15:13

Antes de ser quebrantado se enaltece el corazón del hombre, y antes de la honra está la humildad. Pro 18:12

La afrenta ha quebrantado mi corazón, y estoy acongojado. Esperé que alguien se compadeciera de mí, y no hubo quién. Busqué consoladores y no hallé ninguno. Sal 69:20

Mi mano hizo todas estas cosas; es así como todas estas cosas llegaron a existir, dice Jehovah. Pero a éste miraré con aprobación: al que es humilde y contrito de espíritu, y que tiembla ante mi palabra. Isa 66:2

Los sacrificios de Dios son el espíritu quebrantado. Al corazón quebrantado y contrito no desprecias tú, oh Dios. Sal 51:17

Pero Dios ha enervado mi corazón; el Todopoderoso me ha aterrado. Job 23:16

y entonces él lo acepta:

Cercano está Jehovah a los quebrantados de corazón; él salvará a los contritos de espíritu. Sal 34:18

Sana a los quebrantados de corazón y venda sus heridas. Sal 147:3

"El Espíritu del Señor está sobre mí, porque me ha ungido para anunciar el evangelio a los pobres; me ha enviado a sanar a los quebrantados de corazón, a proclamar libertad a los cautivos [del pecado] y vista a los ciegos, para liberar aquellos que están oprimidos [esclavos del pecado]." Lucas 4:18, Isa 61:1

Porque así ha dicho el Alto y Sublime, el que habita la eternidad y cuyo nombre es el Santo: "Yo habito en las alturas y en santidad; pero estoy con el de espíritu contrito y humillado, para vivificar el espíritu de los humildes y para vivificar el corazón de los contritos." Isa 57:15

Por lo tanto, considere el sufrimiento como necesario darse cuenta de tu esperanza:

Puesto que Cristo ha padecido en la carne por nosotros, armaos también vosotros con la misma mentalidad, porque el que ha padecido en la carne ha terminado con el pecado, para no vivir el tiempo que resta en la carne, conforme a las concupiscencias de los hombres, sino en la voluntad de Dios. 1 Pedro 4:1-2

(A continuación viene una explicación acerca de cómo el sufrimiento le ayuda a deshacerse del pecado:

Cuando Adán cayó en el jardín, (él había comido del árbol del conocimiento del bien y del mal), comenzó a pensar por sí mismo, a decidir lo que era bueno y malo; en vez de confiar en la guía de Dios, Adán comenzó a confiar en su propia mente, decidiendo por sí mismo lo que era bueno y lo que era malo. De allí en adelante los pensamientos y decisiones de las mentes de los hombres sus imaginaciones dirigieron sus vidas; pero la imaginación del hombre el impía la mente carnal del hombre es enemistad contra Dios e incapaz de someterse a la ley de Dios, Rom 8:7, y por lo tanto ellos deben ser eliminados por la crucifixión en la cruz interna de la negación propia renovados para llegar a ser la mente de Cristo

Cuando Dios permite que el dolor y el sufrimiento sean aplicado en nosotros, nuestras mentes carnales dicen "esto es ¡MALO!!!"; nuestro impulso es ofendernos y retroceder de eso. Sin embargo, si hemos sido preparados por el Señor para esperar el dolor y el sufrimiento como parte del camino para deshacernos del pecado, entonces por fe negamos nuestra mente. Nos sometemos a la voluntad de Dios por fe; de esta manera estamos viviendo por fe, en vez de por nuestra propia voluntad egoísta: "el justo (o recto) vivirá por la fe," Gal 3:11. Mientras más vivamos por la fe, menos viviremos por nuestra naturaleza pecaminosa y egoísta; hasta que finalmente esa naturaleza pecaminosa esté muerta, y nosotros vivimos completamente por fe

Después de que hemos negado persistentemente nuestro impulso de ofendernos y salir corriendo cuando estemos constreñimiento, más bien silenciosamente sometiéndonos al dolor y el sufrimiento, la sumisión a la voluntad de Dios es muy fácil en circunstancias normales. Nuestra fe ha sido probada; y se ha probado que somos dignos de confinza de que permaneceremos fieles a Él en toda circunstancia, lo cual es necesario antes de que estemos calificados para recibir el verdadero tesoro.)

Así que, hermanos, os ruego por las misericordias de Dios que presentéis vuestros cuerpos como sacrificio vivo, santo y aceptable para Dios, que es vuestro servicio y adoración. Rom 12:1

Si sufrimos, también reinaremos con él. 2 Tim 2:12

También todos los que quieran vivir piadosamente en Cristo Jesús serán perseguidos. 2 Tim 3:12

Porque el Señor disciplina [corrige, reprende] al que ama y flagelos a todo el que recibe como hijo. Si soportáis la disciplina, Dios os trata como a hijos. Porque, ¿qué hijo es aquel a quien su padre no disciplina? Pero si estáis sin la disciplina de la cual todos han sido participantes, entonces sois ilegítimos, y no hijos. Hebreos 12:6-8

Las marcas [la severidad] de los azotes purifican del mal, y los golpes purifican al corazón [del pecado]. Prov 20:30

En 1 Pedro 1:5-7, Pedro dijo: [Ustedes] que sois guardados por el poder de Dios mediante la fe, para la salvación preparada para ser revelada en el tiempo final. En esto os alegráis, a pesar de que por ahora, si es necesario, estéis afligidos momentáneamente por diversas pruebas, para que la prueba de vuestra fe--más preciosa que el oro que perece, aunque sea probado con fuego-- sea hallada digna de alabanza, gloria y honra en la revelación de Jesucristo.

Si alguno padece como cristiano, no se avergüence; más bien, glorifique a Dios en este nombre. Porque es tiempo de que el juicio comience por la casa de Dios. Y si primero comienza por nosotros, ¿cómo será el fin de aquellos que no obedecen al evangelio de Dios? Si el justo a duras penas se salva, ¿qué será del impío y del pecador? Por eso, los que sufren según la voluntad de Dios, que encomienden sus almas al fiel Creador, haciendo el bien. 1 Pedro 4:16-19

"La tribulación es un gran tesoro por el cual Dios honra a aquellos que son suyos en esta vida; por lo tanto los hombres malignos son necesarios para aquellos que son buenos; como también lo son los demonios mismos, quienes al afligirnos nos tratan de arruinar; pero en vez de hacernos mal, nos hacen el bien más grande que se pueda imaginar. Debe haber tribulación para hacer la vida del hombre aceptable a Dios; el no tenerla es como el cuerpo sin el alma, como el alma sin la gracia, la tierra sin el sol. Con el viento de la tribulación Dios separa, en el suelo del alma, la cizaña del trigo. Debiéramos sentir lástima por aquellas almas que no pueden encontrar en su corazón la capacidad de creer que la tribulación y el sufrimiento son las bendiciones más grandes". (de Miguel de Molinos)

Para obtener más escrituras que documentan como la tribulación se aplica a la cruz en todas las generaciones, vea: Las referencias de las escrituras con respecto a la tribulación.

Al momento, ninguna disciplina parece ser causa de gozo, sino de tristeza; pero después da fruto apacible de justicia a los que por medio de ella han sido ejercitados. Heb12:11

Si vosotros producís mucho fruto, mi Padre es honrado y glorificado, y ustedes muestran que son verdaderamente mis discípulos [verdaderos seguidores]. Juan 15:8
El fruto del Espíritu es: amor, gozo, paz, paciencia, amabilidad, bondad, fe, benignidad [o mansedumbre, o humildad ], y dominio propio. Gál 5:22-23

Los dardos de fuego son fastidiosos, pero no son severamente dolorosos. Los dardos nos han herido a mí y a mi esposa por años, a veces cuando estamos pensando algo malo, pero no están siempre limitados a esto: a veces solamente para exasperarnos.

Mi sufrimiento intenso duró por varios meses. Nadie podía ver lo que estaba sucediendo. Era privado. Yo todavía podía funcionar en la vida mientras esto estaba sucediendo. Era algo muy, muy fastidioso; no era dolor severo, pero constante y deprimente. Estuve afligido en mi interior, lo cual después supe que era
una experiencia común de David y fue mencionado por Jeremías, Isaías, y Lamentaciones. Yo estaba horrorizado; no lo entendía ni lo había esperado. En vez de regocijarme, yo pensé que había sido traicionado; no podía haber reaccionado de una manera peor. Pero a usted le irá mejor. El ser advertido es estar precavido; espere el sufrimiento. Regocíjese de que usted es digno de sufrir. Es necesario para la purificación y el desarrollo de la fe, paciencia, tolerancia y amor. Condenación con desprecio, pero aún así el dolor fastidioso duró por varios años.

Su único propósito es su purificación, enseñándole sus debilidades y probándole para ver si usted está comprometido con la verdad. Cuando el Señor confíe en usted, le dará más de su Espíritu Santo. Esta persecución puede llegar a un punto culminante de intensos sufrimientos y pruebas para ver si usted realmente está comprometido a no seguir el mal. Todos tenemos que ser probados. Pedro fue probado. Usted será probado. Yo fui probado sin tener mucho conocimiento, y fallé; pero porque yo estúpidamente creí que estaba haciendo la voluntad de Dios, fui perdonado. Y eventualmente fui probado otra vez. La última vez pasé la prueba; porque en el Camino de Santidad aún los necios no vagarán por él. Isa 35:8. Él me donó suficiente cantidad de su Espíritu para construir esta página internet bajo su supervisión; él está usando mis fallas para ayudarle a usted, y esto para mí es un gran honor y privilegio.

Todas las advertencias que le he dado son el resultado de mi aprendizaje como resultado de mis fallas, o por lo menos mis fallas parciales. A pesar de haber sido engañado por demasiados trucos del libro de las tinieblas, él nunca me falló; yo seguí volviendo, y él permaneció conmigo. El Señor nunca lo abandonará si usted permanece dedicado a él. Aunque usted se aleje, como una oveja perdida, el buen Pastor vendrá y le buscará y le llevará de vuelta para estar con Él. Lea el libro completo de Molinos para obtener consuelo adicional.

Porque considero que los padecimientos del tiempo presente no son dignos de comparar con la gloria que será revelada en nosotros. Estos sufrimientos son la parte más difícil de la cruz, pero nuevamente, tu vara y tu cayado me infundirán aliento.

¡Esforzaos y sed valientes! No tengáis temor ni os aterroricéis de ellos, porque Jehovah tu Dios va contigo. Él no te abandonará ni te desamparará. Deut 31:6

He aquí que la mano de Jehovah no se ha acortado para salvar, ni su oído se ha ensordecido para oír. Isa 59:1

No temas, porque yo estoy contigo. No tengas miedo, porque yo soy tu Dios. Te fortaleceré, y también te ayudaré. También te sustentaré con la diestra de mi justicia. Isa 41:10

La Recompensa Provisional

Porque los que son de Cristo Jesús han crucificado la carne [la naturaleza pecaminosa] con sus pasiones y deseos [concupiscencias y afectos]. Gál 5:24

Y sabemos que nuestro viejo hombre fue crucificado juntamente con él, para que el cuerpo del pecado sea destruido, a fin de que ya no seamos esclavos del pecado. Rom 6:6

Cuando usted haya sufrido por un tiempo en la crucificción y haya pasado la prueba (o pruebas), Cristo le dará más de su Espíritu. ¡Oh! ¡Día tan maravilloso! Para que nosotros, que primero hemos esperado en Cristo, seamos para la alabanza de su gloria. En él también vosotros, habiendo oído la palabra de verdad, el evangelio de vuestra salvación, y habiendo creído en él, fuisteis sellados con el Espíritu Santo que había sido prometido. Efe 1:12-13; si en verdad le habéis oído y habéis sido enseñados en él, así como la verdad está en Jesús. Efe 4:21. Así es como oímos las buenas nuevas de nuestra salvación para venir y recibir el Espíritu Santo de la promesa. Y no entristezcáis al Espíritu Santo de Dios en quien fuisteis sellados para el día de la redención. Efe 4:30. Es también quien nos ha sellado y ha puesto como garantía [cuota inicial] al Espíritu en nuestros corazones. 2 Cor 1:22. ¡Recuerde! El Espíritu Santo sólo es dado a los que le obedecen. Hechos 5:32.

Usted sabrá más allá de cualquier duda. Después de intensas pruebas, Él me dio las buenas nuevas: "tú ahora estás en Cristo", y: "hay una puerta abierta delante de ti que nadie puede cerrar." Usted verá el mundo de manera diferente. Verá a Cristo en todas las cosas. Todo se verá hermoso. Usted verá a Cristo en todas las personas. Usted querrá amar a todas las personas como ama a Cristo. Debido a este amor recibido, usted no tendrá temor de Dios, sólo de desilusionarlo. En el amor no hay temor, sino que el perfecto amor echa fuera el temor. Porque el temor es el miedo del castigo, y el que teme no ha sido perfeccionado en el amor. 1 Juan 4:18. Usted tendrá completa confianza y fe que Dios le llevará a la unión con Él en su Reino. Su fe será la certeza de lo que espera y la convicción de lo que usted no ve. Este entendimiento le dará paz. Usted será tentado a pensar que lo tiene todo. La oposición puede crear un Reino falso; todas las luces son doradas; todo se ve limpio y brillante a través de este filtro dorado; usted está rodeado de este campo falsificado que parece ayudar sus esfuerzos físicos; esto desapareció cuando dejé de notarlo, pero solamente después que él me dijo amablemente: "es solamente otra señal engañosa."

Los demonios lo felicitarán engañosamente por haber entrado en el Reino. Pero a este punto, usted no está en el reino; usted todavía está en la misma dimensión; usted todavía ve el mundo, sólo que lo ve un poco diferente. A mí se me dijo que estaba en el Reino; se me dijo que yo era uno con Cristo y con Dios; se me dijo que yo era perfecto, y sin culpa veinte veces. Pero pequeñas demostraciones frecuentes de ira, demostraciones frecuentes de pecado, y el hecho que mi mente todavía en funcionamiento — todo esto me mostró que yo no estaba en el Reino, que no era uno con Cristo, y no era perfecto. Esas mentiras están diseñadas para causarle la muerte; ya sea por la predicación o la enseñanza antes de ser autorizado y enviado, o al hacerle relajar sus esfuerzos para progresar. El Señor me ha dicho desde entonces que cuando yo sea perfecto "será muy claro." Y entrar en la vida nueva del reino es tan diferente, él ha dicho: "La nueva vida es tan radicalmente diferente como un hombre que ha vivido en un subterráneo toda su vida, y que de repente sale a la superficie para ver el sol, el cielo, las plantas, los animales, el viento, las estrellas." Gentil lector, no deje que una visión o una voz le convenza que usted es perfecto o que ha entrado en el reino por que el Señor también dijo: "aquellos que se han imaginado a sí mismos en el reino serán echados fuera."

La mayoría de su sufrimiento ha acabado, pero usted tendrá pequeños períodos de lo mismo para mantenerlo el camino correcto y para recordarle de las consecuencias de alejarse de él.

Hay mucho más, y usted debe morar en la Luz aún más mientras continua dando en cada oportunidad, exhibiendo su amor al dar a otros por medio del poderoso aumento de su fe. No se preocupe — usted tendrá la inclinación — simplemente sígala. Continúe su búsqueda. El Señor nos dijo: "muchos están tan felices de llegar a este estado; ellos piensan en cómo todo es tan maravilloso, y se relajan. Muchos mueren aquí". Usted no lo haga. Siga las órdenes. Mantenga aceite en su lámpara; permanezca en la luz. Usted está un 90% allí. Ya no es usted quien peca, sino el pecado que habita en usted, y este pecado disminuirá diariamente. Él se alejará de usted por períodos de sequedad. Esta sequedad nos enseña a caminar en amor, fe y verdad. Su Espíritu nunca nos deja, pero sí sus palabras de consuelo, solo por un corto tiempo; esto nos permite caminar sin estar tomados de su mano y nos prueba para ver si permaneceremos fieles, permaneciendo extraños a nuestra vida anterior de deseos y afectos, y continuando en el esfuerzo de entrar en el Reino. Recuerde, hasta el momento en que usted haya literalmente corrido a sus brazos, usted no ha recibido la perla de gran precio. Aunque la puerta abierta que nadie puede cerrar ha sido puesta delante de nosotros, todavía es nuestra responsabilidad seguir esforzándonos para entrar por la puerta hacia el Reino.

Pero, a estas alturas usted está definitivamente siendo guiado por el Espíritu, y ahora usted tiene las dos seguridades de salvación: 1) por medio de la ayuda del Espíritu, habiendo dado muerte a la naturaleza pecaminosa, y 2) habiendo terminado la mayor parte del sufrimiento, la disciplina y el azote de Dios. De manera que usted ahora tiene gran paz, sabiendo que la finalización de su salvación está asegurada con la llegada del Reino.

Entonces es cuando el Maestro interno destruye la mente carnal; la mente ansiosa, inquieta, dudosa, y falta de fe. Y a medida que esta mente es destruida, él edifica su fe y confianza, lo cual resulta en una gran paz; una paz que está más allá del entendimiento. Pero ésta no es la recompensa final. Él está preparándolo para sobrevivir el paso siguiente.

Si el justo a duras penas se salva, ¿qué será del impío y del pecador? 1 Ped 4:18

El Reino, el Regreso de Cristo y la Finalización de la Salvación

Pero acerca de los tiempos y de las ocasiones, hermanos, no tenéis necesidad de que os escriba.
Porque vosotros mismos sabéis perfectamente bien que el día del Señor vendrá como ladrón de noche [inesperadamente].
Cuando digan: "Paz y seguridad", entonces vendrá la destrucción de repente sobre ellos, como vienen los dolores sobre la mujer que da a luz; y de ninguna manera escaparán.
Pero vosotros, hermanos, no estáis en tinieblas, como para que aquel día os sorprenda como un ladrón.
Todos vosotros sois hijos de luz e hijos del día. No somos hijos de la noche ni de las tinieblas. 1 Tes 5:1-5


Cuando él abrió el séptimo sello, se hizo silencio en el cielo como por media hora. Apoc 8:1

El séptimo ángel tocó la trompeta. Y en el cielo se oyeron grandes voces que decían: "El reino del mundo ha venido a ser de nuestro Señor y de su Cristo. Él reinará por los siglos de los siglos." Apoc. 11:15

El séptimo ángel derramó su copa por el aire. Y salió una gran voz del santuario desde el trono, que decía: "¡Está hecho!" Apoc 16:17

!!Ah, cuán grande es aquel día! tanto, que no hay otro semejante a él; tiempo de angustia para Jacob; pero de ella será librado. Jer 30:7

Sí, Cristo es capaz de liberarnos de las seis dificultades,
y de la séptima dificultad, la perfección de la dificultad; él quien es la perfección misma,
por lo tanto él es el libertador y mediador, y el intercesor,
que hace la paz entre ustedes y Dios. J.F No. 279

Y el Señor ha prometido liberar a su pueblo de las seis dificultades,
sí, y de la séptima, la perfección de las dificultades;
y por lo tanto no piensen que el tiempo va a ser largo, y los sufrimientos largos,
porque el Señor no pondrá más sobre ustedes de lo que puedan soportar;
sí, sobre su pueblo fiel. J. F. 367

Esto es lo que Cristo vino a predicar: Arrepentíos, porque el reino de los cielos se ha acercado. Mire todas sus parábolas. La mayoría tienen que ver con el Reino de los Cielos. Esta es la perla escondida; no escondida en las escrituras, sino escondida en el entendimiento acerca de lo que significa. Antes de que Cristo sea revelado, el hombre de pecado es revelado, y les mostrará todo tipo de impiedad sobre la tierra; ésta es la abominación desoladora, que se encuentra en el templo de su corazón, donde no debería estar. Este es el fin del yo carnal, a medida que Cristo viene y destruye el residuo del espíritu de Satanás que está en usted por el brillo de su venida, por su aliento, y el esplendor de su venida, por su acto de herir la cabeza de Satanás bajo sus pies. El juicio final. El verdadero bautismo del Espíritu Santo: en la muerte de Cristo. El compartir su muerte. Jesús es resucitado en usted para que él sea su verdadero Señor. 2 Cor 4:14,Col 2:11-12, 3:1, Efe 2:6,Rom 8:11.

Del Diario de Jorge Fox:

Debemos tener comunión con Cristo en sus padecimientos; 1 Ped 4:12-13
si vamos a reinar con él, debemos sufrir con él; 2 Tim 2:12
si vamos a vivir con él, debemos morir con él; 2 Tim 2:11
y si morimos con él, debemos ser sepultados con él, Rom 6:4
y al ser sepultados con él en el verdadero bautismo, también seremos levantados con él. Col 2:12

Jorge Fox del Diario de Cambridge:

Si ustedes esperan en aquello que es puro en ustedes, ustedes podrán encontrar y ver, porque Dios les ha dado una medida de su espíritu, por el cual ustedes pueden comprender las cosas y ver los engaños. Ahora cuando la mente se sale de esa medida pura, la cual les permite ver los engaños, la simplicidad es atrapada, y Dios ya no está en los pensamientos de ustedes; en cambio, el hijo de perdición que está en ustedes se sienta en el templo de Dios, donde no debe sentarse. Con el nacimiento del Señor [en ustedes], este hijo de perdición es descubierto, y con el brillo de la venida del Señor [en ustedes], él es consumado; ese hombre de pecado es revelado [en ustedes], y así ustedes testificarán el cumplimiento de las escrituras. Pero ustedes deben esperar en aquello que es puro, lo que les mostrará cuando su mente se aleje en desobediencia, estableciendo los sacerdotes (externos) de Baal ante Dios, y aquello que provee una distracción en la mente donde ha habido una detención entre los dos (ustedes y Dios); porque todas las dificultades están afuera en el mundo, pero Cristo dijo "en mí tendrán paz perfecta." Esperen en Cristo y preocúpense que él esté en ustedes, (allí es donde ustedes esperan su venida). Manténganse enfocados en su interior, (manténganse buscando a Cristo dentro de ustedes), y no sigan las afirmaciones de he aquí que Cristo está aquí o he aquí Cristo está allá, que los distraen de la búsqueda exterior, ustedes tendrán paz en un corto tiempo. Después ustedes testificarán de Cristo, quien es la sustancia de los profetas y los apóstoles. Las escrituras son enseñadas en ustedes dentro de ustedes (por Cristo) para guiarles al Padre, el Señor Dios del cielo y de la tierra. Al esperar al Espíritu del Señor dentro de ustedes para guiar sus mentes, ustedes encontrarán su fortaleza renovada diariamente por el Espíritu que nos dio las escrituras. No hay confusión, sino paz perfecta. Por este Espíritu somos bautizados en un cuerpo, y este Espíritu es la unidad de los santos, quienes aunque estén ausentes en el cuerpo, están presentes en el Espíritu, y a todos se nos dio a beber de un mismo Espíritu. Este Espíritu circuncida y quita el cuerpo de pecado de ustedes, y ustedes son santificados por medio de su obediencia al Espíritu. Ustedes llegarán a testificar que las escrituras son puras y claras, ya que son sin mezcla [de las interpretaciones de los hombres], como los hombres santos que las poseían y nos las dieron. Así los hombres santos las poseen y nos las dan otra vez y las testifican otra vez.

Esto es el regreso de Cristo a usted que trae su Reino y la salvación. Esto es ver a su Salvador, ver a Dios. Esto resulta en Jesús resucitado en usted (de acuerdo con la terminología de hoy, una clonación espiritual), y el tener su Reino glorioso establecido en su corazón. El mundo como usted lo conoce se termina. Desaparece. Usted no lo verá otra vez. Usted entra en otra dimensión, y camina en la luz de Dios, no en la del sol ni la de la luna. Esto es Él y el Padre en comunión con usted. Usted no sólo es restaurado a la imagen de Dios, como lo estaban originalmente Adán y Eva, sino que usted es elevado más allá del estado de ellos, más allá de la tentación. Nosotros nos sentamos en Cristo para entrar en el reposo, para entrar en el reposo después de pelear contra nuestros enemigos; como el pueblo de Israel que entró en el reposo después de pelear y limpiar la tierra de los pueblos paganos que la rodeaban. Con la diferencia de que nuestros enemigos son espirituales: lujuria, ira, orgullo, egoísmo, envidia, codicia, avaricia, celos, mentiras, engaño, robos, inmoralidad sexual, lenguaje profano, y malos pensamientos, etc. La salvación es ser liberado del pecado y ser protegidos del mal, santificados de nuestros enemigos de pecado; para nunca caer en la tentación otra vez.

Para concedernos que,
una vez rescatados de las manos de los enemigos,
le sirvamos sin temor, en santidad y en justicia delante de él todos nuestros días. Lucas 1:74-5

Usted entrará en el reposo, para dejar todas sus labores, para caminar en el espíritu, bajo el poder y la inspiración del Padre, por medio de Cristo, con quien ustedes se han unido; esta es la iglesia pura, santificada, lavada con el agua de la palabra, en la cena de las bodas. Esto es tener a Cristo como su Rey para siempre. Esto es ser un sacerdote de Dios para siempre y estar a su lado mientras le adora. Esto es adorarle en espíritu y en verdad. Esto es amar a Dios y ser amado por Él. Esto es ser trasladado al paraíso mientras todavía se vive en la tierra — entrar a otra dimensión de vista, conciencia y conocimiento. Ser santificado, separado, protegido. Esto es paz eterna y gozo. Este es el premio de la creación; usted es la corona de gloria de Dios. Este es el paso final en la creación. Esta es la razón por la cual el mundo fue creado. Este es el propósito de la vida. Esto es más de lo que usted había esperado, y usted será sobrecogido aún más. Esto es vencer el mal. Esto es ganar la guerra. Esto es llegar a ser uno con Cristo y con el Padre. Esto es convertirse en su agente en la tierra, un soldado bajo su mandato directo, teniéndolo a Él y a su poder como guía. Esto es cuando usted ya no vive sino que Cristo vive en usted. Usted ha perdido su vida y ha encontrado la VIDA. Una vez que usted entra en el reino, hay aún más para recompensar a lograr; vea la nota a Gálatas 5:24 para los detalles.

Él nos ha librado de la autoridad de las tinieblas
y nos ha trasladado al reino de su Hijo amado.
Col 1:13


2000 años atrás Jesús dijo: De cierto os digo que hay algunos que están aquí,
que no probarán la muerte hasta que hayan visto al Hijo del Hombre viniendo en su reino.

Mat 16:27-8, Mar 9:1, Luc 9:26-7


 


Arriba | Quienes Somos | Inicio